Adán y Eva

Durante los últimos meses hemos estado aprendiendo a estudiar e comprender la Biblia, usando solo la Biblia como nuestra herramienta (pues la concordancia no es mas que un indice de la Biblia). Pero como hemos dicho, las herramientas del estudio de la Biblia las tienen muchas personas, y sin embargo, o no llegan a conocer la verdad, o al acercarse a ese conocimiento, no se concretan; ese conocimiento no se cristaliza, no produce frutos.

Así que me pareció que el próximo paso lógico en nuestros estudios es aprender de la Biblia cual es el camino a la salvación. Porque aunque Cristo nos dice que el camino es angosto, y la puerta es estrecha, lo maravilloso es que tantas personas hayan podido encontrarlo, personas tan diferentes las unas de las otras, de diferentes épocas históricas y distintas naciones, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, esclavos y libres, ricos y pobres… tantas personas de tantas diferentes condiciones pudieron hallar este camino angosto, pudieron entrar por esa puerta estrecha… Pero como lo hicieron? Como llegaron al momento de decidirse? Como superaron las dificultades con las que se encontraron? Como pudieron volver a encontrar el camino, después de aparentemente haberse perdido?

Todas estas cosas estudiaremos, utilizando para nuestros estudios los ejemplos de unos 15 personajes bíblicos. Durante este estudio, lo mas importante para cada uno de nosotros es buscar en estos personajes conexiones a nuestras propias vidas. Porque lo que veremos es que no ha importado lo superficial… la nación a la cual hayan pertenecido, su situación económica o social… Santiago compara la palabra con un espejo, en el que vemos para conocernos… tratemos entonces de hallar en estos personajes un reflejo de nuestras vidas, de nuestra persona.

Hoy comenzaremos nuestro estudio con el caso de Adán y Eva, y empezaremos a aprender un poco acerca de lo que es la salvación, y como se puede perder, y tal vez, como se la puede recuperar después de haberla tenido en las manos y haberla desechado una vez.

Génesis 1:26-27 – Lo primero que aprendemos acerca de Adán y Eva es que son excepcionales. En que forma? [en que son hechos a imagen y semejanza de Dios, que hay algo especial entre ellos y Dios, que Dios no los crea de la misma forma que todas sus otras criaturas: «hagamos. » «nuestra imagen y semejanza. » – hay una relación especial entre Adán y Eva, y el creador.]

Y esa relación fue solo entre ellos dos y Dios? [No, allí estamos nosotros también; también hemos sido hechos a imagen y semejanza de Dios]

  • 1:28 – Que mas les da Dios? [dominio, señorearse sobre las otras cosas creadas ] Así que, a semejanza de Dios, estamos sobre la creación, la creación esta sujeta a nosotros, y tenemos también una responsabilidad hacia ella, al igual que Dios. Así que desde nuestra creación compartimos con el Creador esa responsabilidad divina.

  • 1:31 – Y cual es la condición inicial de la humanidad? [Como todo lo demás, éramos buenos en gran manera. ]

Vamos entonces al capitulo 2.

  • 2:8-9 – Dios ha creado para nosotros un ambiente especial, nos ha dado todo lo que necesitamos para sobrevivir, y mucho mas. cuantos de nosotros no hemos saboreado 10 o 20 o 30 o mas frutas distintas en nuestras vidas? Todos hemos probado montones de cosas. mangos, bananos, naranjas, manzanas, ciruelas, limones, granadía, papaya, guanábana, zapote, mamey, arrayán, guayabas… también a nosotros nos ha rodeado Dios de mucho mas de lo que necesitamos solo para sobrevivir… la fruta es realmente un buen ejemplo, porque no es lo mas necesario en la alimentación, son dulces, no cuesta comérselos, son un lujo… y Dios nos ha rodeado de ese tipo de bendiciones, ricas y atractivas, que también nos nutren.

  • 2:15 – Y se reitera que tenemos también responsabilidades especiales; los demás animales simplemente existen, nosotros tenemos trabajo que hacer, compartimos con Dios la tarea de crear orden del caos.

En los próximos versículos comenzamos a aprender algo de la salvación:

Génesis 2:16-17 – Dios a Adán le da un mandamiento.

  • Que nos indica este mandamiento acerca de nuestra naturaleza? [Que tenemos el libre albedrío; que Dios, en sus propósitos, ha decidido que el camino a la salvación definitiva, al menos a la clase de salvación que el Dios de este universo ha concebido, comienza con que tengamos la libertad de escoger. Y es evidente que esta libertad es muy importante, porque Dios ha procurado siempre intervenir en nuestras vidas en formas invisibles, para no quitarnos esta libertad, ni cercarla.]

  • Que nos enseña este mandamiento acerca de nuestro lugar en el mundo? [Que no se nos ha dado la opción de ser iguales con Dios – ver 3:5, 22.] Estamos aquí para compartir con Dios parte de su tarea, la parte que El cree que podemos cumplir, pero no estamos aquí para hacernos dueños. Porque si nos tratamos de hacer dueños, tarde o temprano descubriremos, probablemente en forma dolorosa, que no lo somos.

  • Aprendemos también lo que NO es la salvación: [la muerte – la consecuencia del pecado]

  • Y finalmente, algo sumamente importante: aprendemos que la salvación se alcanza por medio de? [la obediencia] Como lo sabemos? [porque ‘no salvarse’ es la muerte, y la muerte se produce cuando uno desobedece: la desobediencia es pecado, el pecado mata, y por razón del pecado no alcanzamos la salvación.]

Y detengámonos aquí por un momento; porque nosotros, que vivimos al final de los tiempos, que tenemos en nuestras manos la totalidad de la revelación inspirada de Dios, nosotros que vivimos un par de miles de años después de Cristo y los apóstoles, 2500 a 3000 después de todos los profetas: nosotros sabemos que desde Abraham en adelante, la promesa de salvación ha sido por medio de la fe… como que es que estoy diciendo que es por la obediencia?

Vamos a Hebreos.

  • Hebreos 10:1-4 – Que se nos dice aquí? [Que la salvación no es por sacrificios de animales, porque los sacrificios constantes de los animales no nos pueden quitar los pecados.]

  • 10:5-9 – Y como los sacrificios no nos podían perfeccionar, tuvo que venir Cristo, para eliminar los sacrificios, y poner en su lugar, que cosa? [«He aquí que vengo, o Dios, para hacer tu voluntad.» Vino para cumplir la voluntad de Dios, para obedecer.]

Y veamos otros pasajes que refuerzan esto:

  • I Juan 2:17 – El mundo pasa… pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. Quien se salva? [el que hace la voluntad de Dios]

  • Juan 4:31-34 – Hemos hablado en otros estudios del pan de vida, el alimento que para vida eterna permanece… y ese pan de vida para Cristo, era cual? [hacer la voluntad del que le envío] Lo que a el le daba vida no era el pan natural, sino el pan espiritual, la palabra… pero la palabra solo funciona si la cumplimos. Así que mas bien se pudiera decir que el pan de vida es la obediencia a la palabra, cumplir la voluntad que la palabra revela. Recordemos al hombre que edifico su casa sobre la roca; ese era el que conocía la voluntad de Dios y al cumplía.

Vamos a Filipenses 2:4-8. Que nos dice esta sección?

  • Que Cristo, al igual que Adán, fue hecho a imagen y semejanza de Dios [Gen 5:3 – la semejanza entre un Padre y su Hijo.]

  • Y sin embargo, la gran diferencia entre Cristo y Adán? [Que Cristo no intento ser igual a Dios, no estimo el ser igual a Dios como algo de que aferrarse.]

  • Sino que? [se humillo, se sometió, obedeció hasta la muerte.]

  • Con que resultado? [Que DIOS le exalta sobre todo lo que hay y habrá.]

Así que Cristo es glorificado por haber hecho que cosa? [por haber obedecido] Y por tanto, si queremos seguir en los pasos de nuestro señor, para ser glorificados juntamente con el, que tenemos que hacer? [obedecer]

  • Hebreos 5:9 – Habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen… Cristo es el salvador de los que obedecen…

Aun en Romanos 6, que habla del bautismo, de la participación en la muerte y resurrección de Cristo para salvación, esta sección que habla del triunfo de la gracia… no habla solo de gracia:

  • Romanos 6:11 – Así también vosotros consideraos muertos al pecado… que bonitas parecen estas palabras: he muerto con Cristo, debo considerarme muerto al pecado, y vivo para Dios. Pero que es lo que realmente esta diciendo?

  • Romanos 6:12-13 – Que si hemos muerto y resucitado con Cristo, y nos consideramos muertos al pecado, mas nos vale que no nos estemos entregando al pecado…

  • Romanos 6:15-18 – En que forma nos liberamos del pecado? [haciéndonos siervos de otro Señor: o sea que por haber obedecido.]

El camino a la salvación empieza con el bautismo, pero en su sentido mas sencillo, mas directo, que es el bautismo? [es un mandamiento, y es obediencia] Si no nos hemos bautizado, estamos en condición de rebeldía y desobediencia al mandamiento de Dios, y no es posible que nos salvemos. Esta es la enseñanza mas sencilla y directa respecto al bautismo: es un mandamiento de Dios, que si no lo cumplimos, no nos vamos a salvar. El bautismo no es un lujo, es uno de los mandamientos que simplemente no podemos desobedecer. Y porque nos manda Dios que lo hagamos? [porque quiere que nos salvemos] Todos los mandamientos existen solamente para un propósito: para que nos salvemos.

Y quien nos da el ejemplo con respecto al bautismo, el primero a quien se le identifica específicamente como habiéndolo hecho? [Cristo, como en todo.] «Así conviene para que se cumpla toda justicia.» Que proclamaba Cristo al mundo con su bautismo? [Que el no era igual a Dios, y necesitaba el lavamiento de su carne.] «Ninguno hay bueno, sino Dios» dice Cristo. Tal vez no había cometido ningún pecado, pero no era igual a Dios.

  • Romanos 6:22-23 – Y por la gracia de Dios, si nos sometemos a el, y nos convertimos en sus siervos, el nos concede perdonarnos nuestros pecados, las debilidades que no hemos podido superar, en Cristo, por el bautismo, las podemos dejar atrás. SI nos hemos bautizado con el; si vivimos con el, en semejanza de su vida.

Y porque nos salva el bautismo? En donde esta el poder de morir con Cristo?

  • Romanos 5:19 – Nos salvamos por la obediencia. Al final de cuentas, por la obediencia de Cristo. Pero la desobediencia mata, y la obediencia salva.

Esta muy a la moda hablar solo de la salvación por gracia, por fe… porque nos parece que la fe es fácil, y la gracia, con el descuento de haber muerto Cristo y no nosotros, sale barata. Pero no hemos entendido. La fe verdadera demanda de nosotros nuestras muertes, que andemos como muertos en vida, poniendo a muerte todo deseo… y el costo de la gracia no es nada mas que nuestras vidas… nuestras vidas derramadas a Dios en el sacrificio de la obediencia total. No hay camino ancho a la salvación.

Si no le vamos a obedecer a Dios, comenzando con el bautismo, y a partir del bautismo tomando cada día nuestra cruz para seguirle a Cristo, dando muerte a los deseos de la carne, y sometiéndonos a la voluntad de Dios, como hizo Cristo, no nos vamos a salvar.

Así que hemos visto versículos en Génesis 2, y nos hemos ido hasta los últimos libros de la Biblia, para descubrir el mismo mensaje: la desobediencia nos destruye, y la obediencia salva.

Pero Génesis tiene para nosotros otros secretos, para los que leemos cuidadosamente…

Génesis 2:17 – Que le dijo Dios a Adán que le ocurriría al desobedecer? [el día que de el comieres, morirás] Pero que ocurre?

  • Génesis 3:6-7 – En estos momentos se produce el pecado; tanto el hombre como la mujer, desobedecen a Dios. Y que ocurre inmediatamente después? [se dan cuenta que están desnudos…] Que ha pasado aquí? [se ha perdido la inocencia]

  • Y que intentan hacer? [cubrirse]

Y que pasa con estos delantales de hojas? [v. 21 – Y Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.]

Que podemos deducir de lo que aquí ha pasado?

  • Ha muerto un animal.

  • Quizá la primera muerte que ven? Y porque? [Hebreos 9:22 – Sin derramamiento de sangre, no se hace remisión.]

  • Pero? 10:4 – La sangre de toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.

  • Así que la sangre de quien? Apocalipsis 13:8 – La sangre el cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.

Y parecería que en este momento se les dieron instrucciones acerca de lo que tenían que hacer, porque algún tiempo después, nos encontramos con Abel, que trae ante Dios el primogénito y el mejor de sus ovejas, y Dios recibe con agrado su ofrenda.

Y aprendemos aquí que no bastan nuestras propias vestiduras. Porque Adán y Eva, después de haber pecado, se sintieron desnudos, y se quisieron poner sus propias vestiduras. Y ya que ninguno de nosotros se ha atrevido a asistir aquí en esta mañana sin ropa, creo que entendemos mas o menos como se sentían. Y sin embargo, creo que a veces no entendemos, y caemos en el error de la iglesia en Laodicea: [Ap 3:14-18].

Esta iglesia se caracterizaba por ser tibia, y Cristo la vomita de su boca… esta iglesia pensaba estar bien, pero realmente era una criatura ciega, desventurada, desnuda. Y así estamos muchos de nosotros: aquí el domingo, estudiando la palabra de Dios, pensando que estamos bien vestidos, cuando la realidad es otra. Delante de Dios, solo nos podemos vestir del cordero inmolado del principio del mundo, y eso lo hacemos por medio del bautismo.

Así que qué hemos aprendido en esta mañana?

  • Que perdemos la salvación por desobediencia, y que la alcanzamos por obediencia.

  • Pero la obediencia perfecta que nos salva, es la obediencia de Cristo.

  • Y que si queremos ser participes de la obediencia de Cristo, tenemos que hacerlo de la manera en que Dios ha establecido. Salmos 32:1 – Bienaventurado aquel cuyo pecado ha sido cubierto.

Si tiene preguntas o comentarios acerca de este estudio, comuníquese con Kevin Hunter a la siguiente dirección de correo electrónico: bible@christadelphia.org.

Volver al índice de:
El Camino a la Salvación

Continúa leyendo:
Noé y la Salvación por Agua

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com