El Libro de Jueces. Capítulo 2 Una lección objetiva

Dios pudo haber eliminado a los cananeos por medio de catástrofes naturales, plagas, enfermedades u otros medios. En vez de ellos usó a los mismos israelitas como instrumento de su ira, para enseñarles una lección objetiva de lo que les acontece a quienes se degeneran. Sin embargo, los hijos de Israel no aprendieron bien la lección.

Jueces 2:1-5. Dios le recuerda a Israel su pacto 

 Como hemos dicho antes, esta porción de Jueces parece traslaparse con el libro de Josué.

Jueces 2:1. Cuando Israel cruzó el río Jordán por primera vez bajo la dirección de Josué, ellos llegaron a Gilgal. El Arca del Pacto permaneció en Gilgal, la cual funcionó por un tiempo como la capital religiosa y administrativa de la nación, hasta que más tarde, Silo tuvo este honor (Josué 18:1). En Josué 9:6; 10:6, 9, 15, 43 y 14:6, se menciona a Gilgal como el campamento del pueblo.

Con frecuencia Dios utiliza ángeles para comunicar Su voluntad a los israelitas. Se cree que el mismo ángel que fue delante de los hijos de Israel y los introdujo a la Tierra Prometida, fue el que los reprendió en Boquim. El ángel usa “yo” y “mi.”. Por eso Dios le recordó a Israel de su pacto con ellos y del pacto de Israel con Dios. Luego, Dios declaró que él no ayudaría a los israelitas a echar fuera a la gente pagana de la Tierra Prometida. El no obedecer fue la raíz de sus problemas, y el fracaso de Israel.

¿Quién fue el ángel? Aquí están unas respuestas para considerar:

  1. El “Príncipe del ejército” enviado de Jehová para guiar a Josué (Josué 5:13-15).
  2. Eleazar o Fineas el sumo sacerdote (Malaquías 2:7).
  3. Un profeta sin nombre.
  4. Josué mismo. Existe una similitud de lo que dijo Josué en sus exhortaciones en los capítulos 23 y 24 con lo que leemos en la primera parte del libro de los Jueces. 

Se nota la continuación en Jueces 2:6 “Cuando Josué se despidió del pueblo…” como una definición de quien era el “mensajero” (Josué 1:2, 8). Si es así, ¿por qué fue identificado como “el ángel de Jehová”? La respuesta puede ser que Josué repite el mensaje del Ángel del Pacto que Moisés recibió (Éxodo 23:20, 23, 24, 32).

A Boquim (que significa “llorones”) se le identifica a veces con Bet-el, porque Alón-bacut, la encina del llanto, estaba allí. Génesis 35:8 dice: “Entonces murió Débora, ama de Rebeca, y fue sepultada al pie de Bet-el, debajo de una encina, la cual fue llamada Alón-bacut”. 

Jueces 2:2. Para mantener la pureza de su alabanza y de su ley, era esencial que la nación de Israel se separara de las naciones que eran paganas e idólatras. 

Jueces 2:3. Aquí tenemos una lección espiritual de profunda importancia para nuestra vida. De hecho, cualquier cosa que guíe nuestra vida y nos gobierne puede ser una atadura.

Jueces 2:4. Cuando el ángel los reprendió, los hijos de Israel lloraron. Sin embargo, es discutible si los hijos de Israel verdaderamente se arrepintieron de sus pecados, ya que ciclos sucesivos de rebelión continuaron por muchos años. ¿Qué significa el verdadero arrepentimiento? Juan el Bautista enseñó a los pecadores que dieran frutos dignos de arrepentimiento (Mateo 3:8). 

Jueces 2:5. El hecho de que los israelitas ofrecieran sacrificios al Señor en Boquim le da crédito a la creencia de que Boquim fue otro nombre para Bet-el, ya que fue en Bet-el donde los sacrificios fueron ofrecidos. Aparentemente el evento anterior tuvo lugar mientras Josué aún vivía, porque nuevamente leemos acerca de Josué en el versículo 6.

(Diccionario biblico: Boquim (heb. Bôkîm, “llorones [lloradores, lamentadores]” o “lugar del llanto”). Lugar cerca de Gilgal donde los israelitas lloraron por su desobediencia (Jue.2:1-5); todavía no ha sido identificado.  Algunos creen que es otro nombre de Alón-bacut, cerca de Bet-el.)

Jueces 2:6-10. La muerte de Josué.

El autor ahora principia una segunda revisión del período siguiente a la muerte de Josué desde esta nueva perspectiva. Solamente se necesitó una generación para que la memoria de las grandes cosas que Dios había hecho por Israel bajo Josué se oscureciera y ¡con ello, el conocimiento verdadero de Dios mismo! 

Jueces 2:7. Aquí tenemos el período de algunos cuarenta a cincuenta años – treinta o más años bajo Josué y otros diez a veinte años para que el liderazgo viejo muriera.

Jueces 2:9. Timnat-sera estaba en las montañas al noroeste de Jerusalén.

Jueces 2:10. ¡Este verso necesita poco de comentario! Pero está como un consejo necesario para cada generación.

Síndrome de segunda generación (Jueces 2:11-19)

Baal y Astarot (vs. 11, 13) eran dioses naturales (varón y mujer, respectivamente) adorados por los cananeos. Se creía que tenían control sobre el tiempo y tenían poder para aumentar la fertilidad de la tierra, de los animales y de los humanos.  Para quienes desconocen la naturaleza de las prácticas religiosas depravadas de los cananeos, el mandato de eliminar a toda la población parece cruel. 

La orden no era sólo derrotar y matar a los guerreros varones, sino eliminar a la totalidad de la población. Dejar a los niños, ancianos y mujeres, equivalía a preservar a gentes que habían crecido y vivido en la degradación de la inmoralidad, acostumbrado a todo tipo de degeneraciones y prácticas aberrantes.

 

Wiersbe (pág. 11-14) identifica la consecuencia de la gente que hace lo que bien le parece: 

Jueces 1 y 2 describen cuatro etapas de la decadencia y caída de Israel

  • Jueces 1:1-21 Luchando contra el enemigo
  • Jueces 1:21, 27-36 Perdonando la vida al enemigo
  • Jueces 2:1-13 Imitando al enemigo
  • Jueces 2:6-23 Obedeciendo al enemigo

Jueces 21:25. Es uno de los versículos clave en el Libro de Jueces. 

  • En lugar de mostrar un fervor espiritual, Israel se hundió en apatía.
  • En vez de obedecer al Señor, el pueblo cayó en la apostasía.
  • Lejos de que la nación disfrutara de ley y orden, el país se había llenado de anarquía.

Un punto de reflexión

  1. ¿Qué está haciendo su congregación para dejar un ejemplo de fe a la siguiente generación?
  2. ¿Cuál es la diferencia entre simplemente transmitir reglas y ceremonias a la siguiente generación, y verdaderamente transmitir una fe genuina? ¿Está su congregación dándole a su juventud y adultos jóvenes oportunidades de liderazgo espiritual?
  3. ¿Cuáles señales espirituales acerca de la siguiente generación ve usted? ¿Cuáles le molestan? ¿Qué puede hacer usted para mejorar la situación?
  4. ¿Cree usted que Dios está agradado con el compromiso espiritual de su generación hacia Él? ¿Por qué?
  5. ¿Cuáles son los éxitos de su generación?
  6. ¿Cuáles son los fracasos espirituales de su generación?

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com