¿Crecemos en los valores cristianos?

Un valor es algo que tiene mucha importancia para nosotros. Cuando eramos niño o niña, observabamos a nuestro alrededor y seleccionabamos lo que parecía ser valiosos. Y así fue guardando muchas cosas en nuestro “cofre” de tesoros. Es lo mismo para los adultos también. Guardamos muchas cosas “utiles” y de valor como madera, metal, tejido, libros…

Comenzamos a seleccionar valores mucho antes de nuestra nueva vida en Cristo. Identificamos las cualidades de las personas o cosas por la que nos considera buena, útil o digna de interés. Muchos de esos valores no tienen nada que ver con nuestra fe en Cristo como Señor y Salvador. Simplemente se fueron agregando mientras transcurría nuestra vida. Sus preciados valores se habían convertido en nosotros y nosotros se había convertido en aquello que valorabamos. A menos que sucediera algo inesperado seguiría viviendo como prisionario voluntario de nuestros propios valores por el resto de nuestra vida.

 

Los antiguos valores

Apunte unos valores guardados antes de su nueva vida en Cristo
¿Qué valores específicos adquirió de sus padres y familia?
¿Cuáles son los valores que adoptó de sus amigos?
¿Cuáles valores adquirió de la sociedad?

Queremos considerar los antiguos valores que tenemos guardados como tesoros en nuestro “cofre”. Los examinará y los comparará con los nuevos que nuestro Padre Celestial nos está poniendo en nuestro “cofre”.

Considere nuevamente las listas que elaboró de los valores y encierre en un círculo los valores que le parecen cuestionables.

Los hijos de Adán sienten que el valor más importante de sus vidas es ganarse su valía, llegar a ser alguien. Cada persona quiere dejar su huella en el mundo. Este valor esclaviza a las personas que no sienten y la libertad de ser quienes Dios las hizo ser. La significación es siempre una meta que nunca se alcanza. No importa cuánto logre una persona, no importa cuánto dinero gane, no importa cuánto poder obtenga, nunca es suficiente.

 

¿Cómo se mide la significación?

Aquellos que buscan significación a través de sus logros personales necesitan de personas especiales que los confirman. A través de la historia, las personas se han clasificado unas a otras como importantes o insignificantes. Aquellos a quienes es necesario impresionar son los de nuestra clase Los que pertenecen a una clase menos importante no cuentan y los que pertenecen a una clase más importante posiblemente no se interesan por lo que somos o no somos

Sí que desde una edad temprana todos aprendemos primero elegimos algo que nos dé importancia, y luego seleccionamos la clase de personas que serán nuestros admiradores. Como miembro del cuerpo de Cristo, dejamos atrás la necesidad de adquirir importancia y asimismo la necesidad de tener personas que lo reafirman. Tenemos comunión constante con el Hijo y Su Padre Celestial..

¿Nos resulta dificil aceptar el hecho de que nosotros no tenemos que hacer nada para ser importante a los ojos de Dios?

 

Momentos para reflexionar:

¿Soy tentado buscar la importancia en mi vida?

 

El apóstol Pablo habla de sus valores

La madurez espiritual no es algo que podamos desarrollar por nuestra propia cuenta. Nos va llegando a diario, conforme nos asemejamos más a Cristo. Es importante que comprendamos que esta madurez, así como las demás características deseables, es parte de un proceso. Exige tiempo, conciencia y a veces implica también fracasos. Vamos a considerar lo que Pablo dice a los creyentes en Filipos.

Lea Filipenses 3:1-14. Señala la enseñanza de Pablo…

de las cosas inútiles

de las cosas de valor

Pablo sostiene en el mismo contexto (vs.4-6) que podía tener la misma confianza en la carne como la que tenían algunos que pretendían convertir a los cristianos en judíos. Él enumera una por una las cosas que él primeramente, como judío devoto, pensaba que le daban crédito para con Dios. Identifica siete cosas que consideraba como ganancia en la vida profundamente religiosa que había vivido antes de encontrarse con Jesús.

(i) Fue circuncidado al octavo día;
(ii) Nacido del linaje israelita, un miembro del pueblo de Dios;
(iii) Podía nombrar su tribu (Benjamín);
(iv) No era solamente un verdadero judío, sino un hebreo, hijo de padres hebreos;
(v) Estricto en la observancia de la ley, Pablo era un fariseo devoto;
(vi) Su celo religioso quedó evidenciado en que persiguió a los cristianos.

Pablo consideraba todas aquellas ganancias como una gran pérdida. Había llegado a considerarlas como una base de confianza falsa y aun un obstáculo porque había encontrado el camino de aceptación con Dios en Cristo.

Ahora, su deseo es ser aceptado sobre la base de la justicia que es de Dios, ofrecida sobre la condición de creer (Romanos 3:21–4:25; Gálatas 2:15–3:29; Efesios 2:4–9). En Filipenses 3:10, Pablo señala dos realidades que deben siempre pertenecer juntas en toda vida genuina en Cristo:

  • “el poder de su resurrección” y
  • “participar en sus padecimientos”.

Esta forma de vivir implica la muerte de una vida egocéntrica que, para nosotros, es natural y estar dispuesto a encarar la dificultad y padecimiento que el evangelio de salvación pueda acarrear. Por eso “la madurez” o “perfección” (es esencialmente la misma palabra en el griego original) tiene que ver con la manera de pensar en la forma con la que Pablo ha estado hablando.

 

Analicemos el estilo de vida de un siervo de Dios

Lea cada una de las características ideales de un siervo totalmente comprometido. Dentro de las escalas, encierre en un circulo el número que representa el lugar en que usted se encuentra dentro de su capacitación para el servicio.

A. La condición de siervo da por finalizada la búsqueda de significación (1 Corintios 4:1). Esta persona es libre para hacer uso de cada capacidad, sin necesidad de probar su valía personal al hacerlo

Seguro de su significación debido a su relación con Dios

Muy seguro Muy inseguro
1 2 3 4 5

B. La tarea asignada al siervo es hacer el trabajo de un administrador (1 Corintios 4:1-2) que supervisa el manejo de las propiedades y la casa de su Señor

Sirve a otros con buena disposición y con gozo

Constantemente Rara vez
1 2 3 4 5

C. El corazón de este siervo es intransigente (2 Corintios 4:1-2 Considere la lista de valores antiguos que ha desechados Este siervo es totalmente comprometido con Dios

Comprometido en el servicio a Dios

Totalmente Apenas
1 2 3 4 5

D. Hay en él una compasión especial por aquellos que están ciegos (2 Corintios 4:3-6). Jesus dijo que su misión era dar “vista a los ciegos” (Lucas 4:18)

Lleno de compasión e interesado en los que no conocen a Cristo

Constantemente Rara vez
1 2 3 4 5

Una de las imágenes más hermosas y descriptivas de la Biblia es la que usa Pablo en 2 Corintios 4:7

“Tenemos este tesoro en vasos de barro”

En la antiguidad los manuscritos se conservaban en vasos de arcilla con la tapa sellada para evitar que la humidad detoriorara ;los documentos. El siervo de Dios se presenta aquí como uno de esos vasos de barro.

 

¿Estimamos una buena relación con los miembros de la iglesia?

Apenas uno pasa a formar parte de la familia de la fe, ¿descubrimos que los cristianos están lejos de ser perfectos? En ninguna parte de la Biblia se nos promete que los cristianos serán perfectos sino hasta la venida venidera de Nuestro Salvador, Jesucristo.

Cada uno de nosotros necesita a los miembros del cuerpo de Cristo. Dios usa su relación con otros cristianos para modelar y refinar su vida. Usted es un instrumento de El para bendecir y modelar las vidas de ellos.

  • La primera relación necesaria en nuestra vida es con nuestro Creador y Su Hijo, Jesucristo.
  • La segunda es con el Cuerpo de Cristo. Nuestros hermanos en Cristo necesitan ser advertidos, exhortados, animados, sostendidos, ayudados y guiados. Necesitan acciones positivas, llevados a cabo en un espíritu de paciencia y a
  • partir de un deseo de hacerle bien a la persona.
  • La tercera es una relación especial con los hijos de Adán. Aquellos que todavía no han llegado a ser cristianos.

 

Momentos para reflexionar:

¿Cuáles son los valores que va a revisar?

Volver al índice de:
¿Cómo Crecemos?

Continue leyendo:
El carácter de un obrero de Dios

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com