Pregunta 16

¿Por qué los demonios y espíritus inmundos abundan en el Norte?

Prejuicio en el Norte

Esta lista de milagros indica que demonios o espíritus inmundos abundan en el norte de Israel en la región de Galilea. El trabajo de los discípulos se describe en los mismos términos (Marcos 6:13), y este trabajo probablemente se llevó a cabo fuera, en, y alrededor de Galilea, la tierra misma de Jesús (Marcos 6:1), aunque no podemos excluir la posibilidad de que los discípulos se hayan aventurado más allá hacia el extranjero. Esto coincide con los milagros de Jesús contra los demonios, todos los cuales tienen lugar en el Norte. También podríamos agregar a esta lista la expulsión de siete demonios de María de Magdala. No es una sorpresa descubrir que también Magdala es una ciudad del norte.

Podríamos preguntarnos: ¿por qué el ministerio de Jesús se concentró en el Norte alrededor de Galilea? La respuesta se encontrará en Isaías 8:18-9:1

Esta profecía involucra a Judá, Isaías y ‘los hijos’ – sus discípulos – eran señales para Judá de que Jehová de los ejércitos todavía mora en el monte de Sion. Pero Judá, asustado del agresor del norte, había consultado la ayuda de los adivinos. No tenían ‘luz’. La nación sufriría la invasión inminente y padecería hambre. La tierra sufriría tribulación, tinieblas, oscuridad y angustia. Algunos serían llevados a una tierra de ‘oscuridad’ (Salmos 107:10). No obstante, Jerusalén no sería castigada de esta manera aunque tendría aflicción.

En cuanto a la profecía, Isaías hace una comparación con lo que había pasado a Israel del Norte;

“Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neptalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos” Isaías 9:1-2.

Galilea y sus habitantes habían caminado en oscuridad, como Judá lo había hecho, y ellos habían sido afligidos. Pero aquellos que todavía estaban en el área norteña, y aquellos a los cuales el invasor del norte (Asiria) se había llevado en cautividad veían una gran luz. Esta gran luz (en la forma de un mensaje) probablemente habría sido llevada por Isaías y sus ‘hijos’, los que fueron dados por señales y maravillas en Israel. (Podría ser el mensaje sobre el rey venidero – Ezequías.)

En vista de la aplicación de la profecía al ministerio de Jesús, las palabras podrían referirse a una misión que Isaías emprendió en el Norte y como enviado a Asiria en relación con la liberación de Judá.

En Mateo 4:14-17 leemos de nuevo esta profecía de Isaías con respecto al principio del ministerio de Jesús en el norte. Aquí Jesús es la gran luz que predica en Galilea. Él predica allí en cumplimiento de la profecía de Isaías. Como en los días de Isaías, las personas de la región moraban en oscuridad. Esto involucró un rechazo a Dios y un regreso a aquellos que practicaban las artes mágicas: los adivinos, exorcistas y magos. En esta situación, Dios afligió a la región con el invasor norteño. Lamentablemente, lo mismo sucedía en los días de Jesús.

Otro aspecto de la respuesta a nuestra pregunta – ¿por qué son muchos los exorcismos de los demonios en el norte? – viene de Deuteronomio 28, aunque esta profecía involucra a todo Israel. Isaías se refiere a Dios que aflige la región de Galilea. Podemos interpretar esto en términos completamente políticos y pensar en la invasión de Asiria o la ocupación romana. Pero Dios no sólo castigó a la gente por medio de las naciones circundantes. Esto es sólo uno de las ‘consecuencias de la desobediencia’ de su pueblo.

Ahora vale la pena leer cuidadosamente Deuteronomio 28:15-62

Este pasaje extenso deja totalmente aclarado que el Señor castigaría a Israel con todo tipo de enfermedad, incluso ‘la locura y la ceguera y turbación de espíritu’. ¿Si Dios es el agente de tales castigos, dónde está el alcance para la actividad independiente de demonios?

Estas aflicciones físicas eran parte de un paquete de dos partes de castigos – la otra parte era la opresión de las naciones vecinas. En los días de Isaías, era un invasor del norte; en los días de Jesús era otro poder político: el imperio romano. Durante estos dos períodos, habría existido aflicción física.

Esto ‘prejuicio al norte’ de Palestina sugiere que los demonios no tienen existencia independiente porque habríamos esperado referencia de ellos en todas las regiones3. Sugiere que debemos buscar una explicación primeramente en las creencias del público en la región norteña y finalmente en la profecía de Isaías.

Milagro curativo

¿Actividad demoníaca?

Lugar

Leproso sanado (Mt 8:1-4,

Mc 1:40-45, Lc 5:12-16)

Posible – lepra ‘desapareció’

Ciudad de Galilea

(Lc 5:12)

Hijo de un noble

(Jn 4:46-54)

Posible – ‘le dejó la fiebre’

Caná/Capernaum

(Jn 4:46)

Siervo de un centurión

(Mt 8:5-13, Lc 7:1-10)

Posible – ‘gravemente

atormentado’, ‘enfermo’

Capernaum

(Mt 8:5, Lc7:l)

Hombre en la sinagoga

(Mc 1:21-28, Lc 4:31-37)

Capernaum

(Mc 1:21, Lc 4:31)

Suegra de Pedro (Mt 8:14-15, Mc 1:30-31, Lc 4:38-39)

Posible – ‘reprendió a la

fiebre’

Capernaum

(Mc 1:21, Lc 4:31)

Endemoniado gadareno

(Mt 8:28-34, Mc 5:1-20,

Lc 8:26-39)

Suroeste de Galilea

(Mt 8:28, Mc 5:1, Lc 8:26)

Paralítico sanado (Mt 9:2-8,

Mc 2:3-12, Lc 5:18-26)

No

Capernaum (Mt 9:1, Mc 2:l)

Hija de Jairo (Mt 9:18-26,

Mc 5:21-43, Lc 8:40-56)

No

Capernaum (Mt 9:1)

Mujer que padecía de flujo de sangre (Mt 9:18-26,

Mc 5:21-43, Lc 8:40-56)

Posible

Capernaum (Mt 9:1)

Dos ciegos sanados

(Mt 9:27-31)

Posible – ‘dando voces’

Capernaum (Mt 9:1)

Un mudo (Mt 9:32-34)

Capernaum (Mt 9:1)

El hombre con la mano seca (Mt 12:10-13, Mc 3:1-5,

Lc 6:6-11)

No

Capernaum (Mc 2:1)

La hija de la mujer cananea

(Mt 15:21-28, Mc 7:24-30)

Norte de Galilea – Tiro y

Sidón (Mt 15:21,

Mc 7:24)

Un sordomudo (Mc 7:31-37)

Posible ‘Sé abierto’

Suroeste de Galilea

(Mc 7:31)

Un ciego (Mc 8:22-26)

No

Betsaida (Mc 8:22)

El paralítico (Jn 5:2-9)

No

Jerusalén (Jn 5:2)

Muchacho epiléptico

(Mt 17:14-20, Mc 9:14-29,

Lc 9:37-43)

La vertiente de un monte en el norte (Lc 9:37)

Un ciego de nacimiento

(Jn 9:1-12)

No

Jerusalén (Jn 7:37)

Un mudo

(Mt 12:22-24, Lc 11:14-15)

Región de Capernaum

Una mujer enferma

(Lc 13:10-17)

Posible – ‘espíritu’ y ‘que Satanás había atado’

Hacia Jerusalén (Lc 13:22)

Un hidrópico (Lc 14:1-6)

No

Hacia Jerusalén (Lc 13:22)

Diez leprosos (Lc 17:11-19)

No

Hacia Jerusalén pasaba entre Samaria y Galilea

(Lc 17:11)

Dos ciegos (Mt 20:29-34, Mc 10:46-52, Lc 18:35-43)

Posible – ‘clamaron’

Jericó (Mt 20:29, Mc 10:46, Lc 18:35)

Volver al índice de:
Demonios

Continue leyendo:
Pregunta 17

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com