David - La Misericordia de Dios

En los estudios anteriores de esta serie hemos hablado de como muchas personas siguieron el camino a la salvación, y durante estos estudios, le hemos dado prioridad a la importancia de lo que cada una de esas personas hicieron para alcanzar esa condición.

Pero en todo esto, algo que aun no hemos hecho, o al menos no lo hemos hecho bien, es demostrar la importancia de la participación de Dios en ese proceso. Es cierto que todos tenemos que hacer un máximo esfuerzo, que tenemos que superar muchas desventajas, que tenemos que abandonar todo lo que éramos antes… pero todas esas cosas de nada servirían si no fuera por la misericordia de Dios. Si Dios no estuviera dispuesto a recibirnos de alguna forma, a pesar de nuestros pecados, no tuviéramos esperanza: porque recordemos lo que dijimos anteriormente en otro estudio: la razón por la que no nos salvamos es por el pecado. Y si no hay solución al pecado, no importan todas las obras y los sacrificios del mundo.

Así que nuestros sacrificios, nuestra fe, nuestras obras… todas estas cosas son importantes, pero lo que importa mas que cualquier otra cosa en este camino es la misericordia de Dios.

Para ejemplificar esto, vamos a estudiar el caso de David.

II Samuel 11:1-4 – Qué ocurre fuera de lo normal? [pero. David se quedo en Jerusalén] No sabemos por que razón no salió a la batalla, si estaba cansado, si ya tenemos indicios externos que esta pasando por un momento de irresponsabilidad allí solo estaríamos especulando. Pero por algo el narrador nos lo dice.

  • Y que le pasa? [que se levanta de una siesta a horas de la tarde] Y paseándose por el terrado? [ve bañándose a una mujer muy hermosa.]

  • Y quien es? [Betsabe] hija de Eliam, esposa de Urías. II Samuel 23:34 – Hija de uno de sus hombres fuertes, quien es hijo de su supremo consejero y amigo. v. 39 – esposa de otro de sus hombre fuertes.

  • Y que hace? [le manda mensajeros] Y ella? [viene a él – consiente?] y durmieron juntos.

II Samuel 11:5 – Y esa mensaje que estoy seguro que para cualquier persona que ha adulterado de esta forma es la peor noticia que pudiera escuchar: estoy embarazada…

  • II Samuel 11:6-9 – Qué hace David? Qué está tramando? Que conversación mas rara. todo aparentemente normal, pero estoy seguro que un hombre no llega a ser uno de los fuertes en el ejercito de David sin tener buenos instintos para oler algo raro. y David le invita a que haga que? [que se vaya a relajar a su casa] Y le da? [un presente de la mesa real] Para? [Que disfrute con su esposa.] Pero Urías? [duerme a la puerta de la casa del rey.]

  • v. 10-11 – Qué pasa con David?[] Y Urías? [] Cree que sabe? A quien no menciona que esta bajo tienda? [al rey] Estará pensando: Todo el mundo en tiendas, y tu durmiendo bajo techo con mi mujer. Y dependiendo de como leemos sus palabras – una medio amenaza que no iba a bajar.

  • v. 12-13 – Qué intenta hacer David? [emborracharlo, y mandarlo así a la casa. ] Y otra vez, que fiesta: un adultero con el esposo de la embarazada. que divertido, ya me imagino: todos los siervos sabiendo exactamente lo que estaba pasando, preguntadose que haría, apostando si iría a su casa. y Urías? [el maldito no se va para su casa!!!] Imagínense la frustración de David.

  • v. 14-17 – Así que como el hombre tenia demasiado honor como para ir a dormir en casa, David, fríamente, lo manda a matar por mano de sus enemigos los Amonitas. Y Joab? [cumple]

  • v. 18-25 – Aquí Joab como que se tiene un jueguito que no tenemos tiempo para analizarlo bien, pero algo quería hacerle a David. Pero no parece que el mensajero le haya cumplido a exactitud lo que le pedía. De todas formas, como reacciona David? [Tranquilo. mala suerte] Este era uno de los hombres mas valientes y valiosos de su ejercito. pero él como que si nada.

Y el desenlace (aparente):

  • La mujer de Urías hace duelo por su esposo.

  • Y David, habiendo pasado el luto, la toma por mujer, y le da a luz un hijo.

Y las siguientes palabras me dan escalofríos: Mas esto que David había hecho fue desagradable ante los ojos de Jehová.

Tan tranquilo ha de haber estado David, pasó el susto, se estaba engañando con la idea que quizá solo Joab sabría lo que había ocurrido… Pero Dios lo ve todo, todo lo conoce, de El nada podemos esconder.

II Samuel 12
  • v. 1-3 – Dios le manda a Natán, quien le cuenta a David una parábola (aunque David no sabia que lo era, pensaba que era verídico). Los personajes? [dos hombres; uno rico y otro pobre.] El rico que tenia? [montones de ovejas y vacas] Pero el pobre? [una corderita, que le era como una hija.]

  • v. 4 – Y que ocurre? [el rico, no queriendo preparar uno de sus propios corderos para alguien que le visitaba, le quito la corderita al pobre, la mata, y se la comieron.]

  • v. 5-6 – Y como reacciona David? [indignado: el que hizo tal cosa merece la muerte!!] Y la sentencia? [Ex 22:1 – A este individuo sí le quiere aplicar la rigidez de la ley, pero con si mismo, claro que no…] Y esto a quien se parece? [a todos nosotros: no nos fijamos en nuestros propios pecados, pero cuando los demás cometen errores… allí si queremos que les caiga todo…] Cuando voy con mi familia en el vehículo, y el semáforo cambia a verde, y alguien se pasa el rojo en la otra dirección… «donde esta la policía??? Estos policías de transito donde se esconden cuando estos descarados andan viendo a quien matan con sus carros… este país tan desorganizado. » Pero cuando por ir conversando y distraído yo me paso el rojo es otro cuento: «quijole, ojalá que no ande por aquí ningún policía. «.

Y las palabras de Natán le toman a este hombre que aparentemente se sentía tan bien, y lo botan a tierra.

  • v. 7-9 – Y me imagino que esto se lo dijo Natán, gritándole; ya no el amigo manso, sino el profeta que hablaba la palabra de Dios: TU ERES ESE HOMBRE. Y así dice JEHOVÁ, DIOS DE ISRAEL: yo te:

    • ungí por rey sobre Israel

    • te libré de la mano de Saul

    • te di la casa de tu Señor

    • y las mujeres de tu señor en tu seno

    • y te hubiera dado lo que querías.

  • Y porqué tuviste en poco la palabra de Jehová? Porque al pecar, eso es lo que estamos haciendo, estamos despreciando la palabra, despreciándole a Dios mismo.

  • v. 10-12 – Y las consecuencias: la espada no se apartara de tu casa, alguien de tu misma casa yacerá con tus mujeres al pleno sol.

Y a continuación tenemos el inicio del proceso de la salvación de David: [v.13] Pequé contra Jehová. Y Natán? [También Jehová ha perdonado tu pecado. No morirás.]

Y miremos la diferencia entre lo que aquí hace David, y lo que hizo antes Saul: I Samuel 15, cuando a Saul se le había mandado destruir a todo y todos los de Amalec, y les perdona la vida a algunos, y a lo mejor de lo que se habían traído: I Samuel 15:10-15 – Como reacciona Saul? [«el pueblo. » – echándole la culpa a otros, no aceptando responsabilidad] v. 20-21 – «Mas bien obedecí, pero el pueblo…» v. 23-24 – Se arrepiente… (cuando ya nada le da resultado) pero? [v.26 – ya es demasiado tarde.]

Todos vamos a pecar: y cuando pequemos, qué tenemos que hacer para comenzar el proceso de sanidad? [reconocer, arrepentirnos, aceptar la disciplina de Dios.]

Salmo 32.
  • v. 1-2 – Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de pecado… y en cuyo espíritu no hay engaño… pensando en lo que va a decir a continuación.

    • Y este versículo se cita donde? [Romanos 4:4-8] De que se esta hablando en este pasaje? [de la salvación por la fe] Y el versículo que se cita es el del Salmo 32, que habla de? [el perdón de pecados.] Así que la salvación por fe es lo mismo que? [gracia, perdón de pecados, el perdón.]

  • v. 3-4 – Mientras callé, se envejecieron mis huesos, en mi gemir todo el día… [el espíritu que debiera haberse estado renovando a diario, por su pecado mas bien se estaba acercando mas a la muerte] se volvió mi verdor en sequedades de verano. Qué sintió? []

  • v. 5 – la solución? [confesar el pecado] – Proverbios 28:13, I Juan 1:8-10.

    • I Juan 1:8-10 – Qué nos enseña esto respecto a nuestra relación con Dios? [vivamos en la realidad: la realidad que somos pecadores; si creemos que no tenemos pecado, que estamos bien, Dios no puede tener nada que ver con nosotros, porque lo que realmente estamos expresando es que Dios es mentiroso.]

    • Salmo 51:1-4 – Reconozco; mi pecado esta siempre delante de mi… y confiesa su pecado, para Dios sea reconocido como el justo.

Salmo 130
  • v. 1-2 – Esto es como se habría sentido cuando estaba inmerso aun en su pecado… Señor escúchame, te suplico. Porque si Jehová mirara los pecados, nadie se salva… [v. 3]

  • v. 4 – Pero en ti hay perdón, para que seas reverenciado… Dios tiene nuestra salvación en Sus manos, en el perdón de pecados. Y no tiene que hacerlo…

  • v. 5-8 – Porque le espera el salmista a Jehová? [porque en Dios hay abundante misericordia.] Salmos 103:8-14

  • Qué ha hecho Jehová por nosotros? [ha alejado de nosotros todos nuestros pecados] No nos ha tratado como nos merecíamos, se compadece de nosotros, sabe que somos polvo… pobres mortales, que existimos por un instante y morimos… y por eso Dios se compadece de nosotros.

El reconocimiento de nuestros pecados, y la alabanza a Dios por su misericordia, tiene que ser una parte absolutamente fundamental de nuestra relación con el Creador.

Porque a final de cuentas, después de que hemos corrido, después de que hemos hechos los sacrificios? Romanos 9:15-16. A final de cuentas, cuando todo se ha dicho y hecho, dependemos totalmente de la misericordia de Dios.

Si nos estamos acercando al Creador para ser salvos, en base a algún mérito que tengamos, estamos delirando, estamos tristemente equivocados. Todo depende de Dios, que tenga misericordia. Y para alcanzar esa misericordia, hay que sujetarnos a los mandamientos que él nos ha impuesto. Hechos 2:36-38.

Y la pregunta es que, habiéndonos bautizado, alcanzaremos misericordia?

  • Éxodo 33:18-23 – Qué pide Moisés? [v. 22 y cuando pase mi gloria]

  • Éxodo 34:5-7 – La gloria de Dios, mas que cualquier otra cosa, esta en su misericordia.

Y la mas grande evidencia que tenemos de la misericordia de Dios es el sacrificio de su Hijo, para enseñarnos a como alcanzar la salvación, para abrirnos el acceso a Dios. Y si murió Cristo: Romanos 8:29-34.

  • La razón por la que murió Cristo por nosotros, es para que fuera él primero entre muchísimos hermanos.

  • Y Dios hará todo lo que le es posible para asegurarse que lleguemos.

  • La misericordia de Dios no tiene limites: el único limite es nuestra fe en esa misericordia. Si creemos que nos puede perdonar, lo hará.

Tito 3:3-7
  • Qué éramos? [esclavos de la carne, del pecado, despreciables, éramos la escoria del mundo.]

  • Pero? [Se manifestó la bondad y el amor de Dios, y nos salvó.]

  • Por? [por su misericordia, por el bautismo, por el renacimiento del Espíritu, el cual tenemos por medio de Jesucristo]

  • Y como funciona? [somos justificados por su gracia]

Decidamos entonces encomendarnos a la misericordia de Dios, que nos ofrece libremente, por nuestra fe, y nuestra participación en la victoria de su hijo Jesucristo sobre el pecado.

Si tiene preguntas o comentarios acerca de este estudio, comuníquese con Kevin Hunter a la siguiente dirección de correo electrónico: bible@christadelphia.org.

Volver al índice de:
El Camino a la Salvación

Lea el próximo artículo:
Cristo: Poniendo a Muerte la Carne

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com