ABDÍAS Y SU LIBRO

Abdías no es solamente el libro más corto del Antiguo Testamento, también tiene uno de los títulos más cortos, proveyendo poca información acerca de su autor. El profeta sólo es conocido como Abdías, “siervo y creyente de Jehová”. No se ofrece información adicional sobre su persona. Más de diez hombres llevan el nombre de Abdías en el Antiguo Testamento (1 Reyes 18:3–16; 1 Crónicas 3:21; 7:3; 8:38; 9:16; 12:9). 

Puesto que no tenemos más información provista explícitamente acerca de la identidad del autor, es difícil mencionar una fecha exacta para las profecías. Fue un profeta de Judá que habló del juicio de Dios en contra de la nación de Edom. Ha habido una gran diversidad de opiniones respecto a la época de la profecía. Hay dos fechas que comúnmente se dan a esta profecía: 

  1. entre los años 848 y 841 a.C., cuando al rey Joram y Jerusalén los atacaron la coalición filisteo-árabe (2 Crónicas 21:16), o 
  1. en 586 a.C., cuando los babilonios destruyeron por completo a Jerusalén (2 Reyes 25; 2 Crónicas 36).  

Historia del conflicto entre Israel y Edom

Génesis 25:19–26 – La nación de Israel descendía de Jacob; la nación de Edom descendía de Esaú. Las relaciones entre Israel y Edom estuvieron marcadas de mutua animosidad a lo largo de todo el período que abarca el Antiguo Testamento. 

Génesis 25:23 – Jacob y Esaú lucharon en el vientre de su madre.

Génesis 25:27-34 – Esaú vendió su primogenitura y la bendición pasó a Jacob.

Números 20:14–22 – Los reyes de Israel tuvieron conflictos constantes con Edom. Después del éxodo de Egipto los edomitas no permitieron que los israelitas pasaran por su territorio en Transjordania (Números 20:14–21; Jueces 11:17-18). Su propia conquista fue profetizada por Balaam (Números 24:18). 

Saúl (1 Samuel 14:47-48) 

David (2 Samuel 8:13-14; 1 Reyes 11:15, 16)  

Salomón (1 Reyes 11:14–22)

Josafat (2 Crónicas 20:1, 2). 

Joram (2 Reyes 8:20–22; 2 Crónicas 21:8) 

Amasías (2 Reyes 14:7; 2 Crónicas 25:11, 12

Acaz (2 Crónicas 28:16) 

Salmo 137:7 Edom alentó a Babilonia para que destruyera Jerusalén.

En el siglo sexto a.C., Edom mismo se estaba debilitando, según lo revelan fuentes arqueológicas. Los pueblos eran abandonados y los pobladores se mudaban (1 Macabeos 5:65). Los árabes obtuvieron el control de esta zona geográfica entre los siglos VI y IV a.C. (Nehemías 2:19; 4:7; 6:1).

Los nabateos, en particular, desplazaron a los edomitas, forzando a algunos a internarse al sur de Judá, que llegó a ser conocida con el nombre helenizado de Idumea (1 Macabeos 4:29), basado en “Edom”, que es hebreo.

Herodes es el nombre de varios príncipes de una dinastía que ejerció el poder en Palestina durante la época del Nuevo Testamento. Los herodianos eran oriundos de Idumea y practicaban la religión judía, pero siempre permanecieron en estrecha dependencia de los romanos. Mandaban a educar sus hijos a Roma. Construyeron ciudades nuevas al estilo romano-helenista y les pusieron nombres en honor de sus protectores, los emperadores romanos (Cesarea, Sebaste, Tiberias).

Los idumeos eran muy despreciados por los judíos en los días del Nuevo Testamento. Después de la destrucción de Jerusalén ocurrida en el año 70 d.C. los idumeos desaparecen para siempre del escenario histórico.

Cronología

Jeroboam II sube al trono; Jonás comienza a profetizar 793 a.C. 

• Uzías (Azarías) sube al trono de Judá 792

• Jonás predica en Nínive 785? 

• Salmanasar IV sube al trono de Asiria 783 

• Adad-nirari III sube al trono de Asiria 772 

• Amós comienza a profetizar 760 

• Adad-nirari V sube al trono de Asiria 754 

• Jonás termina su ministerio 753 

• Israel cae ante Asiria 722 

La ubicación de Edom

La geografía y la historia juegan papeles importantes en esta profecía, con agudas hostilidades evidentes entre Israel y Edom, su vecino del sudeste. Esaú fue conocido como “Edom” (Génesis 36:1, 9) y Jacob como “Israel” (Génesis 32:22–32). Esos nombres fueron adoptados por las naciones de las cuales los dos hombres fueron ancestros. La ubicación de Edom al oriente del Jordán estaba entre los despeñaderos rocosos que se elevaban sobre el mar Muerto. Estando situada a lo largo de una ruta de caravanas, llegó a ser un centro comercial. Petra, la famosa ciudad de piedra construida por los nabateos, es un modelo de las defensas naturales de las que Edom podía depender. Su inaccesibilidad a los ataques la llevó a la arrogancia y a la seguridad egocéntrica de su propia invulnerabilidad, y esto finalmente la llevó al derrumbe.

Los descendientes de Esaú se asentaron en el área llamada Edom, al sur del Mar Muerto, mientras que los descendientes de Jacob se mantenían fieles a la promesa, habitaban Canaán y crecían hasta convertirse en el pueblo de Israel. 

Propósito del libro

La profecía de Abdías está dirigida al pueblo que se lamenta sobre las ruinas de su amada ciudad de Jerusalén y por la muerte de familiares, amigos y parientes. 

Abdías pronuncia el consolador mensaje de que Dios no ha olvidado a su pueblo, ni tampoco pasado por alto la maldad de los edomitas. El Señor intervendrá para enmendar la situación, castigar a Edom y restaurar a su pueblo.

Su mensaje confronta a Edom con una severa palabra de condenación, pero conforta al pueblo de Judá con la promesa de la continua protección de Dios, su futura victoria y su restauración. 

Enojo y enemistad

Año: 586 a.C.; 

Lugar: Jerusalén; 

Suceso: la destrucción de Jerusalén por los ejércitos de Babilonia. 

Vemos a los soldados iracundos destruir las murallas, masacrar a la gente e incendiar la ciudad. 

Pero notamos algo más. Vemos a un grupo de vecinos, los edomitas, que animan a los babilonios a arruinar la ciudad. 

“¡Destrúyanla! ¡Destrúyanla!”, gritan. “¡Estrellen sus niñitos contra las rocas y exterminen a los judíos!” (Salmo 137:7–9).

¿Quiénes son esos que deseaban que cosas tan terribles les ocurrieran a sus vecinos? ¡Son hermanos de los judíos! 

Bosquejo del contenido

Título (v.1) 

Los oráculos del Señor específicamente contra Edom (vv.2-15)

  • para el castigo de Edom (vv.10-15). 
  • peligros del orgullo (vv.2–4) 
  • conducta traicionera (vv.5–7) 
  • un juicio que se aproxima (vv.8-9)
  • una lista de razones por el castigo sobre Edom (vv.10-15)

Israel y las naciones (vv.15-21)

  • Día de retribución divina (vv.15-16) 
  • Día de restitución divina (vv.17-20) 
  • Día del reino divino (v.21) 

Edom será severamente juzgado, pero el pueblo de Dios recibirá bendiciones y la gloriosa restitución a su tierra. El monte de Sion se elevará por encima del monte de Esaú, y el reino será de Jehová (v.21). 

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com