Pablo suplicó perdón por su servidor Onésimo

8Por eso, aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte lo que conviene, 9prefiero rogártelo apelando a tu amor, siendo yo, Pablo, ya anciano, y ahora, además, prisionero de Jesucristo. 

10Te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones, 11el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil. 

12Te lo envío de nuevo. Tú, pues, recíbelo como a mí mismo.,

13Yo quisiera retenerlo conmigo, para que en lugar tuyo me sirviera en mis prisiones por causa del evangelio. 

14Pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor no fuera forzado, sino voluntario.

8. En consideración del amor, generosidad, hospitalidad, fe, conocimiento y sabiduría de Filemón, Pablo le pidió un gran servicio. Los apóstoles podían demandar algo y por causa de su autoridad en la iglesia anticipar obediencia.  Pablo no quiso usar esta autoridad y por eso trató de despertar el amor de Filemón para recibir a Onésimo. Su responsabilidad como apóstol a los gentiles le permitió hablar con todo denuedo en Cristo. “Lo que conviene” señala lo que es apropiado que Filemón haga, como cristiano, en las circunstancias relacionadas con Onésimo. 

9. Este es el nivel más alto.  Pablo el prisionero; Pablo el anciano escribe. Según Filón, un hombre era ‘anciano’ desde la edad de cuarenta y nueve hasta cincuenta y cinco años. La palabra griega presbútes – ‘anciano’ se traduce por embajador en ciertas versiones. Traduciendo así evita la connotación de que Pablo era un viejecito. Esta misma palabra se encuentra en Efesios 6:20 donde Pablo dice: soy embajador en cadenas”.

  1. “Te ruego” Pablo ahora menciona su requerimiento y por lo tanto el propósito específico de su carta. No presenta ninguna excusa a favor de Onésimo. Un creyente nuevo es como ‘un niño en Cristo’ (1 Corintios 3:1-2) Es engendrado ‘por medio del evangelio’ (1 Corintios 4:15) Solamente son dos los llamados “mi hijo” por Pablo: Timoteo (Filipenses 2:19-23) y Tito (Tito 1:1-4)

11.  Pablo juega con el nombre de Onésimo porque significa ‘útil’. Onésimo había sido anteriormente ‘inútil’ a Filemón. Pero un gran cambio había ocurrido y Pablo lo describe como un contraste de su vida anterior y después de su conversión. Esta poderosa transformación tuvo lugar en la conversión de Onésimo a Cristo como Señor, por lo que ahora puede ser llamado ‘útil’. Es un ‘hermano’ y como su nombre dice es ‘útil’ para Filemón y Pablo. Ya que Onésimo verdaderamente significa ‘provechoso’ o ‘útil’. Ahora podría decirse que no es Onésimo sólo de nombre, sino de carácter.

12. Onésimo salió de la casa de Filemón como un esclavo fugitivo.  Regresó a la casa como un esclavo con libertad en Cristo. Era un hermano de su antiguo amo. Había sido perdonado por lo que había hecho por medio del bautismo en el nombre de Jesucristo.  Ahora Pablo suplica a Filemón que también le perdone. Onésimo, por causa de llegar a ser ‘hermano’, este problema fue la responsabilidad de la iglesia y no solamente un asunto personal entre Filemón y Onésimo (Digresión 6).

Hay repetición de las palabras ‘recíbelo’ vs. 12, 15, 17.  Se puede ver a Pablo como un mediador entre los dos hermanos.  Sin embargo, sabemos bien que sólo tenemos un mediador, Jesucristo pidiendo que el Padre nos reciba (Hebreos 7:25). Como Onésimo debía tener reconciliación, también debemos buscar la reconciliación con Dios por medio de Jesús.

La ley de Roma era muy cruel hacia esclavos fugitivos. Frecuentemente los capturados fueron muertos.  Un esclavo no tenía ningún derecho bajo esta ley romana.  Claro Filemón era cristiano ¿Le castigaría a Onésimo? Por supuesto había las presiones que vienen de otras personas hacer un ejemplo de Onésimo. Tales costumbres en aquella epoca necesitan nuestra consideración. “El cristianismo no pretende ayudar a una persona a escapar de su pasado y huir de él, sino permitirle a uno arrostrar su pasado y elevarse por encima de ellas.” explica Barclay (1995, pág.320). 

  1. Yo deseaba retenerlo conmigo’ expresa el deseo de Pablo de retener a Onésimo porque podía ir a donde Pablo no podía visitar en el servicio del evangelio.  El fue como un regalo a Pablo. La expresión ‘para que en tu lugar’ muestra un delicado tacto de Pablo que asume que Filemón hubiera deseado cumplir este servicio para él (especialmente el ministerio en el evangelio) si hubiera sido posible. 

14. “Aunque tengo mucha necesidad de Onésimo para ayudarme, yo no puedo tomarle de tí sin tu permiso.” dice Pablo. “El que siembra generosamente, generosamente también segará.” 2 Corintios 9:6-8.  Pero por más que Pablo deseaba mantener a Onésimo, no haría nada sin el consentimiento de Filemón. La cortesía y tacto de Pablo es una lección para todos los que tienen que manejar delicadas relaciones interpersonales. 

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com