El Anuncio De La Sequía

El Anuncio De La Sequía

El profeta Elías aparece repentinamente en la historia. No se sabe casi nada de su origen. Es similar a Melquisedec de quien no se conoce nada acerca de su nacimiento, ni de sus padres y menos aún de su oficio de profeta. Elías era un varón que

“tenía vestido de pelo, y ceñía sus lomos con un cinturón de cuero”. (2 Reyes 1.8).

¡Imagínese a esta criatura de apariencia salvaje, de pie delante del rey, lanzando su desafío! Fue un desafío que se presentó al rey, contra Baal y lanzado por un hombre a quien no apoyaba nadie. Keil y Delitzsch comentan (pág. 1687):

“Más bien tiene que ver con el carácter de este profeta y muestra que en él se personificaba el poder espiritual divino y que su actuar era la realización de un poder que lo impulsaba.”

Este era el representante de Dios en Israel.

Lo que sí se nos informa es su lugar de origen. Se le clasifica a Elías como “tisbita”. Hay una aldea llamada Tisba que pertenecía a Galaad (Mapa aquí). En vez de sugerir que “tisbita” alude a una región geográfica, se ha notado que “tisba” deriva de toshab (H8453), palabra hebrea que se refiere a un residente “extranjero” (Génesis 23:4; Levítico 25:6; Salmo 39:12). Ciertamente Elías era un “extranjero” en su ambiente.

Las prácticas horrorosas del reinado de Acab recibieron su desafío profético. Sin que Elías nos diga que Elías es un profeta ni que la palabra del Señor había venido a él, lo encontramos confrontando a Acab con un mensaje de mal augurio. Es por el estilo del mensaje que nos damos cuenta de que Elías es un hombre que actúa y habla con la autoridad divina. Las palabras de Elías son pronunciadas y reforzadas con un juramento que sirve para identificarlo: este es un siervo de Jehová, el Dios de Israel.

¿Cuáles son las características del hombre enviado por Dios?
Santiago 5:17
2 Reyes 1:8
¿Dónde está la evidencia para decir que Elías es…
De “Galaad”…
Un hombre común…
Un hombre valiente…
Un hombre dedicado…
¿Un hombre de confianza?

Las Montañas de Galaad

Galaad (en hebreo «Galed», en castellano significa: «Montón del Testimonio» o «Montón de la Alianza» – “abrupto” “áspero”). Recordamos el acuerdo entre Labán y Jacob, en Génesis 31:47 dos nombres que significan, en arameo y hebreo). Es una región de Gad y Manasés al oriente del río Jordán. Se estima que Tisbe estaba cerca a Wadi Chorath, la cual se encuentra al oriente del río Jordán, al norte de Jabes de Galaad, en la región montañosa de Galaad. Al contrario de las llanuras de la región norte y sur del lugar, Galaad es una región montañosa. La cima más alta alcanza los 1247 m.

Esta zona recibe suficiente agua (61 a 81 cm anualmente) y rocío en el verano y la primavera. Era necesario sembrar en terrazas para obtener buenas cosechas. Olivos y viñedos se acoplan idealmente a las terrazas ya que se requiere menos espacio. El trigo se plantaba en las laderas de Galaad. Este lugar también era rico en bálsamos (Jeremías 8:22, 46:11) debido a los árboles (2 Samuel 18:8; Jeremías 8:22).

Aquellos que adoraban a Baal creían que era el dios que traía las lluvias y las cosechas abundantes. Así que, cuando Elías entró a la presencia de este rey que adoraba a Baal, y le dijo que no habría lluvia durante varios años, Acab se quedó consternado. Había construido una fuerte defensa militar, pero esta no ayudaría en nada durante la sequía. Tenía muchos sacerdotes de Baal, pero no podían hacer llover. El significado de la profecía que anunciaba el cese de las lluvias se entiende mejor cuando recordamos que quienes adoraban a Baal creían que este dios controlaba las lluvias.

1 Reyes 17:1 Elías confrontó con valor al hombre que había llevado el pueblo al mal, y le habló de un poder mayor que cualquier dios pagano: “Jehová, Dios de Israel”, “en cuya presencia estoy” (Deuteronomio 18:5). [Se notan el impacto de los dos títulos antes Acab: El “Dios de Israel” y “Vive Jehová”. (1) Es el Dios de Israel opuesto a los dioses fenicios y (2) Jehová “vive” comparado de los ídolos “muertos”.] Cuando la rebelión y la herejía estaban en pleno apogeo en Israel, Dios respondió no solo con palabras sino con acciones –“No habrá lluvia ni rocío en estos años”. Los dioses de los idólatras eran la lluvia, el sol, el trueno; es decir, todos los poderes de la naturaleza. Al no llover, la tierra no daría su fruto, el ganado moriría. Todo se quemaría bajo el ardiente calor. Dios quería sanar a Israel de esta mortal enfermedad: la idolatría. Dios es quien tiene control de la lluvia, y cuando Israel llegaba a pecar, Dios tenía el poder para detener la lluvia, incluso en una ciudad sí y en otra no.

Cuando Elías se puso en pie frente a Acab y le dio el mensaje de Dios, él no sabía cuál era el siguiente paso que debía dar. Luego “vino a él palabra de Jehová”. Fue a Querit y estuvo allí un año más o menos. Al final de este tiempo, vino a él palabra de Jehová (v. 8), y luego fue a Sarepta. Al cabo de tres años y medio, volvemos a leer: “Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías” (1 Reyes 18.1).

Era un uso especial de la amenaza de la ley en Deuteronomio 11:16; 28:23-24; 29:23. Levítico 26:19 al reino idólatra y a la vez un testimonio en contra del servicio de Baal. Debido a que Baal era adorado como la naturaleza fecundante, entonces la sequía y la infertilidad eran una prueba de la falta de poder y de la nulidad de este ídolo.

“No habrá lluvia ni roció” Identifique los símbolos y lecciones asociados con la lluvia y roció en las siguientes referencias:
Deuteronomio 32:2
Deuteronomio 11:16-17
Isaías 55:8-11
Salmo 72:6

Una pausa para pensar

Este mismo profeta, anteriormente desconocido, obedeciendo la voz de Jehová, anuncia al rey Acab una tremenda y duradera sequía. Demuestra que Jehová es el único y verdadero Dios; que él es el Señor y soberano de la creación. El escritor bíblico no describe la relación de Elías con Jehová, ni siquiera lo considera como profeta. Más extraño aún es que no se hable nada de la respuesta de parte del rey Acab. Es más, no se vuelve a hablar del rey por largo rato.

1 Reyes 17:2-4. Escóndete en el arroyo de Querit

Después de anunciar el castigo enviado por Dios, Elías tuvo que esconderse por orden divina hasta que finalizó el tiempo del castigo, no porque tenía que esconderse ante la ira y la persecución de Acab y de Jezabel sino para impedir que se le pidiera interceder por la abolición del juicio. Compubiblia explica: “La huida de Elías a un barranco aislado sugiere que su vida estaba en peligro, pero es hasta 18:4 que descubrimos qué clase de peligro es: Jezabel se había propuesto exterminar sistemáticamente a todos los profetas de Jehovah.”

 La ubicación geográfica de Querit, un tributario estacional del rí­o Jordán, no se conoce realmente. El arroyo de Querit desembocaba en el Jordán, pero no puede decirse si desembocaba en el lado este u oeste del río porque tiene un doble sentido: “al este de” (Génesis 25:18) o “enfrente” – delante o hacia (Génesis 16:12; 18:16.). Evidentemente, esta área no estaba bajo la jurisdicción de Acab. El hecho de que Dios le dice a Elías que haga conocer el juicio, puede sugerir que el rey se disgusta por el anuncio y que Elías está en peligro, ya que posiblemente lo acuse de ser el causante de la sequía. Esto denota la importancia de obedecer a Dios, exactamente con lo que dice.

Comenta Piper:

“Aquí se ejemplifica una verdad práctica importante. Dios dirige a su pueblo paso a paso. Y ello no puede ser de otro modo porque el camino que somos llamados a seguir es el de la fe, y la fe es lo contrario de la vista y la independencia. El sistema del Señor no es revelarnos todo el trayecto a recorrer, sino restringimos su luz de manera que alumbre sólo un paso tras otro, para que nuestra dependencia de Él sea constante.”

¿Cómo reaccionamos al recibir el mismo mandato sin la explicación de qué hacer una vez cumplida la misión?

1 Reyes 7:5-6. “Elias hizo conforme a la palabra de Jehová.”

Dios manda a Elías a esconderse. No solamente Dios lo protege sino también que le proporciona lo que requiere para satisfacer todas sus necesidades. ¡No es nada menos que un milagro! Elías era obediente.

Compubiblia añade más información de la segunda parte del v. 4 “se podría leer de esta manera: “… yo he mandado a los árabes que te sustenten allí”. Eso sería consecuente con la mujer fenicia que cuidó de Elías más adelante en el capítulo. Sin embargo, puede ser que cuervos sea la expresión adecuada porque un tema a través de la narrativa (capítulos 17–18) es que Dios controla todos los aspectos de la naturaleza.”

Dios puso a unos cuervos para que le trajeran comida cada día. Ellos le traían pan y carne, mientras él permanecía en el arroyo de Querit. En la mañana y en la tarde los cuervos aparecían con la comida y él estuvo allí hasta que el arroyo se secó por la falta de lluvia.  Aunque parezca extraño que aves inmundas alimenten a Elías, y el arroyo se seque, Dios hace milagros para sostener a su profeta.

Una pausa para pensar

He aquí un hombre de acción, obligado a no hacer nada durante más de un año. ¿Verdad que eso fue difícil? Lo es para nosotros, ¿verdad? El calendario de Dios no es el nuestro. A veces Su voluntad puede ser que pasemos algún tiempo junto al arroyo, esto es, apartados, separados, tal vez incluso sin hacer nada. No es fácil; pero es la voluntad de Dios, por lo tanto, es para nuestro bien. Es necesario que aprendamos a aceptarlo, a relajarnos e incluso a aprender de la experiencia. Supongo que Elías creció espiritualmente en esos días, semanas y meses que pasó allí, mientras oraba y pensaba en Dios. No obstante, la Biblia no suministra esos detalles. Solo dice que Elías estuvo en la presencia de Dios (v. 1) y que hizo conforme a lo que Él le mandó (v. 5).

¿Es razonable sugerir que Elías tuvo que aprender la misma lección que Pedro en Hechos 10:12-15? Ponga su respuesta y razonamiento abajo.
 

 

 

1 Reyes 17:7. “Pasados unos días.” No tenemos certeza de cuánto tiempo estuvo Elías allí. Sabemos que estuvo escondido un total de tres años y medio. En 1 Reyes 18.1 puede haber algún indicio de que estuvo más de dos años en Sarepta. Si esto fue así, entonces estuvo más de un año en Querit.

Los cuervos son grandes pájaros negros, con una envergadura que alcanza los 50 centímetros. Se pueden encontrar desde el ártico hasta los desiertos del norte de África e inclusive en las islas del Pacífico. Durante el vuelo realizan complicadas acrobacias aéreas. Los biólogos consideran que son aves muy inteligentes, capaces de emitir una amplia gama de ruido e inclusive de imitar el habla. Pero eso no es su característica más notable. Los cuervos son carroñeros. Se alimentan de las bayas, frutos, insectos, pan y carroña (carne de animales muertos). A veces matan pequeñas aves y mamíferos como conejos y ratas.

Dada su coloración negra, su enorme envergadura, y su característica de carroñeros, han logrado una mala reputación. Los cuervos aparecen en la Biblia, en sólo unos pocos lugares. Aquí están unas referencias:

Génesis 8:6-7
Cantar de los Cantares 5:11
Proverbios 30:17
Isaías 34:11
Salmo 147:9
Lucas 12:24

Según el “Comentario Exegético y Explicativo de la Biblia”, (Tomo I, el Antiguo Testamento, publicado por la Casa Bautista de Publicaciones) con respecto a la suposición de que aquí (1 Reyes 17:4 y 6), la referencia es de los comerciantes árabes y no propiamente a los cuervos:

“La idea de que fuesen empleadas para dar de comer al profeta aves tan impuras y voraces ha parecido tan extraño a algunos que se han esforzado por hacer entender que los “orebim” (plural de “oreb”), que en nuestra versión se traduce “cuervos”, es la misma palabra que se usa en Ezequiel 27:27, que se traduce “comerciantes” o “árabes” (2 Crónicas 21:16; Nehemías 4.7), o los ciudadanos de Araba, cerca de Beth-shan (Josué 15:6; 18:18). Pero la traducción común es, en nuestra opinión, preferible a estas suposiciones; y si Elías fue milagrosamente alimentado por cuervos, es vano preguntar de dónde hallaron ellos pan y carne, porque en esto Dios los dirigía. Después del lapso de un año, el arroyo se secó, y esta fue una nueva prueba para la fe de Elías.”

Volver al índice de:
El Dia De Jehová

Continúa leyendo:
Elías Y La Viuda De Sarepta

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com