Apéndice Número 4 - Verdades teológicas de Jonás

A. Los hijos de Dios con frecuencia se rebelan contra él y tienen actitudes impropias.

B. Los incrédulos con frecuencia demuestran más compasión y preocupación que los creyentes

C. Dios ama a todos los humanos y está activamente involucrado en su salvación (Génesis 12:3; 22:18; 26:4; Éxodo 19:5; Ezequiel 18:23; 33:11; Juan 1:29; 33:16; I Timoteo 2:4; 4:10; II Pedro 3:9).

D. La naturaleza de Dios se afirma con exactitud en Jonás 1:9 y 4:2.

F. Dios controla la historia.

I. Por varios años el pueblo de Israel era el “pueblo especial” de Dios, pero Dios nunca dejó de ser Dios de todas las naciones y el libro de Jonás enfatiza que las bendiciones de Dios son para cualquier nación que se arrepienta y haga su voluntad y cuando esto suceda en lugar de ser disgustados el pueblo de Dios debería regocijarse.
II. Daniel 4:17, “el Altísimo gobierna el reino de los hombres”.
III. Los profetas del Antiguo Testamento hablaron frecuentemente del plan de Dios de ofrecer la salvación a todas las naciones. Isaías 2:2-4. Luego Jesús les dio a los apóstoles la Gran Comisión de hacer discípulos de todas las naciones, Mateo 28:19. Les dijo que serían sus testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra, Hechos 1:8. Se ve el cumplimiento de este plan con toda claridad en Hechos 10 y 11, la conversión de Cornelio y su casa, y enseguida desde el capítulo 13 a través del resto del libro de Hechos de los Apóstoles.
IV. El libro de Jonás prepara el camino para este plan de Dios.
V. La destrucción de Nínive profetizada por Nahum ocurrió como siglo y medio después de su arrepentimiento en esta ocasión. Sin duda este arrepentimiento ayudó a posponer su destrucción.

 

Punto de reflexión:

Nuestro Dios “…da a todos vida y aliento” (Hechos 17:25).

A. Jonás estaba sepultado en lo profundo del mar.

B. Jonás 1:17 “Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches”.

C. ¿Cómo podía Jonás sobrevivir sin aliento en lo profundo del mar y en el vientre del gran pez? ¿Cómo puede el bebé sobrevivir en el vientre de su madre por meses sin respirar? Con Dios nada es imposible.

D. Nunca olvidemos que los vivos respiramos porque Dios “da a todos vida y aliento”.

Cada palpitación del corazón es dádiva buena de Dios (Santiago 1:17).

 

¡Algo más para considerar!

Mateo 12:38 “Entonces respondieron algunos de los escribas y fariseos diciendo: Maestro, deseamos ver de ti una señal.”

Estos fariseos y escribas van juntos a Jesús y le dicen que desean ver una señal de parte de él. ¡Cuán completamente judaico! (1 Corintios 1:22). Estos hombres odiaban a Jesús (Lucas 11:16). Es claro que Jesús acepta este relato del Antiguo Testamento como el relato de un hecho histórico.

El poderoso acontecimiento de la gloriosa resurrección de Cristo debiera hacer que todos los hombres se arrepientan. ¿Lo harán? Con respecto a muchos de ellos, los que se han endurecido completamente (12:24, 31, 32), Jesús no espera esto de ningún modo, porque éstos son más malos que los de Nínive que fueron llamados al arrepentimiento por Jonás. Sin embargo, los ninivitas se arrepintieron; la mayoría de los israelitas no (Juan 1:11; 12:37). Gente con menos luz obedeció una predicación menos iluminada, pero gente más iluminada se niega a obedecer la Luz del mundo.

Nuevamente, en palabras similares a las de 12:6 los fariseos y escribas reciben un recordatorio de la grandeza del pecado de ellos al rechazar y blasfemar a Cristo: “en este lugar hay alguien que es más que Jonás” (v.41)

Al lado de los ninivitas, como un ejemplo que debía avergonzar a los fariseos, está “la reina del sur”, esto es “la reina de Sabá”. Véase 1 Reyes 10:1–13. En línea con todo esto no debemos sorprendernos al leer que aquí en Mateo 12:42 Jesús declara que en el juicio final esta reina también se levantará y condenará a los perversos contemporáneos de Jesús.

Volver al índice de:
Un estudio del libro de Jonás

Continue leyendo:
Bibliografía

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com