Capitulo 6: Maquinaciones De Los Adversarios

Capítulo 6: Maquinaciones De Los Adversarios

Miedo, Tracion, Amistades Falsas, Una Carta Abierta Y Escandelosa.

“Estoy ocupado en una gran obra” (v.3)

No queda en el muro ninguna brecha.  No sobra mucho tiempo para terminar la obra.  Por eso, los enemigos de Nehemías tienen que ponerse en acción.  Durante tiempos de muchas pruebas es difícil contemplar que haya una posibilidad de la victoria hacia adelante.  Por lo común las personas no se dan cuenta de la tremenda presión y pruebas que experimentan los que están en posiciones de liderazgo.

Vs. 1-4  Un Ofrecimiento De Cooperación

«1 Cuando oyeron Sanbalat, Tobías, Gesem el árabe y los demás de nuestros enemigos que yo había edificado el muro, y que no quedaba en él brecha alguna (aunque hasta aquel tiempo no había puesto las hojas de las puertas),

2 Sanbalat y Gesem enviaron a decirme: «Ven y reunámonos en alguna de las aldeas en el campo de Ono». Pero ellos habían pensado hacerme mal.

3 Entonces envié mensajeros para decirles: «Estoy ocupado en una gran obra y no puedo ir; porque cesaría la obra si yo la abandonara para ir a vosotros».

4 Cuatro veces me enviaron mensajes sobre el mismo asunto, y yo les respondí de la misma manera.»

La Octava Prueba – Amistades Falsas

v.1          Sanbalat y Tobías estaban desesperados.  El muro estaba casi terminado y sus esfuerzos por detener su construcción estaban fracasando.  Habían tratado varios tipos de oposición: La pena (2:10), el ridículo (2:19), la indignación e intimidación (4:1-3), la violencia (4:7-8) pero perdieron en cada caso.  Esta vez trataron la traición – una falsa amistad.  Por eso de la oposición se cambió a la cooperación.

v.2          La oposición se levanta contra Nehemías y la única manera poner el fin a la construcción de las murallas fue causar a Nehemías retirarse de la ciudad.  Por eso, durante su ausencia podrían dañar el proyecto.  Fue una invitación de reunirse en El campo de Ono que se encontraba a unos 43 km al noroeste de Jerusalén.  Parece que Ono no es una ciudad específica sino un distrito conocido por sus artesanías (1 Crónicas 8:12; Nehemías 11:35).  Durante el periodo persa, se encontraba en el extremo de la frontera norte de la provincia de Judá o en el territorio neutral entre las provincias de Asdod y Samaria.  Desde todo punto de vista, era un territorio peligroso para encontrarse con enemigos.

v.3          Naturalmente Nehemías sospechó que Sanbalat y Gesem le podían tender una trampa, y no aceptó su oferta.  La rechazó también porque estaba convencido de la grandeza de la obra que Dios le había dado para hacer.

“Estoy ocupado en una gran obra y no puedo ir.” son palabras muy emotivas.

Y finalmente los judíos no tenían nada en común con Sanbalat y sus compañeros.

v.4          En cuatro ocasiones no pudo venir por estar muy ocupado.  Nehemías rechazó la oferta sobre la base de tres convicciones:

  • Sabía que estaban mintiendo y que su intención era matarle.
  • Estaba convencido de la grandeza de la obra que Dios le había dado para hacer.
  • Los judíos no tenían nada en común con Sanabalat y su gente (2:20)

Vs.5-9  Una Carta Maliciosa

«5 Entonces Sanbalat me envió a su criado para decir lo mismo por quinta vez, con una carta abierta en su mano,

6 en la cual estaba escrito: «Se ha oído entre las naciones, y Gasmu lo dice, que tú y los judíos pensáis rebelaros y que por eso edificas tú el muro, con la mira, según estas palabras, de ser tú su rey;

7 y que has puesto profetas que, refiriéndose a ti, proclamen en Jerusalén: “¡Hay rey en Judá!”. Estas palabras van a llegar a los oídos del rey; ven, por tanto, y consultemos juntos».

8 Entonces envié yo a decirle: «No hay nada de lo que dices, sino que son invenciones de tu corazón».

9 Porque todos ellos nos amedrentaban, diciendo: «Se debilitarán las manos de ellos en la obra, y no será terminada». «¡Ahora, pues, oh Dios, fortalece tú mis manos!».»

La Novena Prueba – Una Carta Abierta Y Escandalosa

v.5          Por último, sus enemigos concibieron un plan.  Una carta abierta dirigida a un gobernador real era algo insultante.  Las cartas a los altos funcionarios iban enrolladas y selladas con el fin de que leyeran solo los que tenían autoridad.

v.6          En una carta (por quinta vez), lo acusaron de preparar una rebelión contra el rey.  Esta es una acusación de traición al imperio persa que era un delito extremadamente grave.  Imaginamos el daño que causaría contra la reputación de Nehemías si los obreros hubieran creído sus contenidos.  No hay ningún motivo para suponer que sus acusaciones tenían base alguna, pero Sanbalat pudo haber pensado que los acontecimientos recientes de Esdras 4 hubieron estado suficientemente frescos en la memoria de los socios de Nehemías como para hacerles poner presión para que buscara un término medio.

v.7          Pero la carta hizo otra acusación, “…que has puesto profetas…” para proclamarle rey.  (Puede ser que esta es una mal interpretación de la profecía mesiánica de Zacarías 9:9.)  Los profetas habían desempeñado un papel en el establecimiento de los reyes en épocas antes del exilio.  El reino del norte, Israel, se había formado, mediante un pronunciamiento profético (1 Reyes 11:29-39) y cada una de las dinastías principales (Jeroboam, Baasa, Omri, Jehú) ascendió y cayó de acuerdo con los pronunciamientos proféticos.

Durante esos días, los profetas como Malaquías anunciaban la venida del Mesías (Malaquías 3:1–3). Sanbalat, con su talento natural para provocar problemas, procuró poner al pueblo en contra de Nehemías al decir que este trataba de proclamarse rey.  Además, amenazó con informar al rey de Persia de que Nehemías estaba comenzando una revuelta.  Sanbalat hizo llegar a Nehemías una carta abierta o sin sello.  Esto demuestra que intentaba hacer público el contenido de la misma. Sin embargo, las acusaciones de Sanbalat eran falsas y no apartaron a Nehemías de su tarea.

v.8          Otra vez observamos la determinación de Nehemías.  Continuó con la obra y llevó todas estas acusaciones a Dios en oración.  Es una repetición de lo que había pasado con Zorobabel y Josué  (Esdras 4:4).

v.9          Cuando la oposición se levanta en contra nuestra o en contra de la obra de Dios, es tentador orar: “Señor, líbrame de esta situación”.  Pero Nehemías oró:

“Oh Dios, fortalece tú mis manos.”.

De esta manera mostró gran determinación y carácter al permanecer firme en su responsabilidad.  Es una experiencia paralela con David  (Salmo 56:1-4).

Vs.10-14  Un Plan Astuto Para Atrapar

«10 Después fui a casa de Semaías hijo de Delaía hijo de Mehetabel, porque estaba encerrado. Él me dijo:

—Reunámonos en la casa de Dios, dentro del Templo, y cerremos las puertas, porque vienen a matarte; sí, esta noche vendrán a matarte.

11 Pero yo le respondí: —¿Un hombre como yo ha de huir? ¿Y quién, que fuera como yo, entraría al Templo para salvarse la vida? No entraré.

12 Reconocí que Dios no lo había enviado, sino que decía aquella profecía contra mí porque Tobías y Sanbalat lo habían sobornado.

13 Pues fue sobornado para intimidarme, para que así yo pecara. Ellos aprovecharían esto para crearme mala fama y desprestigiarme.

14 «¡Acuérdate, Dios mío, de Tobías y de Sanbalat, conforme a estas cosas que hicieron; también acuérdate de la profetisa Noadías y de los otros profetas que procuraban infundirme miedo!».»

La Décima Prueba – Miedo

v.10        Como Semaías tenía acceso al templo debe haber sido sacerdote.  Era amigo de Tobías (v.12) y, por ende, enemigo de Nehemías.  Al menos era creíble que Semaías propusiera que Nehemías se refugiara en el templo en el asilo del altar (Éxodo 21:13-14).

v.11        La invitación de Semaías, el sacerdote, de refugiarse en el templo, no ofrecía una alternativa a Nehemías por dos razones:

  • De acuerdo con la Ley de Dios, hubiera sido incorrecto esconderse en el templo porque no era sacerdote (Números 18:22)., no podía penetrar impunemente en el Lugar Santo, y
  • Dios le reveló que esto constituía una conspiración para quitarle la vida.

v.12        ¡El hecho de que Semaías propuso una línea de acción contraria a la Palabra de Dios le reveló a Nehemías que este era un falso profeta!

v.13        Nehemías no tuvo el apoyo total del pueblo. Semaías (6:10), Noadías (6:14) y muchos de los nobles (“principales de Judá” 6:17) obraban en su contra.  Varios de los detalles son oscuros, pero el propósito parece haber sido seducir o asustar a Nehemías para que entrara no sólo en el templo sino en el *santuario mismo.  Aun si hubiera salido vivo, su entrada ilegal como laico en el lugar santo hubiese causado una división entre Nehemías y el sacerdocio influyente.

v.14        Los judíos tenían gran respeto por sus profetas pero este versículo indica que había entre los profetas una conspiración contra Nehemías, incluida una profetisa llamada Noadías.

Vs.15-16  La Obra Llegó A Su Conclusión Triunfante.

«15 Fue terminado, pues, el muro, el veinticinco del mes de Elul, en cincuenta y dos días.

16 Cuando lo oyeron todos nuestros enemigos, temieron todas las naciones que estaban alrededor de nosotros; se sintieron humillados y reconocieron que por nuestro Dios había sido hecha esta obra.»

v.15        Existen diferentes opiniones sobre si la edificación del muro se refería a la construcción y colocación de las puertas (compárense 6:1 y 7:1), o a todo el trabajo de reparación y construcción de la muralla.  En cualquier caso, fue terminada el 2 de octubre, 52 días después de iniciado el proyecto. Los arqueólogos se muestran muy impresionados por el diseño y las dimensiones de esta muralla.

El mes de Elul es agosto/setiembre.  Empezaron entonces la obra el 3 del quinto mes.  Este es el mismo mes en que Nabucodonozor destruyó las murallas unos 85 años antes.

Daniel, quien había formado parte del primer grupo de cautivos llevados de Jerusalén a Babilonia (605 a.C.), predijo la reconstrucción de la ciudad (Daniel 9.25).  Aquí se cumple su profecía. Al igual que Nehemías, era un judío que llegó a tener un puesto prominente en el reino a donde lo habían desterrado (Daniel 5.29–6.3).

v.16        “nuestro Dios había sido hecha esta obra.”  (Salmo 126:1-2; 127:1).

Vs.17-19  Se Enlazaron Con Matrimonio

«17 En aquellos días los principales de Judá enviaban muchas cartas a Tobías y recibían las de este.

18 Porque muchos en Judá se habían aliado con él, pues era yerno de Secanías hijo de Ara; y Johanán su hijo había tomado por mujer a la hija de Mesulam hijo de Berequías.

19 También contaban delante de mí las buenas obras de Tobías, y a él le referían mis palabras. Y Tobías enviaba cartas para atemorizarme.»

La Undécima Prueba – Tración

El punto central de este párrafo viene en estos versículos cuya introducción, cronológicamente imprecisa (en aquellos días), muestra que marca un punto de transición del relato de la construcción del muro al resto de la narrativa que se interesa con reformas internas en Judá.  De manera apropiada, los protagonistas destacados aquí eran los principales de Judá, quienes hubieran deseado mantener buenas relaciones con sus vecinos por razones comerciales y también razones sociales más personales.  Parece increíble que algún judío cooperara secretamente con los adversarios. Notamos ¡son nobles y pertenece a la tribu real de Judá!

v.18        Aún los enemigos reconocieron que Dios puso su mano en la realización de la obra. Tobías y su hijo se habían casado con mujeres de Jerusalén, aparentemente miembros de prominentes familias.  Sus parientes proveyeron un servicio de espionaje contra Nehemías en el interior de la ciudad.

Mesezabeel (3:4)                                                 Ara (7:10)

Berequías                                                          Secanías (6:18)

Mesulam                                                Hija matrimonio con Tobías (Siervo amonita 2:10)

Hija                      matrimonio con                        Johanán

Los lazos de la conexión humana fueron más fuertes que los lazos de afecto espiritual. Tobías estaba vinculado por matrimonio con la tribu de Judá.

Momentos Para Reflexionar…

  1. El principal propósito del enemigo fue generar temor (vs.9,13,14,19) sabiendo que el temor destruye la fe y paraliza la vida. ¿Cómo podemos enfrentar el espectro del temor?
  2. ¿En dónde reside el problema con esta sugerencia: “Si no lo puedes vencer, únete a él?
  3. Explica el significado de lo siguiente: “Las decisiones basadas solo en opiniones pueden ser reconsideradas; pero las decisiones basadas en convicciones deben permanecer” ¿Está de acuerdo o no?
  4. ¿Cómo debemos manejar las acusaciones falsas?
  5. ¿Qué significa el dicho siguiente: “Seamos tan vigilantes después de la victoria como lo éramos antes de la batalla.”?

Jesucristo Y La Persecución

Lea “Las Bienaventuranzas” en Mateo 5:1-12

“Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados seréis cuando por mi causa os insulten, os persigan y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.” (Mateo 5:10-11)

En verdad (Ref:Stott. El Sermón del Monte. pág.54.), algunos toman la iniciativa para oponérsenos y en particular para “denigrarnos” o calumniarnos.  Esto no es por nuestras debilidades o por nuestra idiosincrasia, sino “por causa de la justicia” (v.10) y “por mi causa” (v.11).  Es decir, porque ellos encuentran desagradable la justicia que a nosotros nos causa hambre y sed (v.6), y porque han rechazado al Cristo que nosotros procuramos seguir.  La persecución es simplemente la colisión entre dos sistemas de valores irreconciliables entre sí.

Es importante notar que Jesucristo anunció en tercera persona “…los que padecen…” (v.10) y luego en segunda persona “…seréis…” (v.11).  Stott explica:

“Puesto que todas las bienaventuranzas describen lo que todo discípulo cristiano está destinado a ser, concluimos que la condición de padecer desprecio, rechazo, calumnia y persecución es una marca normal del discipulado cristiano tal como lo es ser de limpio corazón o misericordioso.”

Es difícil imaginar los castigos que tenía que sufrir un cristiano en el primer siglo.  Eran terribles más allá de toda descripción.  Según Barclay (Mateo Vol.I. pág.135.):

“Les echaban a los leones, les prendía fuego como antorchas, les cubría con pieles de animales salvajes y les lanzaba perros de caza, les arrancaban la piel con garfios…”

El único crimen de los cristianos era que colocaban a Cristo por encima del césar y por esa suprema lealtad murieron.

Cristo sigue necesitando Sus testigos.  La contienda cristiana y la gloria cristiana siguen existiendo como entonces.

“Por favor Señor, auméntanos la fe.”

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com