El Libro de los Jueces. Capítulo 3 Una prueba de valor

Habiendo acusado a las tribus de la negligencia pecaminosa por no arrojar a los pueblos paganos de Canaán, el autor profético ve ahora un propósito divino en la situación y revela que estas naciones proveerían una prueba de valor y de fidelidad para la nueva generación. Los dos versículos (Jueces 3:4-5) resumen toda la introducción al libro: Israel vivió entre los cananeos (Jueces 1:1–2:5) y sirvió a sus dioses (Jueces 2:6–3:6). Los matrimonios con los cananeos, que aquí se mencionan por primera vez, fue algo que había prohibido explícitamente el Señor (Deuteronomio 7:3).

Jueces 3:1-6.  “Las guerras de Canaán” (v. 1) son las guerras de conquista que describe el libro de Josué. El Señor quería probar a la siguiente generación, dándole también la experiencia de la guerra contra los cananeos. 

Los filisteos, de cuyo nombre se derivó el de Palestina, eran una nación emigrada del mar de egeo, del área del delta de Egipto y de Asia Menor (la moderna Turquía) vía Creta, llegando alrededor de 1250 a.C. y 1150 a.C. Establecieron un Estado de cinco ciudades, centrado en lo que es ahora la Franja de Gaza en el sudoeste de Palestina, pero extendiéndose más allá. Los sidonios son los fenicios, cuya ciudad principal en ese tiempo era Sidón. La identidad de los heveos es desconocida. El monte Baal-hermón hasta llegar a Hamat se refiere a la región montañosa al oriente de la línea principal del Líbano (hacia Damasco).

Esta es la lista tradicional (v. 5) de las naciones que vivieron en Canaán antes de la ocupación israelita (Éxodo 3:8, 17; 23:23). La consecuencia de los matrimonios con aquellos pueblos fue que los hijos de Israel cayeron en la idolatría. El Nuevo Testamento reitera el mandamiento de evitar la unión con los incrédulos. 2 Corintios 6:14-18 dice: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?”

Jueces 3:7-11. Otoniel 

El autor empieza ahora a darnos, en orden, las carreras de varios jueces que el Señor levantó (Jueces 2:16). El primero, Otoniel, es una figura modelo en diferentes maneras. Perteneció a un clan que tenía conexiones cercanas con Judá, la tribu dirigente (Jueces 1:13). Aún más, él ya se había distinguido en batalla y había ganado a la hija de Caleb como su esposa (Jueces 1:11–15). ¡Nada de matrimonio con cananeas para él (Jueces 3:6)!.

La carrera de Otoniel siguió el modelo bosquejado en Jueces 2:11–19 pero con dos detalles añadidos: 

  • el clamor de Israel (Jueces 3:9) y 
  • su dotación con el Espíritu (Jueces 3:10). 

Otoniel fue designado como el libertador escogido de Dios mediante un don de poder especial que le fue dado por Dios a través de su Espíritu. Otoniel, el primer juez, ejemplifica los rasgos esenciales de la judicatura. Las carreras de los siguientes jueces representan variaciones de este modelo básico.

“Las imagines de Asera” (v. 7) eran el equivalente de las “astartes”. Diosa cananea del amor sensual y la fertilidad, así como la guerra. Es la misma que los caldeos adoraban como Istar.  

 “Los entregó en manos de Cusan-risataim, rey de Mesopotamia.” (v. 8). Cusán significa “de doble maldad”. Era probablemente un nombre acuñado para el tirano por sus víctimas. Se desconoce su identidad real.  “Cusán” se usa en Habacuc 3:7 paralelamente a Madián. Algunos opinan que la segunda parte de este nombre compuesto “risataim” designaba un lugar o una región, mientras que otros lo traducen “doble iniquidad o doblemente impío”. 

El cruel “rey de Mesopotamia”, el cual fue hecho señor de Israel, los oprimió grandemente. Mesopotamia es el territorio entre los ríos Tigris y Eufrates, y fue también región de Asiria y Babilonia. Algunos eruditos piensan que el nombre se ha distorsionado hasta no ser reconocible. 

Rey de Mesopotamia, literalmente “Aram-naharaim” es decir “Aram de los dos ríos”. Dice el comentario de la Edición de Estudio de la Reina-Valera 1995: “Como la alta Mesopotamia se encuentra demasiado lejos del territorio designado a la tribu de Judá, algunos piensan que debe decir Edom en lugar de Aram.” Pero la identificación de “los dos ríos” todavía no haya sido resuelta. (Oscar Fabrega (PLQHQ) “Eran principalmente pastores trashumantes y se recorrían la zona en busca de tierras de pasto. Claro, era normal que se sintiesen atraídos por las ricas zonas fértiles del valle del Éufrates, y a partir del siglo XII a.C. comenzaron a sucederse diferentes desplazamientos migratorios desde el desierto Sirio.”)

¿Cuáles son los “dos ríos”? En Mesopotamia son los ríos Éufrates y Tigris pero, más razonable, los dos ríos son  los ríos Abaná y Fafar (2 Reyes 5:12) alrededor de Damasco.

Aquí tenemos la tercera parte del ciclo de este libro en el v. 9 – Súplica (v. 7 – Pecado, v. 8 – Servidumbre). Los judíos actuaron como esclavos, y por eso Dios los “vendió” como esclavos. Después de la rebelión y de un gobernador represivo, el pueblo de Dios clamó a Él y se arrepintió. Cuando el Señor escuchó su clamor, levantó a Otoniel, el primer juez, quién los liberó del yugo del enemigo. Otoniel, cuyo nombre significa “Dios poderoso”, manifestó el gran poder del Señor al derrotar al enemigo. 

 “Y reposó la tierra cuarenta años; y murió Otoniel hijo de Cenaz”. Así Cusan-risataim tuvo que salir del territorio de Judá y volver a su propia tierra. Antes de morir, Otoniel le dio a la tierra un reposo de cuarenta años.

Lecciones de la vida de Otoniel

A través de la vida de Otoniel vemos los frutos de la justicia: 

  • Jueces 3:10 indica que fue un jefe carismático, que restauró el orden y la autoridad.
  • Después, debido a su valentía, fue nombrado gobernador sobre el pueblo de Dios y buscó el bien de ellos, trayéndoles liberación.
  • Así pues, la vida de Otoniel nos inspira a ser honorables.

Jueces 3:12-30. Aod (Ehud) libera a Israel de Moab, Amón y Amalec. 

Aunque los judíos disfrutaron de un largo periodo de reposo (40 años), volvieron a alejarse de los caminos del Señor. Como resultado, el Señor (nótese que fue el Señor) fortaleció a Eglón, rey de Moab, para ir contra Israel. Era un pequeño Estado al oriente del mar Muerto (dentro de lo que es ahora Jordania). Los moabitas (y los amonitas; v. 13) eran descendientes de Lot, el sobrino de Abraham (Génesis 12:5; 19:30-36). Amón se encontraba directamente al nordeste de Moab. Los amalecitas eran una tribu nómada del sur de Canaán y la parte norte de la península arábiga. Fueron los primeros enemigos que los israelitas encontraron después de dejar Egipto (Éxodo 17:8–16). 

Si bien el modelo básico es el mismo como para Otoniel, Aod es una figura bastante diferente. Era de la tribu de Benjamín (v. 15), que recibió solamente comentario negativo en Jueces 1:21. Era zurdo (Jueces 3:15) y usó de un engaño astuto para asesinar al tirano Eglon (vs. 16–25) antes de entrar en batalla abierta (vs. 26–29). No obstante, sus acciones fueron dirigidas providencialmente por el Señor.

Eglon significa “buey grueso” en Hebreo. El rey Eglón de Moab (v. 13) unió fuerzas con los amalecitas y los amonitas y asoló a los israelitas, quitándoles la ciudad “de las palmeras”. La ciudad de las palmeras es el nombre común de Jericó. Había sido reconstruida por los israelitas, pero no había sido fortificada debido a la maldición que Josué pronunció sobre ella en Josué 6:26. 

La ciudad de Jericó fue fácilmente tomada por Eglón, rey de los moabitas, junto con sus aliados. Los amalecitas eran los descendientes de Amalec, el nieto de Esaú, Génesis 36:12. Ellos eran los que Dios había dicho que debían ser borrados de debajo del cielo (Deuteronomio 25:17-19) (Sus territorios son hoy parte del reino de Jordania.).

Los invasores atacaron desde el oriente, cruzando el Jordán y tomando Jericó (v. 13) a 8 km. del río. “Y sirvieron los hijos de Israel a Eglón rey de los moabitas dieciocho años.” (v. 14). Durante estos años las fuerzas de Israel fueron socavadas por sus enemigos. Ahora se reanuda el ciclo espiritual por el que se conoce el libro de Jueces. Su rebelión es seguida de arrepentimiento. Después de dieciocho años de esclavitud bajo los moabitas, los hijos de Israel se arrepintieron y clamaron al Señor (v. 15). El Señor levantó a Aod, el segundo juez y libertador, para liberar a los israelitas de la opresión moabita. 

El hecho de que Aod fuera de la tribu de Benjamín (al sur) y que Aod más tarde reuniera a Israel en el monte Efraín (al norte) sugiere que el rey de Moab había subyugado virtualmente a toda la nación y territorio de Israel. 

“Benjamín” significa “hijo de la mano derecha” (en el sentido de hijo preferido o heredero), y la expresión traducida “zurdo” es literalmente “impedido de la mano derecha”. ¡El libertador, de la tribu del “hijo de la mano derecha”, es “impedido” de la mano derecha! Con este juego de palabras el autor introduce una serie de referencias a la mano. Así llama la atención a que Jehová dio la liberación mediante lo que en esa sociedad se consideraba una debilidad o defecto: el ser zurdo (sobre el poder de la mano derecha Éxodo 15:6, 12). ¿Era incapaz de usar su mano derecha porque estaba lisiado? Según Jueces 20:15-16, muchos de los hombres de guerra de los de Benjamín eran zurdos. ¿Significa que eran ambidiestros? 

Los juegos de palabras continúan: con Aod los israelitas enviaron «un presente» a Eglón (3:15). En el plano superficial, esta oración solamente significa que Aod encabezó la delegación que llevó un presente. Un presente, (¿regalo o un tributo?) que los israelitas enviaron al rey de Moab evidentemente fue de grandes proporciones. Se requirió de varios hombres para llevarlo. Sin embargo, había otro “regalo” muy distinto que Aod entregaría en su mano (v. 21).

Aod se hizo un puñal de dos filos (v.16. Un codo de largo, unos 45 cm.),  y lo escondió bajo sus vestidos en su muslo derecho. Este era un lugar poco habitual para esconder un puñal. ¿Aod estaba siendo guiado aquí por el Señor para acabar con el rey? Después de haber entregado el presente, se fueron de la presencia del rey y ahora estaban regresando a su casa.

Este lugar traducido como “ídolos” (v. 19) era en realidad el lugar de imágenes talladas o piedras esculpidas con los rasgos del rey Eglón para delimitar la frontera de su dominio o residencia. Este lugar estaba cerca de Gilgal, que estaba apenas a un par de kilómetros de Jericó. Aod tuvo la oportunidad de tener acceso fácil al rey, ya que apenas había terminado la primera visita y probablemente el rey todavía estaba contemplando el tributo. El rey estaba en un estado de falsa seguridad, y despidió a sus guardaespaldas.

Cuando el rey Eglón estaba sentado solo en su sala de verano, Aod le dijo que tenía un mensaje de Dios para el rey, y cuando el rey se levantó de su silla para escuchar el mensaje, Aod metió el puñal en su vientre (vs. 20-21). Como Eglón era un hombre muy gordo, Aod no tuvo ningún problema en meter ese puñal profundamente en las capas de grasa de su abdomen. El puñal fue firmemente plantado en el abdomen del rey. Como dice otra traducción de este mismo pasaje, el rey no pudo sacar el puñal de su cuerpo. Aod escapó hacia una pequeña ciudad del territorio de Efraín, llamada Seirat (vs. 24-26).

Jueces 3:27-30. Es significativo que cuando el mensajero del Señor camina en obediencia a Su voluntad, entonces el Señor también se mueve en el corazón de las personas y les da un corazón dispuesto a seguir y a obedecer los mandatos del líder que Él ha escogido. Aod, el ungido del Señor, hizo la valiente declaración a los hijos de Israel de que Dios había entregado a sus enemigos en sus manos (v. 28).

Ahora, con el cambio de acontecimientos, el Señor estaba luchando por Su propio pueblo para que la fuerza y el valor de los guerreros se apartaran de los moabitas. Ellos huyeron, buscando refugio en su propia tierra, al otro lado del Jordán. Sin embargo, el Señor no les permitió escapar.

Lecciones de la vida de Aod

  • Aod estaba listo y presto para hacer la voluntad de Dios. 
  • El hecho de que estaba aparentemente lisiado nos muestra que Dios puede usarnos a pesar de todos nuestros ¿impedimentos? físicos. 
  • Aod fue considerado como digno de gran honor como “salvador” de Israel, pero no hace mención alguna del Espíritu en su vida. 
  • Semejante acto de traición y de violencia sería normalmente de condenar. Por el hecho que el rey moabita se había comportado de una forma malvada con los israelitas su muerte fue, a la vez, el pago a sus malvadas acciones.

Dios totalmente le dio la vuelta a las cosas. Mientras que antes Israel había sido siervo de Moab, los moabitas ahora se convirtieron en los siervos de Israel. Después de que los israelitas subyugaron a Moab, disfrutaron ochenta años de reposo y paz en la tierra. Este periodo de ochenta años de reposo fue el periodo más largo sin guerra en la historia de Israel. La historia concluye con una alusión más a la “mano” (Jueces 3:30). 

Jueces 3:31. Samgar libera de los filisteos 

Hay varias similitudes entre las historias de Aod y Samgar: 

(1) ambos libran a Israel del opresor 

(2) a través de una acción individual espectacular y 

(3) un medio inesperado. 

Samgar es un héroe más extraño aunque Aod. Posiblemente no era ni siquiera un israelita, porque “Samgar” no es típicamente hebreo y “Anat” era una de las diosas cananeas. Albright ha señalado que Anat era a la vez la hermana “virgen” de Baal y también su consorte, a veces representada en forma de vaca.  “Hijo de Anat” probablemente aquí significa “un hombre como Anat”, o sea, “un guerrero” un miembro de la clase militar (Comentario Bíblico Mundo Hispano). Sin embargo, la frase podría significar que era un nativo de la ciudad llamada “Bet-anot”, que se hallaba en el sur de Israel (Josué 15:59), lo cual concuerda con sus hazañas contra los filisteos.

Es una forma tan poco convencional de pelear con una aguijada de buey, palo largo aguzado, o con punta metálica, que se usaba para azuzar a los bueyes. El hecho de que Aod haya fabricado su propio cuchillo, que Samgar haya utilizado una aguijada y Sansón haya empleado una quijada de asno como arma, puede indicar que los filisteos ya estaban aplicando su política con los pueblos súbditos de no permitirles ni armas ni instrumentos de metal (I Samuel 13:19-22). En estas circunstancias el Señor, siempre fiel, usó medios extraordinarios para salvarlos, aunque sólo temporalmente. Como no se menciona que la paz haya sido restaurada (3:30 y 5:31), probablemente la victoria de Samgar fue aislada, pero de todas maneras significativa. La victoria no depende del arma, sino del poder divino.

[Nota: “aguijada” En Eclesiastés 12:11 se usa en sentido metafórico. El “aguijón* de Hechos 9:5 y 26:14 era una aguijada. Algunos opinan que Samgar mató a los filisteos uno por uno a través de un período de tiempo. Otros han sugerido que Samgar era un marinero y el nombre de su barco era “La aguijada” por eso representa batallas marítimas contra los filisteos.]

No se menciona opresión, apostasía ni clamor. Quizás los filisteos solo amenazaron a los israelitas. Samgar viviría durante el reposo iniciado por Aod (Ehud) en el sur de Israel (Jueces 3:30) y la opresión por Jabín en el norte (Jueces 5:6). Posiblemente la llegada de los filisteos en números grandes a Canaán no había sucedido todavía. Samgar, entonces, lucharía contra el grupo pequeño de filisteos que había vivido en la costa sur del mar Mediterráneo desde hace siglos (Génesis 26:1, 8, 14, 15). 

De Dios es la iniciativa

En Éxodo 4:2 Dios le preguntó a Moisés qué tenía en su mano. Esta pregunta tiene gran significado si es Dios quien la hace porque por insignificante que sea lo que tenemos en la mano él es capaz de usarlo para hacer grandes maravillas. Dios le preguntó: “¿Qué es eso que tienes en tu mano?” Él respondió: “Una vara”. Esa vara sería suficiente para presentarse delante del Faraón y forzarlo a dejar ir al pueblo. En Jueces 3:30, Dios hace otra vez con otro hombre como hizo con Moisés. 

Otra vez preguntamos: ¿Con qué propósito los tuvo Dios por Jueces?

Para ser instrumentos de Dios para bien

  • Para castigar al opresor idólatra
  • Para redimir al oprimido que no es idólatra
  • Para mostrar quién es el verdadero Dios

Para recordarles que Dios es fiel a  promesas

  • Es el Dios de ellos, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

Para recordarles que Dios es el Libertador

  • Sus juicios son justos

Para enseñarles disciplina en servir a Dios, Josué 24:14-28; Jueces 2:6-13

Para preparar el camino para la otra era: la de los reyes

Preguntas para considerar

  1. ¿Por qué el Señor dejó algunas naciones? (vs. 1,4)
  2. ¿Qué juez liberó a Israel del rey de Mesopotamia? (vs. 8-10)
  3. ¿Qué era físicamente diferente de Aod? (v. 15)
  4. ¿Qué era físicamente diferente de Eglón? (v. 17)
  5. ¿Cuánto tiempo Israel descanso de los moabitas? (v. 30)
  6. ¿Por qué medios Samgar mato a los filisteos? (v. 31)

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com