Capítulo 3: “Ellos Colaboraron”

Capítulo 3:

“Ellos Colaboraron”

v.1 Sumo sacerdote v.9

 

Los gobernadores
v.2 Hombres de Jericó v.12

 

Grupos de familia e hijas
v.4 Meremot, Mesulam y Sadoc v.14 Los hijos de Recab

 

v.5 Los Tecoítas v.17 Los levitas

 

v.7

 

Gabaonitas y Meronotitas v.22 Los sacerdotes

 

v.8 Los plateros

 

v.26 Los sirvientes

 

v.8

 

Los perfumeros v.31 Los comerciantes

 

Los detalles que encontramos en el capítulo 3 tienen mucho valor para nosotros porque es uno de los pocos relatos de la topografía de la ciudad antigua de Jerusalén.  No nos da información suficiente para hacer una reconstrucción completa de la ciudad sin embargo nos presenta con una lista de las torres y las puertas.  85 años antes (2 Reyes 25:8-10) los Babilonios habían quebrantado las murallas y quemado la ciudad.  Desde aquel tiempo, los judíos habían recordado estos acontecimientos trágicos y humillantes por medio de un ayuno cada séptimo día del mes quinto (Zacarías 7:3; 8:19)

Esta larga lista de nombres y actividades demuestra primeramente una unidad de intención por parte del pueblo.  En este capítulo aparecen mencionados 38 trabajadores y alrededor de 40 grupos aparentemente trabajaban simultáneamente.  Esto no pudo haberse logrado sin buena supervisión, estrecha cooperación y poniendo atención a lo que se hacía en las secciones próximas.  En segundo lugar, por otro lado, los intereses y motivos de los que trabajaban diferían considerablemente.

El sumo sacerdote es la primera persona mencionada que se puso a trabajar vigorosamente y ayudó en la obra.  Los líderes espirituales no solo deben guiar de palabra, sino por medio de la acción.  Se nota también que todos los ciudadanos de Jerusalén hicieron su parte en la enorme obra de reconstrucción del muro de la ciudad. La lista de los participantes es impresionante.

Muchas de las personas ocupadas en la construcción de la muralla no eran acostumbradas a este tipo de trabajo muy pesado y duro especialmente durante un verano seco y caliente.  Sin embargo hay que recordar que las pruebas  como estas son buenas para la formación de los caracteres de los participantes.  De manera similar, el trabajo de la iglesia requiere del esfuerzo de cada miembro para que el cuerpo de Cristo funcione con eficacia (1 Corintios 12.12–27).

Recordamos el propósito mencionado en el capítulo anterior (2:17) “para que ya no seamos objeto de deshonra.”  Nehemías estaba preocupado acerca de la gloria de Dios y este espectáculo de todo el pueblo trabajando junto daría esta gloria a su Dios para todo a ver. ¡Qué buen testimonio!  Dios usa toda clase de personas.

Ahora continuamos con la lista de lugares de trabajo del norte vs.1-7, la parte occidental vs.8-13, la meridional v.14 la muralla oriental. Vs.15-32.  Por eso se movieron alrededor de la ciudad en sentido contrario a las agujas del reloj.  Es bueno para cada uno de nosotros sacar de este capítulo algunas ilustraciones espirituales para animarnos en nuestra vida en Cristo.

«1Entonces se levantaron el sumo sacerdote Eliasib y sus hermanos los sacerdotes y edificaron la puerta de las Ovejas. Ellos arreglaron y levantaron sus puertas hasta la torre de Hamea, y edificaron hasta la torre de Hananeel.   2Junto a ella trabajaron los hombres de Jericó, y luego Zacur hijo de Imri.»

v.1            El nombre Eliasib significa Dios restituye.  Estaba preparado para trabajar con sus manos en la construcción de las murallas.  Sin duda este sumo sacerdote presentó un ejemplo sobresaliente delante de su pueblo. Pero ¿qué leemos más tarde de Eliasib?  En 3:20-21 parece que no terminó su trabajo. Los demás sacerdotes trabajaron “cada uno frente a su casa” (v.28).

En 13:7 leemos de Eliasib que se alió con los enemigos y le creó problemas a Nehemías.  Sin embargo, puede ser que se refiera a otro hombre con el mismo nombre porque está descrito como “sacerdote encargado de los aposentos de la casa de nuestro Dios” y no como “el sumo sacerdote”.

La puerta de las Ovejas – la esquina nordeste de la ciudad.  Era la puerta que se usaba para meter las ovejas a la ciudad y llevarlas al templo para los sacrificios.  Muchas de las transacciones del pueblo fueron realizadas en una puerta (Génesis 19:1,9; Job 29:7; Rut 4:1; Daniel 2:49).  También está a la Puerta de las Ovejas donde Jesús efectuó uno de sus muchos milagros (Juan 5:8).

Nehemías hizo que los sacerdotes repararan esta puerta y la correspondiente sección del muro, respetando el área de interés de los sacerdotes a la vez que enfatizaba la importancia de la adoración.  La puerta de las Ovejas está mencionada tres veces en este libro: 2:12-15; 3; 12:31-43.

La torre de Hamea (o la torre de los Cien). Cien puede referirse a (1) su altura – cien codos = 45 metros (2) al número de los peldaños (3) una unidad militar.  La torre de Hananeel significa Dios es gracioso. (Referencia: Young Analytical Concordance of the Holy Bible ). Es la muralla mas al norte de la ciudad (Zacarías 14:10; Jeremías 31:38).  Estas dos torres estaban ubicadas aproximadamente en el mismo lugar de la fortaleza de Antonia en la Jerusalén de herodes.

v.2           “hombres de Jericó” –345 regresaron bajo Zorobabel (Nehemías 7:36; Esdras 2:34) Jericó fue dada a la tribu de Benjamín (Josué 18:21)

 «3Los hijos de Senaa edificaron la puerta del Pescado; la enmaderaron y levantaron sus puertas, con sus cerraduras y sus cerrojos.

4Junto a ellos trabajó en la restauración Meremot hijo de Urías hijo de Cos y, al lado de ellos, Mesulam hijo de Berequías hijo de Mesezabeel. Junto a ellos trabajó Sadoc hijo de Baana.

5Y a su lado colaboraron los tecoítas; pero sus notables no se prestaron a ayudar a la obra de su Señor.»

v.3          La puerta del Pescado (o La puerta de Efraín).  El mercado de pescado estaba cerca de la puerta y los mercaderes de Tiro, del Mar de Galilea y de otras áreas pesqueras entraban por esta puerta para vender sus mercancías. Uno de los caminos principales a través de Jerusalén entraba a la ciudad por la puerta del Pescado (2 Crónicas 33:14).  El texto menciona que las puertas tenían cuatro partes: Las puertas, las vigas, las cerraduras y los cerrojos.  Según Walton (Walton, J., Matthews, V.H. y Chavalas, M.W. (2004) Comentario del Contexto Cultural de la Biblia. El Paso: Editorial Mundo Hispan, pág. 530):

“Por lo general se fijaban dos puertas en quicios de piedra enterrados justo debajo del suelo.  Las vigas flanqueaban las puertas de cada lado.  Estaban hechas de madera y unidas al muro.  Los cerrojos eran barras que se deslizaban por las puertas y sus extremos centraban en agujeros o ménsulas en la viga.  Se podían trabar estos cerrojos con una serie de clavijas de madera que entraban en agujeros en un bloque montado en la puerta.  Por lo tanto, no se podía salir de la ciudad sin una llave después de que se trababa la puerta.”

Los hijos de  Senaa (Nehemías 7:38; Esdras 2:35)

v.4            Aquí tenemos el vocablo restauración en vez de edificaron (v.1). Meremot era hijo de Urías el sacerdote (Esdras 8:33). Era un verdadero trabajador que reparó dos porciones de la muralla (v.4,21).  Regresó con Zorobabel (12:3) y pesaba el oro y la plata para Esdras (Esdras 8:33). Mas tarde hizo pacto con Nehemías (10:5)

Mesulam era hijo de Zorobabel (1 Crónicas 3:19).  Puede ser la razón de que Tobías buscó una alianza en matrimonio con él por medio de la hija de Mesulam (3:4,30).  Estuvo listo para trabajar con sus manos pero le faltó una visión espiritual. Le dio permiso a su hija para casarse con  el Hijo de Tobías (6:18).  Mesulam tomó una parte principal entre los sacerdotes (8:4). Habló bien de Tobías (6:17-19). Pero no fue capaz de discernir las malas intenciones de Tobías.

v.5            Los Tecoítas eran de Tecoa, el lugar del nacimiento de Amos, 18 km al sur de Belén. Restauraron dos porciones de la muralla (v.27).  Estos trabajadores comunes dieron un ejemplo de su dedicación. No se manifestaron los nobles por su apatía:

“…pero sus notables no se prestaron a ayudar a la obra de su Señor”.

  • Esta es la segunda prueba para Nehemías. Los nobles de Tecoa eran haraganes y no querían ayudar.  Estos hombres fueron los únicos que no apoyaron el proyecto de construcción en Jerusalén.

No se da razón alguna que explique la actitud de esos nobles.  No se prestaron para ayudar.  ¿Indica algún tipo de resentimiento contra el liderazgo de Nehemías?  ¿Quién sabe?

v.6           La puerta Vieja. Según la Nueva Versión Internacional sabemos:

«6La puerta Vieja fue restaurada por Joiada hijo de Paseah y Mesulam hijo de Besodías, quienes la enmaderaron y levantaron sus puertas, con sus cerraduras y cerrojos.

7Junto a ellos trabajaron Melatías, el gabaonita, y Jadón, el meronotita, hombres de Gabaón y de Mizpa, que estaban bajo el dominio del gobernador del otro lado del río.

8Junto a ellos trabajó Uziel hijo de Harhaía, de los plateros, con quien colaboró también Hananías, hijo de un perfumero. Así terminaron la reparación de Jerusalén hasta el muro ancho.

9Junto a ellos también trabajó en la restauración Refaías hijo de Hur, gobernador de la mitad de la región de Jerusalén;

10asimismo, junto a ellos, y frente a su casa, Jedaías hijo de Harumaf. Junto a este trabajó Hatús hijo de Hasabnías.

11Malquías hijo de Harim y Hasub hijo de Pahat-moab restauraron otro tramo, y la torre de los Hornos.

12Junto a ellos trabajó en la restauración Salum hijo de Halohes, gobernador de la mitad de la región de Jerusalén, él con sus hijas.»

La puerta de Jesaná. Situada en la esquina noroeste. Su nombre se ha interpretado con el significado de la puerta Antigua…De cualquier modo, este puede ser otro nombre dado a la puerta de Efraín 12:39, la cual de otro modo no se mencionara en el capítulo 3.  (Lea también 2 Reyes 14:13,  la puerta de la esquina; Zacarías 14:10, la puerta del Ángulo)

Algunos también la identifican como la puerta de Mishneh que daba al barrio occidental de la ciudad.

v.7           Probablemente Melatías fue un descendiente de los gabaonitas: “leñadores y aguadores para la congregación”  (Josué 9:27).  Gabaón está situada 6 km norte de Jerusalén. Mizpa está en el territorio de Benjamín (Josué 18:26).

v.8           Los plateros hicieron los utensilios de oro para el Templo. Por causa de esta clase de trabajo importante podrían haber dicho: “No vamos a construir las murallas. Este trabajo común no es digno para nosotros.”  ¡Pero no lo hicieron!  De 2 Crónicas 25:23 sabemos que la distancia desde la puerta de Efraín hasta la puerta del Ángulo fue 400 codos.

Los perfumeros eran expertos en su trabajo (Éxodo 30:25; 37:29).  Era la práctica en aquellos días ungir la cabeza y los pies con ungüentos o perfume (Lucas 7:38, 46; Juan 12:3).  Pero en este proyecto en Jerusalén ellos también eran ocupados en un trabajo muy diferente y muy duro.

El muro ancho – Vea 2 Reyes 14:13; 2 Crónicas 25:23;  2 Crónicas 32:5. Los excavadores del monte occidental de Jerusalén descubrieron un muro de un ancho inusual (más de 6 m) durante este período que se extiende hacia el oeste desde el muro occidental del monte del Templo.

v.9 y 12  “La mitad de la región de Jerusalén” – Parece que dos partes de la ciudad estaban bajo los gobernadores, Rafaías y Salum, con Nehemías sobre los dos.  Es poco lo que se sabe de los detalles administrativos de las divisiones en distritos de la región.

v.11     La torre de los Hornos estaba situada en la muralla oriental, tal vez en el mismo sitio que otra construida por Usías (2 Crónicas 26:9).  Según la mayor parte de los intérpretes la asocian con la “calle de los Panaderos” (Jeremías 37:21)

v.12    “Salum…y sus hijas” – Aun las hijas ayudaron a restaurar las murallas, fue algo inusual en aquella época.  Es un buen ejemplo para todos de una familia trabajando juntos.  Recordamos lo que Pablo dice en 2 Corintios 12:12,22).

«13La puerta del Valle la restauró Hanún con los habitantes de Zanoa; ellos la reedificaron y levantaron sus puertas, con sus cerraduras y sus cerrojos, y mil codos del muro, hasta la puerta del Muladar.

14Reedificó la puerta del Muladar Malquías hijo de Recab, gobernador de la provincia de Bet-haquerem; él la reedificó y levantó sus puertas, sus cerraduras y sus cerrojos.»

v.13   La puerta del Valle es la primera puerta dentro de la cual Nehemías inició su primera inspección nocturna. Estaba ubicada en la esquina suroeste de las murallas de la ciudad.  Usías había construido torres aquí (2 Crónicas 26:9). 1000 codos (500 metros) es un tramo extraordinariamente largo. “Probablemente la mayor parte de la sección estaba relativamente intacta” (NVI) “Hasta la puerta del Muladar (NVI: La puerta del Basurero).  Zanoa está ubicada 25 km al oeste-suroeste de Jerusalén.

v.14     *Malquías (Jah es rey) reedificó La puerta del Muladar, el punto más extremo al sur de la ciudad de David, a un poco más de 450m al sur de la puerta del Valle.  A través de la puerta del Muladar el pueblo sacaba la basura para quemarla en el valle de Hinom.  Recordamos que la palabra gehena significa Valle de Hinom.  El rey Manasés había sacrificado niños a los ídolos en aquel valle y el rey Josías profanó el lugar convirtiéndolo en un basurero (2 Crónicas 33:6; 2 Reyes 23:10. De este es la imagen del infierno Marcos 9:44)

“Hijo de Racab” – Los de Racab no tomaron vino y vivieron aparte de los israelitas (Jeremías 35:1-9). Sin embargo Malaquías era gobernador  de la provincia de Bet-haquerem ¡que significa “casa del viñedo”!

«15Salum hijo de Colhoze, gobernador de la región de Mizpa, restauró la puerta de la Fuente; él la reedificó, la enmaderó y levantó sus puertas, sus cerraduras y sus cerrojos; también el muro del estanque de Siloé junto al huerto del rey, hasta las gradas que descienden de la ciudad de David.

16Después de él trabajó en la restauración Nehemías hijo de Azbuc, gobernador de la mitad de la región de Bet-sur, hasta delante de los sepulcros de David, el estanque labrado y casa de los Valientes.»

v.15     La puerta de la Fuente (Manantial) está en la parte oriental de la ciudad queda a sólo unos 100m de la puerta del Muladar.  El Estanque de Siloé (vea la foto) fue construido por Ezequías durante un sitio por los asirios bajo Senaquerib (2 Crónicas 32:2-4; Isaías 8:6; Vea también Juan 9:7).

Por lo general se piensa que esto se refiere a un canal que llevaba las aguas del manantial de Guijón para irrigación por el costado oriental de Jerusalén.  “Las gradas que descienden de la ciudad de David” se encontraban en el extremo sur de la ciudad para facilitar la subida empinada desde el valle de Quedrón.

v.16     “Los sepulcros de David” están al sudoeste de la sección más antigua de Jerusalén (1 Reyes 2:10;  2 Reyes 20:20; 2 Crónicos 32:33).  Se dice que el estanque labrado (artificial) era un estanque distinto al que se menciona en el último versículo.  Es probable que la casa de los Valientes se refiera a los cuarteles utilizados por las tropas selectas representadas en los primeros tiempos por los hombres valientes de David (2 Samuel 23:8).

Desde el v.16 en adelante, la naturaleza de la descripción cambia un poco.  Esto se debe probablemente a que hasta este momento los constructores habían estado siguiendo el contorno de un muro más antiguo, pero de este punto en adelante trazaron una línea nueva. La destrucción junto a la cuesta empinada al este de la ciudad, con vista al valle Quedrón parece haber sido tan completa (ver 2:14) que, para ahorrar tiempo, se tuvo que mover el muro hacia la parte más alta de la cuesta; note las referencias a los que por consecuencia terminaron edificando junto a sus propias casas (23–30).

«17Tras él trabajaron los levitas; Rehum hijo de Bani y, junto a él, Hasabías, gobernador de la mitad de la región de Keila, a nombre de su región.

18Después de él colaboraron en la restauración sus hermanos, Bavai hijo de Henadad, gobernador de la mitad de la región de Keila.

19Junto a él, Ezer hijo de Jesúa, gobernador de Mizpa, restauró otro tramo frente a la subida de la armería de la esquina.

20Después de él, Baruc hijo de Zabai con todo fervor restauró otro tramo, desde la esquina hasta la puerta de la casa de Eliasib, sumo sacerdote.

21Tras él Meremot hijo de Urías hijo de Cos restauró otro tramo, desde la entrada hasta el extremo de la casa de Eliasib.»

 V.17         Hasabías fue jefe de los levitas 12:24.  Notamos su oficio 10:11.  La región de Keila está en los planos de Judá, 12 km al noroeste de Hebron cerca de 20 km al suroeste de Jerusalén, jugó un papel impoprtante al principio de la historia de David (1 Samuel 23:1-13).

v.19         Posiblemente “la armería” fue la casa de armería que Ezequías mostró a los embajadores de Asiria (Isaías 39:2).  Aquí tenemos el centro militar de mucha importancia estratégica.

v.20         Eliasib vea 1:1. Baruc, hijo de Zabai, es el único que se dice que trabajó con fervor. La palabra hebrea es arder o brillar. ¿Qué imagen formamos en la mente cuando observamos un hombre trabajando con arder?

«22Después de él ayudaron en la restauración los sacerdotes que habitaban en la llanura.

23Después de ellos, Benjamín y Hasub, frente a su casa; y, después de estos, Azarías hijo de Maasías hijo de Ananías cerca de su casa.

24Después de él Binúi hijo de Henadad restauró otro tramo, desde la casa de Azarías hasta el ángulo entrante del muro, y hasta la esquina.

25Palal hijo de Uzai restauró el muro frente a la esquina y también la torre alta que sale de la casa del rey, la cual está en el patio de la cárcel. Después de él siguió Pedaías hijo de Faros.»

v.22         “Los sacerdotes que habitaban en la llanura” – Sacerdotes y los trabajadores del Templo ¿vivían en la llanura cerca de Jerusalén o dentro de la ciudad a lo largo de la muralla oriental?.

v.23         “frente a su casa”  Naturalmente, los sacerdotes tenían un interés especial en construir las murallas frente a sus casa.

v.25         “la casa del rey”  Se encuentra en la base de la torre una anchura de 3 metros. “El patio de la cárcel” Jeremías era prisionero aquí (Jeremías 32:2; 33:1; 38:7,13).

«26Los sirvientes del Templo que habitaban en Ofel trabajaron en la restauración hasta frente a la puerta de las Aguas al oriente y la torre que sobresalía.

27Después de ellos los tecoítas restauraron otro tramo, frente a la gran torre que sobresale, hasta el muro de Ofel.»

v.26         *“Ofel” (2 Crónicas 27:3). La palabra significa “hinchazón” o “protuberancia”. De ahí se deriva el nombre como una “colina fortificada”, específicamente la parte norte de la colina del sudeste de Jerusalén, la cual formaba la Ciudad de David original, justamente al sur del área del templo.  Los servidores (de los pueblos conquistados) para traer agua a la ciudad habían sido  asignados por David (Esdras 8:20; vea también Isaías 55:1).

La puerta de las Aguas es llamada así porque conducía a la fuente principal de agua en Jerusalén, el manantial de Guijón, adyacente al valle del Cedrón.

v.27         El pueblo común de Tecoa realizó una tarea doble, mientras que los nobles de Tecoa evadieron su responsabilidad. El muro de Ofel se extendía desde Ofel hacia el suroeste por el valle de Quedrón hasta la puerta de la Aguas.

«28Desde la puerta de los Caballos trabajaron en la restauración los sacerdotes, cada uno frente a su casa.

29Después de ellos, Sadoc hijo de Imer restauró frente a su casa; y después de él Semaías hijo de Secanías, guarda de la puerta Oriental.

30Tras él, Hananías hijo de Selemías y Hanún hijo sexto de Salaf restauraron otro tramo; después

de ellos, Mesulam hijo de Berequías restauró, frente a su cámara,»

v.28         La puerta de los Caballos estaba ubicada en el extremo oriental del muro, al frente del valle de Cedrón cerca de la casa de David (2 Reyes 11:16; 2 Crónicas 23:15; Jeremías 31:40).  Atalía fue asesinada aquí (2 Crónicas 23:15).  Recordamos que Dios advirtió a su pueblo que no confiara en caballos ni carros (Deuteronomio 17:14-20 pero Salomón los importó de Egipto (1 Reyes 10:26-29) y se convirtieron en una parte importante del sistema de defensa de la nación.

Cada sacerdote reparó la pared frente a su propia casa, además de otras secciones. Si cada persona era responsable de la parte del muro que estaba más cerca de su propia casa, (1) estaría más motivada para construirla rápida y adecuadamente, (2) no desperdiciaría el tiempo trasladándose a partes más distantes del muro, (3) estaría defendiendo su propia casa si el muro era atacado, y (4) haría de la construcción un esfuerzo familiar. Nehemías mezcló los intereses personales con los objetivos del grupo, ayudando a todos a sentir que el proyecto del muro era un proyecto propio.

v.29         La puerta Oriental puede haber sido la precursora de la hoy llamada puerta de Oro (La puerta Dorada). Tiene significado profético (Salmo 24:7-10; Hageo 2:7). La tradición judía relaciona la puerta con la venida del Señor.  Esta puerta llevaba directamente al Templo. Ezequiel vio que la gloria de Dios abandonaba el Templo por la puerta oriental (Ezequiel 10:16-22; 11:22-25).  El Señor regresará a la ciudad de la misma manera (43:1-5).  De forma que tenemos toda razón al asociar esta puerta con la segunda venida de Jesucristo.

v.30         Las cámaras son usadas por los levitas (12:44) al lado del templo (13:4-5).

«31y después de él Malquías hijo del platero restauró hasta la casa de los sirvientes del Templo y de los comerciantes, frente a la puerta del Juicio, y hasta la sala de la esquina.

32Entre la sala de la esquina y la puerta de las Ovejas, trabajaron en la restauración los plateros y los comerciantes.»

v.31         La puerta del Juicio (La puerta de la Inspección o la puerta de la Guardia de la cárcel) estaba ubicada en la parte norte del muro oriental.  Aparentemente, la zona norte de Jerusalén era la parte más vulnerable a un ataque.

v.32         Regresamos a la puerta de las Ovejas.  Diez puertas son mencionadas. Nos hace falta otras dos – La Puerta de Efraín (8:16) y la Puerta de la Cárcel (3:25; 12:39).

En las partes este y sudeste se construyó una muralla completamente nueva, y hacia el noroeste y el sudoeste se reparó la vieja.  Unos arqueólogos han encontrado restos de la nueva muralla, que tenía casi tres metros de ancho.  La exitosa reconstrucción de los muros de Jerusalén demuestra las grandes dotes de Nehemías como líder y organizador. También anticipa la unidad de propósito y metas que habría de caracterizar a la iglesia cristiana (Filipenses 1:27- 28).

Esta lista de los dedicados a la reconstrucción de los muros de Jerusalén tiene como punto de referencia la tarea ya completa, un punto al cual no se llega en la narrativa hasta 6:15. Aunque no se refiere a Nehemías directamente, no debemos dudar que ilustra su habilidad para la organización y el liderazgo. Va de sección en sección alrededor del muro en dirección opuesta al reloj comenzando y terminando en la puerta de las Ovejas (1: 32) en el rincón nordeste.

Algunos trabajaban con base en asociaciones de familia, otros como personas individuales, algunos en asociaciones territoriales, otros en base a su posición en la sociedad, y aun otros debido a sus conexiones profesionales.  Lo que es más, en varios casos se empleaba a la gente para que trabajara en el tramo de muro en el cual tenía intereses creados.  Estas dos observaciones sirven de ilustración útil de la unidad y diversidad que debería ser característica de la obra de la iglesia (Romanos 12:3–8; 1 Corintios 12:4–27; Efesios 4:1–13). Finalmente, el desafío es notar los diferentes niveles de dedicación. Algunos se negaron a participar completamente (v.5); la mayoría parece haber completado la tarea que se les asignó; pero algunos hasta se las arreglaron para terminar otra sección más (vs.1, 19–21, 24, 27 y 30).

Momentos para reflexionar…

  1. ¿Qué factor importante contribuyó a la construcción del muro?
  2. En este capítulo aparecen mencionados 38 trabajadores individuales y se les identifica a 42 grupos diferentes. Así es la iglesia. Consiste de hermanos y hermanas con habilidades muy diversas.   ¿Todos nos preocupamos acerca de dar todo lo que hacemos a la gloria de Dios?
  3. Se usa muchas veces la palabra “edificar”. Significa “restaurar” o “fortalecer y afirmar”.  ¿Qué lección tenemos con respecto a nuestro comportamiento con los demás hermanos?
  4. Usando la ilustración de la reconstrucción de los muros ¿qué podemos decir cuando ministramos a personas:
    • “Estamos edificando”?
    • “Estamos restaurando”?
  5. Qué sugerencias tiene para apoyar a las personas que empezaron la tarea con mucho entusiasmo para al final dejarla?
  6. Si somos parte de un grupo que trabaja en una gran idea, asegurémonos de que cada persona vea la importancia y el significado del trabajo que tiene que realizar. Esto asegurará un trabajo de calidad y satisfacción personal.  ¿Por qué?
  7. La familia forma una unidad importantísima en Israel. Era algo muy especial y formaba la raíz de su instrucción religiosa, cultura y defensa.  ¿Cómo consideramos
  • a nuestra propia familia y
  • a nuestra familia espiritual de los hermanos y hermanas?
  1. Cada uno tenemos un lugar para ocupar y una tarea para hacer, ¿verdad?
  2. ¿Qué debemos hacer si es que queremos terminar la obra para la gloria de Dios?

Obreros de todas partes

En este capítulo aprendemos lo siguiente:

  1. No es suficiente con decir que hemos hecho tanto como otros; debemos hacer tanto como podamos durante todo el tiempo que Dios nos permite hacerlo. Ahora lea la pregunta de Jesús en Mateo 5:47.  ¿Qué es este más o “extra” que los verdaderos cristianos deben desplegar?
  2. Pablo escribió: “…aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia…” (1 Timoteo 5:4). ¿Qué significa?
  3. Los obreros perezosos no solo se roban a sí mismos, sino también a sus compañeros de trabajo.

“Todo lo que te venga a mano para hacer, hazlo según tus fuerzas.” (Eclesiastés 9:10).

“El que es negligente en su trabajo es hermano del hombre destructor” (Proverbios 18:9).

  1. En Nehemias capítulo 3 hemos aprendido que Dios usa:
  2. Solamente a personas capacitadas y con talentos. Sí o No
  3. A toda clase de personas dispuestas a ser usadas por él. Sí o No
  4. A personas que tienen tiempo para servirle a él. Sí o No

Cuando hagamos la obra de Dios debemos hacerlo para su Gloria, es decir, de la mejor manera.  Pero no es suficiente con hacer solamente la obra de Dios, debemos también asegurarnos que quedará protegido del pecado. “Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis la recompensa completa.” (2 Juan 8).

Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo y miembros cada uno en particular…

«14Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. 15Si dijera el pie: «Como no soy mano, no soy del cuerpo», ¿por eso no sería del cuerpo? 16Y si dijera la oreja: «Porque no soy ojo, no soy del cuerpo», ¿por eso no sería del cuerpo? 17Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuera oído, ¿dónde estaría el olfato? 18Pero ahora Dios ha colocado cada uno de los miembros en el cuerpo como él quiso, 19pues si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20Pero ahora son muchos los miembros, aunque el cuerpo es uno solo. 21Ni el ojo puede decir a la mano: «No te necesito», ni tampoco la cabeza a los pies: «No tengo necesidad de vosotros». 22Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; 23y a aquellos miembros del cuerpo que nos parecen menos dignos, los vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro, 24porque los que en nosotros son más decorosos no tienen necesidad. Pero Dios ordenó el cuerpo dando más abundante honor al que menos tenía, 25para que no haya divisiones en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocupen los unos por los otros. 26De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.»

(1 Corintios 12:14-26)

¡Manos a la obra, hermanos.  No se pierde tiempo!

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com