Jesucristo: Su Papel y Persona

Durante las ultimas semanas, hemos estado estudiando en las conferencias de las 11 las promesas a Abraham y David, y en ellas hemos visto que la parte principal de su cumplimiento depende de un descendiente prometido:

  • En las promesas a Abraham, es la simiente en quien serían benditas todas las naciones, la simiente que heredaría la promesa.

  • En las promesas a David, es el descendiente que seria tanto hijo suyo como hijo de Dios, y quien heredaría su trono eternamente, y que le edificaría casa a Dios.

Hoy quiero que veamos, aunque sea rápidamente, unas cuantas profecías bíblicas más que hablan de Cristo, para que nos vayamos formando una idea de qué tan importante es en los planes de Dios:

  • Génesis 3:14‐15 ‐ Esto que nos enseña? [Que habría una simiente, descendiente de mujer pero no de hombre, que sostendría una lucha a muerte con la simiente de la serpiente (el pecado), saliendo victorioso, pero no sin sufrir el también.]
  • Génesis 22:18 ‐ En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste mi voz… nos habla de? [Salvación para el mundo, en el descendiente de Abraham.]
  • Éxodo 12:3‐7, 12‐13 ‐ Salvación para el pueblo de Dios, del ángel de la muerte, por la sangre de un cordero perfecto, inmolado. (I Corintios 5:7 ‐ pascua, Apocalipsis 5 ‐ el cordero inmolado).
  • En Levítico tenemos varios sacrificios que enseñaban que el pecado producía muerte, y que había perdón de pecados por el derramamiento de la sangre. (Levítico 4:22‐24 ‐ Este debiera ser yo, y participación en la muerte del animal perfecto.)
  • Tenemos también en Levítico todas las leyes de inmundicia ritual, que enseñaban que ante Dios estábamos casi siempre contaminados con algo, y que había una pureza en Dios, y una imperfección en nosotros que nos separan. (Isaías 59:2)
  • Estaba también el velo que impedía acceso al lugar santísimo: Lev 16:2‐3, 6, 12‐15, y el problema de que el sumo sacerdote tenia defectos, y tenia que ofrecer primero por si mismo. [Hebreos 5:1‐3, 6:23‐38, 9:6‐12]
  • Deuteronomio 18:15‐18 ‐ Tenemos también la promesa de Moisés que vendría otro profeta como él, de entre el pueblo, a quien sí le escucharían; un intermediario entre Dios y ellos. Y notemos que no es que Dios necesita un mediador para entendernos a nosotros; nosotros necesitamos un mediador para comprenderle a Dios…
  • Tenemos a Josué, que es una figura del Josué que vendría después, que quiso llevarles a la tierra prometida, pero no les da descanso en ella; siguen en estado de lucha continua. [Hebreos 4]
  • II Samuel 7:10‐16 ‐ Tenemos la revelación de Dios a David que el haberle dado un reino estable era solo un paso en un proceso largo que culminaría en paz eterna para su pueblo, y el establecimiento de una casa permanente para Dios y una descendencia perpetua para David. Y que tendría un hijo, que sería hijo también de Dios, que heredaría eternamente su trono, y él lo presenciaría.

Y tenemos montones de Salmos, la mayoría palabras de este mismo David, que revelan muchos aspectos del Mesías:

  • Salmo 2:1‐12 ‐ Esto de que habla? [Reinado eterno, destrucción de las naciones que están en condición de medio rebeldía]
  • Salmos 16:8‐10 ‐ Por su confianza en Dios, reposó en esperanza de resurrección.
  • Salmos 22:1, 7‐11, 16‐18 ‐ Salmos que hablan de su sufrimiento.
  • Salmos 40:6‐8 ‐ Salmos que hablan de su obediencia, y como reemplazaría los sacrificios [Hebreos].
  • Salmos 41:9 ‐ Salmos que hablan de la traición de Judas
  • Salmos 68:18 ‐ Profecías de que al ascender al cielo, distribuiría los dones del espíritu [Efesios]
  • Salmos 69:9 ‐ Celo de tu casa me ha consumido.
  • Salmos 69:20‐21‐ El sufrimiento en la cruz, de nuevo.
  • Salmos 72:1‐14 ‐ Su reinado eterno y justo
  • Salmos 110:1‐5 ‐ Su reinado, y sacerdocio.
  • Salmos 118:22‐23 ‐ Sería rechazado por sus hermanos, pero sería la piedra del ángulo de la casa de Dios.

Y en Isaías, varias profecías mas:

  • Isaías 7:14 ‐ Una virgen concebirá y dará a luz un hijo.

  • Isaías 11:1‐5, 10 ‐ Saldrá de las raíces de Isaí y llenara la tierra de justicia.

  • Isaías 42:1‐6 ‐ Siervo escogido, en quien estaría el espíritu de Dios, no se cansara hasta que con humildad y mansedumbre haya hecho llegar la justicia y paz hasta todos los confines de la tierra.

Y por supuesto, Isaías 53:

  • v. 1‐2 ‐ Un hombre normal, sin belleza física.

  • v. 3 ‐ Despreciado, desechado, varón de dolores, desestimado por los suyos.

  • v. 4‐6 ‐ Y llevo nuestras enfermedades; sintió en su persona nuestras aflicciones, parecía alguien a quien Dios no le quería por el peso que llevaba encima, y fue herido por nosotros, y sin embargo, en la herida de el, hubo sanidad para nosotros.

  • v. 7‐8 ‐ Y no se defendió ante los que lo azotaban y acusaban, y lo mataron, por la rebelión del pueblo de Dios.

  • v. 9 ‐ Y lo enterraron en el sepulcro de un rico, y murió, a pesar que nunca había pecado.

  • v. 10‐11 ‐ Pero fue la voluntad de Dios que le ocurrieran todas estas cosas, y al final estará satisfecho de lo que logro; vera linaje ‐ establecerá una casa para Dios, una familia, será el primero entre muchos hermanos, habiendo llevado en si las iniquidades de ellos.

  • v. 12 ‐ Por tanto recibirá una gran herencia, por haber derramado su vida hasta la muerte. Y tenemos otros detalles:

    • Daniel 7:13‐14 ‐ Su ascensión al cielo, y la gloria que le es dada.

    • Daniel 9:24‐27 ‐ La profecía de las setenta semanas, la venida del Mesías, su muerte, la destrucción de Jerusalén, y la destrucción del desolador.

    • Miqueas 5:2 ‐ Su nacimiento en la ciudad de David.

    • Zacarías 9:9 ‐ La entrada triunfal en Jerusalén.

    • Zacarías 13:7 ‐ La dispersión de sus discípulos al morir.

    • Zacarías 12:10 ‐ El arrepentimiento de Israel, al final de todo. Y la ultima profecía del AT:

    • Malaquías 4:5‐6 ‐ La venida de un profeta en espíritu de Elías, antes del día de Jehová, grande y terrible. Una profecía que se cumple por primera vez en Juan, y se volverá a cumplir antes del día de la venida de Cristo.

Así que Cristo es todas estas cosas. Y sin embargo, todas estas cosas no les prepararon a los judíos para recibirle. Porque pocos entendieron lo que él era, lo que él llegaría a ser… porque fue todas estas cosas, y mucho más que todas estas.

Destinado Desde Antes de la Fundación del Mundo

Cuando comienza el proceso de redención por medio de Jesucristo? Veamos I Pedro 1:18‐20.

  • Cuando comienza entonces el proceso de redención en Cristo? [desde antes de la fundación del mundo] Y este es un tema que es indispensable que lo comprendamos: Cristo, el Mesías, el Salvador, es antes que todo. Y porque es antes que todo? [2:6] Es la piedra del ángulo.

Veamos Lucas 14:28‐30. Esta es la medida de sabiduría que debiéramos tener: la sabiduría como para calcular lo que será necesario para completar un proyecto antes de comenzarlo. Y si esta es la sabiduría que debemos tener nosotros, será posible que Dios tenga menos? Será posible que Dios pidiera algo de nosotros que El mismo no practicaba, que Dios iniciara el proceso de la creación de la humanidad, sin haber calculado lo que seria necesario para completar la obra? Claro que no. Antes que Dios hiciera cualquier otra cosa, preparó la piedra de esquina.

Porque pensemos:

  • Porque hace un hombre y una mujer? Para que puedan prefigurar la relación entre Cristo y la iglesia.

  • Porque Abel ofrece sacrificios de un cordero? Para prefigurar a Cristo.

  • Porque salva a Noé en el arca? Para prefigurar el bautismo en Cristo, y la salvación por agua.

  • Porque le manda a Abraham que sacrifique a Isaac? Por Cristo.

Antes de Adán, antes de Eva, antes que Abel sacrificara ese cordero, antes de Isaac, antes de Abraham o del cordero perfecto de la pascua, antes de la roca y el maná en el desierto, antes de David y las promesas del establecimiento de la casa, antes incluso de que se dijeran las palabras ʹsea la luzʹ, era Cristo, la verdadera luz, que alumbra, y da vida. Porque la luz natural es solo una prefiguración de la espiritual.

Cristo es la piedra de esquina de toda esta obra de creación; es el principio, el fin y el centro de la creación. Todo era para el, y por el:

  • Hebreos 1:1‐4 ‐ Cristo es la culminación de la creación, así como el principio de ella: Cristo es la encarnación de la palabra de poder de Dios.

  • Colosenses 1:17‐18 ‐ El es antes de todas las cosas, y todas las cosas en el subsisten: si no estuviera bien sembrada esa piedra de esquina, la creación se desploma. Sin Cristo, la creación no tiene forma ni rumbo ni orden.

Y como entender esto, si habíamos pensado que Cristo nació hace apenas 2000 años?

  • Veamos Galatas 4:4 ‐ Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envío a su hijo, nacido de mujer, y nacido bajo la ley, para que redimiese.

  • Como dice Juan el Bautista [Juan 1:15] ‐ Este es de quien yo decía, El que viene después de mi, es antes que mi, porque era primero que yo. Vino después de Juan, pero era primero que Juan.

  • Y es lo que dice Pedro: Destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos.

Y esto no es para que nos confundamos, pensando que Jesús de Nazaret existió en el cielo antes, etc. Claro que no. Y como lo sabemos? Porque nosotros también fuimos escogidos y conocidos y predestinados desde antes de la fundación del mundo, pero sabemos perfectamente bien cuando comenzamos a existir.

  • Efesios 1:4 ‐ Nos escogió en el antes de la fundación del mundo… en amor habiéndonos predestinado.

  • Nuestra existencia era para Dios una realidad antes que naciéramos, como Dios le dice a Jeremías en el 1:5 ‐ Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te di por profeta a las naciones.

  • Y como dice David en el Salmo 139:16 ‐ Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que **luego** fueron formadas, sin faltar una de ellas.

  • Y como dice Jesús de los patriarcas: Dios es Dios de Abraham, Isaac y Jacob, y no es Dios de muertos sino de vivos; este es el Dios de quien en Romanos se dice que llama las cosas que no son como si fuesen. Para Dios, Cristo era la cosa mas real y concreta de la creación, desde que antes de pronunciar la primera palabra de Génesis 1. Desde el primer chispazo de luz en el universo, todas las cosas han apuntado a Cristo.

Si estas palabras de Efesios son aplicables a mi, a los Hnos. del primer siglo, a ustedes, a Jeremías, a David… cuanto más al Hijo.

Volvamos a Pedro, y veamos otras palabras, anteriores a las que leímos: [I Pedro 1:10‐11] Qué hicieron los profetas? [profetizaron de esta gracia destinada a nosotros, investigando sus mismas profecías, escudriñando que persona y que tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos] Esto que significa? [Espíritu = conocimiento, conciencia… y esto estaba presente en los profetas, antes del nacimiento de Jesús, pues ellos inquirían el tiempo que sus profecías indicaban, y la persona…]

Así que Cristo no es una persona que simplemente se produce en un momento de la historia; Cristo es el hecho central de toda la historia. [Ilustración: un hilo, del cual tanto el futuro como el pasado brotan de un punto central; o una roca tirada al agua, de donde nacen las olas ‐ Cristo es el centro de esos círculos, todo brota de él. Ahora, para nosotros estos puede ser confuso, siendo que estamos atrapados en un tiempo lineal, y para nosotros la historia se divide solo en cosas antes y después, y cuando leemos que Cristo es antes que todo, pensamos que ‘antes’ es un termino temporal, cronológico. Mas bien, es un termino de prioridad, de calidad. Así como el ‘Reino de los Cielos’ no significa que ‘los Cielos’ es su ubicación, sino su calidad, así decir que Cristo es ‘antes’ que todo, no es una Descripción cronológica. Y encima de todo esto, tenemos que recordar que para redimirnos, Cristo tenia que ser igual a nosotros (Hebreos 2:14‐18), por tanto si él ya vivía antes de nacer, ya no es igual a nosotros, y por tanto, no puede redimirnos… tiene que haber sido igual a nosotros en todo.]

Y sin embargo, con todo esto, no le supieron comprender cuando vino… porque era casi incomprensible:

  • Juan 1:18 ‐ Es la manifestación visible de un Dios invisible. El que me ha visto a mi, ha visto al Padre.

  • I Timoteo 3:16 ‐ Dios se manifestó en carne.

  • Colosenses 1:15 ‐ El es la imagen del Dios invisible.

Cristo es la manifestación de todas las características fundamentales de Dios, aquí entre nosotros. Es el reflejo perfecto de su Padre, es la encarnación de la totalidad de la revelación de Dios: es la palabra, el espíritu, el poder y el conocimiento de Dios, en carne.

Y viendo así las cosas, no es sorprendente que lo hayan matado: este era un mundo sumergido en el mal, en las tinieblas del pensamiento humano, y al aparecer en el mundo algo divino, un hijo verdadero de Dios, era inevitable que hubiera conflicto. Y el mundo creyó haberle vencido, pero esa muerte también estaba anticipada, y en realidad fue una victoria, porque murió sin haber pecado, y en su muerte destruye la simiente del pecado que trataba de vivir en el.

Quien es Jesús? Solo el estudio de los evangelios y toda la palabra de Dios nos darán respuesta.

  • Lucas 1:30‐35 ‐ Hijo de David, destinado a reinar eternamente sobre la casa de Jacob.

  • Lucas 2:13‐14 ‐ Al nacer, llenaron el cielo los ángeles alabando a Dios.

  • Mateo 2:11 ‐ Los magos entendieron su papel: oro para un rey, incienso para un sacerdote, mirra para ungir a un muerto.

  • Mateo 3:13‐17 ‐ Se bautiza, como nosotros; necesitaba también purificar su cuerpo.

  • Mateo 4:4 ‐ Fue tentado en todo según nuestra semejanza (Hebreos 4:15).

  • Mateo 5‐7 ‐ El Sermón del monte: una nueva forma de vivir, de escribirnos la palabra en el corazón, en vez de sujetarnos a la rigidez de mandamientos específicos. Una vida en base a principios, no reglamento.

Un sanador misericordioso, un maestro perfecto, un amigo y hermano de pobres y pecadores, uno que enseñaba con poder y autoridad, pero en parábolas para que no le entendieran, uno que hacia calmar la tempestad con una palabra, uno de quien cayeron gotas de sudor como sangre al orar, uno que estaba tan extenuado que murió rápidamente al haberle crucificado, que se podía dormir en una lancha en una tormenta, que oraba largo por las noches, que no le daba ni un momento al cuerpo y sus necesidades, que estableció un perfecto equilibrio entre la ley y la gracia, que nos abrió un camino a la salvación.

Todos nosotros moriremos aún recién comenzando a aprender quien es Jesús de Nazaret el Mesías, el hombre por medio de quien tenemos la posibilidad de salvación.

  • Juan 17:3 ‐ Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien has enviado.

  • Juan 14:8‐10 ‐ Solo quieren conocer a Dios, al Padre. Y al Padre le conocemos por medio del hijo.

Y la vida eterna es conocer a Dios, y a su hijo Jesucristo. La validez de nuestro bautismo depende de que le conozcamos, y creamos en él, y el poder de su muerte para destruir el pecado que vive en nosotros.

La próxima semana hablaremos entonces de como la muerte de un hombre hace 2000 años puede tener algo que ver con nuestra salvación, y nuestra vida diaria, en este día.

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com