Capítulo 2. Ester coronada

2:1. “Después de estas cosas, sosegada ya la ira del rey Asuero, se acordó este de Vasti, de lo que ella había hecho, y de la sentencia contra ella.” 

“Después de estas cosas”. Aunque el texto no nos dice lo que transcurrió entre el retiro de Vasti y los acontecimientos cruciales de Ester 2, la historia relata que las fuerzas persas sufrieron guerras desastrosas contra los griegos. 

Asuero volvió a casa más triste y más sabio. Según el historiador griego Heródoto, el rey decidió consolarse con su harén. En este tiempo, «se acordó de Vasti» y continuó con su “reconfortante” labor de examinar a muchas «jóvenes vírgenes» (Ester 2:2) de todas partes de su reino para encontrar una nueva reina.

Utley nos informa lo que dicen los comentaristas judíos más antiguos (Targúmenes No. 1 y 2) y Josefo (Antig. 11.195) que Asuero “…se acordó de ella con placer y lamentó lo que le había hecho”. Esto parece encajar porque los asistentes actuaron rápidamente para quitar de la mente del rey a la reina destronada, que seguramente todavía estaría enojada con él. Pero también recordó que, en su enojo, la había echado de su presencia con un decreto que no podía ser revocado (1:19).

2:2. “Entonces dijeron los criados del rey, sus cortesanos:  «Busquen para el rey jóvenes vírgenes de buen parecer.” 

“Entonces”. A la luz de su situación personal de recordar a Vasti y no poder verla debido a su decreto, vemos que el encargado plantea una solución. 

“Los criados del rey” Si estos estuvieran presentes en la época del reinado de la reina Vasti, estarían ansiosos de asegurarse de que el rey no tratara de reinstaurarla o ¡que sus cuellos pudieran estar en peligro!

“Virgen” (H1330 betulah) no necesariamente vírgenes en el sentido de que nunca habían tenido relaciones sexuales.

Lawson explica (Discourses on the Whole Book of Esther, 1809): “La conducta del rey, sin embargo, era tal como se podría haber esperado en un país donde los hombres pensaban que tenían el derecho de multiplicarse esposas, si tuvieran los medios de procurarse y apoyarlos. Cuando no se presta atención a la equidad y la pureza de la conducta entre un pueblo, su príncipe pensará naturalmente que su poder y su riqueza le dan derecho a la superioridad en la satisfacción desordenada de sus apetitos sensuales. Donde la razón y la ley de Dios no ponen límites a los deseos de los hombres, serán llevados más allá de todos los límites. ¡Cuánto estamos en deuda con la Biblia por la instrucción de una vida sana presente y esperada!

Por el historiador Heródoto, se conoce que después de haber sido derrotado por los griegos, en su séptimo año de reinado, Jerjes pasó mucho más tiempo con su harén. Esto parece encajar precisamente con la datación del libro de Ester. Jerjes tenía la reputación de tener muchos amoríos fuera de su gran harén. 

2:3. “Nombre el rey personas en todas las provincias de su reino que lleven a todas las jóvenes vírgenes de buen parecer a Susa, residencia real, a la casa de las mujeres, al cuidado de Hegai, eunuco del rey, guardián de las mujeres, y que les den sus atavíos…” 

Es interesante que el nombre Hegai aparece para referirse a un oficial de Jerjes en las Historias de Heródoto (ix. 34).

En el versículo 12 nos enteramos que se dedicaba un año para la formación y preparación de estas mujeres. Esto incluía instrucciones tanto en etiqueta de la corte como en el uso de ayudas para la belleza (v. 9) disponibles en esta época. Este término que se traduce “atavíos” en este contexto puede referirse a tratamientos de la piel.

2:4. “y la joven que agrade al rey, reine en lugar de Vasti».  Esto agradó al rey, y así lo hizo.” 

La sugerencia de que se comenzara la búsqueda de una nueva reina, y la idea de que las jóvenes más hermosas del imperio se congregarían en su harén, levantó el ánimo del rey. 

2:5. “En Susa, la residencia real, había un judío cuyo nombre era Mardoqueo, hijo de Jair, hijo de Simei, hijo de Cis, del linaje de Benjamín…” 

El autor presenta ahora a Mardoqueo, un judío … de la tribu de Benjamín. (Aunque la palabra judío se deriva de “Judá”, llegó a ser un término que describía a cualquier israelita durante el período después del exilio.) Mardoqueo era judío. Mardoqueo tenía nombres distinguidos entre sus antepasados: Cis fue el padre del rey Saúl (1 Samuel 9:1), y Simei, su pariente, le apoyaba completamente (2 Samuel 16:5). 

 

1

[La nota de la Biblia NET …“Mardoqueo es un nombre pagano que refleja el nombre de la deidad babilónica Marduk. Probablemente muchos judíos de la época tenían dos nombres, uno para uso secular y el otro para uso especialmente dentro de la comunidad judía. El nombre judío de Mardoqueo no está registrado en el texto bíblico” La Biblia de Estudio ESV señala que …“El nombre Mardoqueo ocurre en los registros del tesoro persa de la época como el nombre de un funcionario del gobierno, pero si se trataba de este Mardoqueo no se conoce.”]

 

Era de la misma tribu que Saúl, que había sido instruido para destruir a los amalecitas y fracasó (1 Samuel 15). Donde Saúl fracasó. Mardoqueo tuvo éxito (Ester 3:1 Hamán, el Agagita).

Dejando a un lado, ¿por qué Mardoqueo no regresó a Jerusalén ni siquiera ante un Templo reconstruido? Esdras describe las circunstancias (Esdras 1:1-5).

2:6. “el cual había sido deportado de Jerusalén con los cautivos que fueron llevados con Jeconías, rey de Judá, en la deportación que hizo Nabucodonosor, rey de Babilonia.” 

El hecho de que la familia había sido deportada a Babilonia con el rey Joacim en 597 a.C. es otra indicación de la importancia de la familia de Mardoqueo (2 Reyes 24:14-16). Hubo tres destierros a Babilonia: en 607 a.C., 597 a.C., y 586 a.C.

Jeconías es una variante de Joaquín (Mateo 1:11-12), a veces también es abreviado como Conías (Jeremías 22:24, 28; 37:1). Es un hijo de Joacim y nieto de Josías (1 Crónicas 3:15-17), que comenzó a reinar a la edad de 18 años, pero a quien Nabucodonosor tomó cautivo después de sólo tres meses en el reinado (Ester 2:6; Jeremías 24:1; 27:20; 28:4; 29:2). 

 

2

[Según este texto, el hijo de Joacim era Jeconías, la misma persona que en otros versículos aparece como Joaquín o Conías. En conclusión, entonces, Joaquín, Conías y Jeconías, son tres nombres diferentes para designar a la misma persona, al hijo de Joacim. Ahora que tenemos claro este asunto, vamos a la maldición sobre Joaquín o Conías o Jeconías. Se encuentra en Jeremías 22:24-30 donde dice: “Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacim rey de Judá fuera anillo en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría.”]

“El cual había sido deportado…” Jeconías, también conocido como Joaquín (1 Crónicas 3:16), fue el penúltimo rey de Judá. Fue deportado a Babilonia en 597 a.C. (2 Reyes 24: 10-17), 114 años antes de los acontecimientos indicados. Por lo tanto, la cláusula que había sido llevado de Jerusalén no puede referirse a Mardoqueo (le daría alrededor de 120 años de edad). Más bien, la cláusula debe referirse a «Cis, un benjamita» (la última persona mencionada en Ester 2:5), el ancestro de Mardoqueo (v.5).

[¡Recordemos que el año de los acontecimientos en Ester 2 es aproximadamente 479 a.C. que sería más de 100 años después de que la última ola de exiliados judíos había llegado de Jerusalén! ¡Así que claramente Ester no era «un prisionero tomado de la ciudad de Jerusalén!»]

Los judíos se habían multiplicado a raíz de su cautiverio. aproximadamente cien años antes. Se les había dado gran libertad y se les había permitido tener sus propios negocios y lograr posiciones en el gobierno. 

2:7. “Y había criado a Hadasa, es decir, a Ester hija de su tío, porque era huérfana.  La joven era de hermosa figura y de buen parecer.  Cuando su padre y su madre murieron, Mardoqueo la adoptó como hija suya.” 

“Mardoqueo la adoptó como hija suya.” Repitió la frase en Ester 2:15. Entonces, ¿qué aprendemos del corazón de Mardoqueo? Él es bondadoso y dispuesto a tender la mano a una pequeña niña huérfana en necesidad (Job 29:12, Éxodo 22: 22-24, Deuteronomio 10:18 y Salmo 68: 15, ambos describen el corazón de Dios para el huérfano 1:27).

Mardoqueo había adoptado a su prima huérfana, Hadasa, “mirto”, también conocida como Ester. Este nombre persa significaba “estrella”, quizá una referencia al arrayán, cuyas flores parecían estrellas, aunque también hay semejanza en sonido entre los dos nombres. El hecho de que era de bella figura y de hermosa apariencia era un factor principal en el obrar del propósito de Dios, y se considera como su buen don.

2:8-11. La preparación de Ester

2:8. “Sucedió, pues, que cuando se divulgó el mandamiento y el decreto del rey, y habían reunido a muchas jóvenes en Susa, residencia real, a cargo de Hegai, Ester también fue llevada a la casa del rey, al cuidado de Hegai, el guardián de las mujeres.” 

De las muchas jovencitas que llegaron a Susa, sólo una, Ester, es mencionada por su nombre. Aun antes de que el rey la viera, Ester había hallado gracia delante de Hegai. 

Esta descripción también puede sugerir que Ester no tenía elección en el asunto, pero no podemos ser dogmáticos. En la última instancia, la razón por la que fue tomada es porque Dios la había formado y formado en el vientre para ser bella de forma y rostro y porque Él había ordenado una parte para que ella jugara en este drama divino. ¡Una vez más encontramos a Dios detrás de lo visto!

Ferguson anota: “Las Escrituras enseñaban claramente que un judío no podía casarse con un gentil pagano incircunciso (Deuteronomio 7:1-4), tener una relación sexual con un hombre que no era su marido (Éxodo 20:14), y comer alimentos impuros (Levítico 11:46 47). Ester, paradójicamente, incumplió estas tres prohibiciones. De hecho, era imposible pensar en Asuero como un candidato ideal para marido, cuyo temperamento y machismo eran legendarios.” 

2:9. “La joven le agradó y halló gracia delante de él, por lo que se apresuró a proporcionarle atavíos y alimentos.  También le dio siete doncellas escogidas de la casa del rey, y la llevó con sus doncellas a lo mejor de la casa de las mujeres.” 

Hegai dio trato preferencial a Ester, promoviéndola al primer lugar y eligiendo para ella las mejores doncellas y las habitaciones más confortables. 

Atavíos: Véase la nota a v. 12. Y alimentos: Se trataba de manjares especiales.

2:10. “Ester no declaró cuál era su pueblo ni su parentela, porque Mardoqueo le había mandado que no lo dijera.” 

Siglo XXI explica: “Ya que no tenía derechos y muy poco acceso al rey, era mejor para Ester no revelar su identidad. Si bien tenemos la responsabilidad de declarar nuestra identidad como pueblo de Dios, hay ocasiones en que una buena estrategia es mantenernos callados hasta que nos ganemos el derecho de ser escuchados. Esto sucede especialmente cuando tratamos con gente que tiene autoridad sobre nosotros. Sin embargo, siempre podemos dejarles ver la diferencia que Dios hace en nuestras vidas.”

¿Por qué Mardoqueo no quería que Ester hiciera conocer su ascendencia judía? El texto no indica la razón. Sin embargo, puede haber un indicio. en Esdras 4: 1-6, que relata la actitud antisemita y actúa contra los judíos que buscan reconstruir el Templo, cuya construcción fue detenida en 534 a. C, luego comenzó de nuevo en 534 a. C y finalmente terminó en 516 a.C.

2:11. “Y cada día Mardoqueo se paseaba delante del patio de la casa de las mujeres, para saber cómo le iba y cómo trataban a Ester.” 

Mardoqueo supo gobernar sobre su casa. El hecho de que se preocupaba por Ester lo suficientemente como para vigilar a diario cómo le iba, es un indicio de su cuidado. Ester obedecía porque amaba y respetaba a Mardoqueo.

2:12-14. Método de la presentación delante del rey

2:12. “El tiempo de los atavíos de las jóvenes era de doce meses: seis meses se ungían con aceite de mirra y otros seis meses con perfumes aromáticos y ungüento para mujeres. Después de este tiempo, cada una de las jóvenes se presentaba por turno ante el rey Asuero.” 

La ley persa exigía que Ester se mantuviera físicamente atractiva. Ello suponía doce meses de preparativos y la aplicación de costosas cremas femeninas. Sin embargo, para cumplir con el propósito de Dios, tenía también que prepararse espiritualmente. Ester ofrece el magnífico ejemplo de una mujer de Dios, tal como se describe en 1 Pedro 3:1-4.

Durante los primeros 6 meses, las jóvenes usaron la hierba mirra. A través de todos los tiempos, la mirra se ha utilizado para la higiene oral, para que el aliento sea fresco y también para la prevención de caries. También es beneficiosa como astringente, extrayendo las impurezas de la piel. La mirra se ha empleado internamente para tratar resfriados, asma, indigestión y dolor de garganta. Demasiada mirra causa diarrea extrema, que ayudaría a una persona a eliminar los parásitos.

Durante los últimos 6 meses, las jóvenes que se preparaban para el rey debían usar olores dulces y otras cosas para purificarse. Su piel se volvería suave como la seda y saturada con el olor de los aceites dulces puros. Estos 12 meses de limpieza podrían haber sido parte de una ceremonia religiosa, así como una limpieza física.

2:13. “Cuando una joven se presentaba ante el rey, se le daba todo cuanto pedía, para que fuera ataviada con ello casa de las mujeres hasta la casa del rey.”

¿Por qué este detalle? Más tarde veremos que Ester confió en el consejo de Hegai: tomar únicamente lo indispensable y nada más. Ya se nos ha dicho que era joven y era hermosa de forma y rostro (Ester 2: 7).

2:14. “Iba por la tarde, y a la mañana siguiente pasaba a la segunda casa de las mujeres, a cargo de Saasgaz, eunuco del rey, guardián de las concubinas. No se presentaba más ante el rey, a menos que este lo deseara y la llamara expresamente.” 

Lo triste era que, a pesar de todas las extravagancias lujosas, la mayoría de las mujeres sólo pasarían una noche con el rey, y luego vivirían con las concubinas, las esposas ignoradas que pasaban sus días en ociosidad. El sistema de harén era inhumano y degradaba grandemente a la mujer como persona. Por la misericordia de Dios, Ester fue protegida de ese triste destino.

¡Una noche con el rey! Este hombre está empeñado en la auto-gratificación, en traer placer a sí mismo. No le preocupaba que las jóvenes nunca puedan casarse y que algunas nunca sean llamadas del segundo harén.

2:15-16. “Cuando le llegó el turno de presentarse ante el rey, Ester, hija de Abihail, tío de Mardoqueo, quien la había tomado por hija, ninguna cosa pidió, sino lo que le indicó Hegai, eunuco del rey y guardián de las mujeres.  Ester se ganaba el favor de todos los que la veían. Fue, pues, Ester llevada ante el rey Asuero, al palacio real, en el mes décimo, que es el mes de Tebet, en el séptimo año de su reinado.” 

En el séptimo año del reinado de Jerjes (478 a. C.) se dice que ya habían pasado unos cuatro años desde que el rey despojó de su título a Vasti (1:3). En el mes décimo, en el mes de Tebet, en el mes más frio y húmedo del calendario persa, Ester finalmente obtuvo la aprobación del rey.

2:17. “Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres; halló ella más gracia y benevolencia que todas las demás vírgenes delante del rey, quien puso la corona real sobre su cabeza, y la hizo reina en lugar de Vasti.”

“Halló ella más gracia.” (gracia – chen H02580) La palabra se encuentra 6 veces en el Libro de Ester (2:152:175:25:87:38:5)

Proverbios 22:1 “Más vale el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama vale más que la plata y el oro.” 

2:18. “Ofreció luego el rey un gran banquete, en honor de Ester, a todos sus príncipes y siervos.  Rebajó los tributos a las provincias, y repartió mercedes conforme a la generosidad real.” 

Tanto así que la hizo su reina en el momento y, coronándola, proclamó un banquete en su honor, marcando la ocasión como día festivo y dando regalos a todos.

3[Heródoto registra en su historia del Imperio persa que era costumbre en las celebraciones reales pagar impuestos. La LXX apoya esta idea de la remisión de impuestos, pues en el griego se lee «hizo una liberación» en donde el sustantivo afesis G859 (liberación) se utilizó para la remisión de una obligación o una deuda. [G859 Definición corta: liberación, perdón, perdón completo. Definición: un envío de distancia, un dejar ir, una liberación, el perdón, el perdón completo.]

2:19. “Cuando las vírgenes fueron reunidas por segunda vez, Mardoqueo estaba sentado a la puerta del rey.” 

Compárese con el v.11: durante la etapa de la preparación (v.11), Mardoqueo visita la corte todos los días. En cambio, cuando estaban reunidas en la segunda casa (v.19), Mardoqueo se mantiene en su posición en la puerta.

“La puerta del rey”: Donde tenían lugar importantes transacciones legales y de negocios.

2:20. “Ester, según le había mandado Mardoqueo, no había revelado su nación ni su pueblo, pues Ester hacía lo que decía Mardoqueo, como cuando él la educaba.” 

Ester está aprendiendo que Dios vincula a las personas de acuerdo con sus propósitos soberanos. Cuando Dios le dio prominencia como reina, sometida ahora a la autoridad del rey, ella siguió reconociendo la autoridad de Mardoqueo. Los vínculos que Dios establece son de distinta categoría y obedecen a diferentes propósitos.

Inclusive en esta etapa, la conexión entre Mardoqueo y Ester se mantiene en secreto (7:3-4; 8:1). Mardoqueo demostró su altruismo porque si Ester hubiese revelado su estrecha relación con él, el rey sin duda se habría alegrado y quizás hubiese dispuesto que deje su posición en la puerta y le habría otorgado toda clase de honores.

2:21-23. El acto leal de Mardoqueo se registra en el libro del rey

2:21. “En aquellos días, estando Mardoqueo sentado a la puerta del rey, Bigtán y Teres, dos eunucos del rey que vigilaban la puerta estaban descontentos y planeaban matar al rey Asuero.” 

¿Vemos aquí la sutil alusión a la providencia? ¿Y si no hubiera estado sentado en la puerta del rey en este día en particular? No habría oído el complot del asesinato. No habría salvado la vida del rey. No habría sido registrado en las crónicas del rey como el responsable de salvar la vida del rey Asuero.

2:22. “Cuando Mardoqueo se enteró de esto, lo comunicó a la reina Ester, y Ester lo dijo al rey en nombre de Mardoqueo.” 

El descubrimiento de un complot para asesinar al rey beneficia al rey mismo y también a Esther. Si el rey hubiera muerto, Ester estaría ciertamente en peligro.

2:23. “Se hizo investigación del asunto, y resultó verdadero; por tanto, los dos eunucos fueron colgados en una horca.  Y el caso se consignó por escrito en el libro de las crónicas del rey.” 

La colaboración entre Mardoqueo y Ester salva la vida del rey y destruye a sus enemigos. Los acontecimientos de alguna importancia en el reino eran recogidos “en el libro de las crónicas”, el cual no debe ser confundido con los libros de 1 y 2 Crónicas del Antiguo Testamento.

“Los actos de lealtad fueron generalmente recompensados ​​inmediata y generosamente por los reyes persas, pero la recompensa de Mardoqueo fue aparentemente olvidada. Aunque este atentado contra la vida de Jerjes fue frustrado, Heródoto cuenta que un intento subsecuente sucedió y culminó con el asesinato del rey en su dormitorio en 465 a. C.” (El Comentario de Aplicación de la NVI)

Reflexionando…… 

Confiando en la obra de Dios 

  • Con el grupo: describa un tiempo en el pasado cuando podía ver la mano de Dios en su vida para cumplir algo específico. 
  • Individualmente: piense en su vida hoy en día y reflexione como Dios le preparó para servirle a Él. El plan para reemplazar a Vasti es extenso y detallado. El plan necesitó 4 años para cumplirse. 

Preguntas pertinentes

1. Resumen del plan para buscar otra reina accionado por el rey Asuero. 

2. ¿Cómo se sentirían Ester y Mardoqueo en aquel tiempo? 

3. El autor menciona tres veces que Ester ganó aprobación en los ojos de las personas de su entorno. ¿Qué se nos dice de ella? 

4. Piensen en una persona que conozcan quien cae en gracia a otros por causa de su presencia y personalidad. ¿Cómo puede imitar en su vida una característica de esta persona? 

5. Muchas jóvenes fueron llevadas al palacio y puestas en el harén. ¿Cómo sería la vida y el rol de ellas? ¿En qué manera fue la vida de Ester diferente al de ellas cuando llegó a ser reina? 

6. El autor menciona varias veces que Ester no puede revelar su nacionalidad. ¿Por qué hizo esto? 

7. ¿En qué circunstancias hoy en día pensamos esconder nuestra afiliación a Cristo? ¿Es prudente? 

8. ¿Cómo entra Mardoqueo en la historia y qué nos dicen sus acciones acerca de su carácter? 

9. Aunque no ha sido mencionado el nombre de Dios, ¿dónde se puede ver su mano dirigiendo la historia? 

10. ¿Puede ver la mano de Dios moviéndose en su vida ahora mismo y cómo va a responder? 

Volver al índice de:
El Libro de Ester

Continúa leyendo:
Capítulo 3. Amán elevado

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com