Recordatorios del castigo de Dios por la desobediencia

Quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron.
Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día.
También Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra la naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de los poderes superiores.

En estos versículos, Judas les hace una advertencia a los malvados que estaban pervirtiendo las creencias y la conducta de la Iglesia. Respalda su argumento con tres ejemplos del Antiguo Testamento que muestran que la posición en sí misma no es una garantía de salvación. Aunque hayan recibido los mayores privilegios en Cristo, todavía pueden acabar mal y por lo tanto no se pueden considerar a sí mismos fuera de peligro. Por eso escogió tres ejemplos de juicio divino.

  • Primero, Israel fue liberado de Egipto, pero los incrédulos murieron en el desierto.
  • Segundo, los ángeles tienen un llamado especial de Dios, sin embargo, los que fueron desobedientes encontraron un castigo seguro.
  • Tercero, Sodoma y Gomorra eran ciudades de la Tierra Prometida en la cual vivían siervos de Dios. Sin embargo, las ciudades fueron destruidas a causa de su persistente inmoralidad.

(v.5) – El primer ejemplo se refiere a la experiencia de los israelitas en el desierto. Leemos en el segundo libro de la Biblia (Éxodo), que Dios había librado a Su pueblo de la esclavitud de Egipto y le había guiado a través del desierto hasta las puertas de la Tierra Prometida. Sin embargo, en el camino (en el desierto) hacia la Tierra Prometida se rebeló contra Dios en muchas ocasiones. Judas dice en el versículo 5: “Quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron.”

Nos llama la atención las siguientes frases:

    1. “Quiero recordaros… ya que una vez lo habéis sabido…”Implican que los oyentes de la carta de Judas ya habían tenido un conocimiento de lo que había pasado con el pueblo de Dios. Puede ser que se refiera a su comprensión de las cosas concernientes del propósito de Dios, de las cuales leemos en el Antiguo Testamento. Sin embargo, para los creyentes en el primer siglo era importante entender el significado verdadero de estos acontecimientos.
      ¿Por qué los relatos del Antiguo Testamento son importantes para el verdadero creyente?Lea Romanos 15:4 y escriba su respuesta abajo:
 

 

  1. “…después destruyó…”
    El vocablo después (griego: deuteros) es literalmente “la segunda vez”. Por eso buscamos un acontecimiento después de ser sacado de Egipto como el primer caso de la incredulidad. Lo encontramos en Éxodo 14:10-12 donde describe las graves circunstancias del pueblo de Dios. Los egipcios lo siguieron con toda su caballería y la oportunidad de escapar para el pueblo de Dios fue impedida por el Mar Rojo.
  2. “…después destruyó a los que no creyeron.”
    ¿Cuándo? En Números 13 y 14, los israelitas están a las puertas de la Tierra Prometida.

Lea Números 13 y 14 y prepare notas de lo que pasó con el pueblo de Dios.

Quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron.

 

Números 13 y 14

(v.6) – Seguimos con el segundo ejemplo del Antiguo Testamento que también viene del libro de los Números, esta vez del capítulo 16.

Lea el capítulo y haga notas del contenido del capítulo.

Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día.

 

Números 16

Tal vez surge una inquietud con esta explicación pues no dice nada de los ángeles. Por eso, vamos a repasar lo que hemos leído.

  • El relato de Números 16 es otro ejemplo de la oposición del pueblo de Dios contra Moisés y Aarón. Puede haber surgido poco después del fracaso de entrar a Canaán. La cuestión principal en los capítulos 16–19 es el papel del sumo sacerdocio de Aarón.
  • Los rebeldes fueron dirigidos por hombres de mucha importancia. Coré era un levita del clan de los cohatitas, quienes cuidaban del arca y los vasos del santuario. Los hijos de Rubén también pertenecían a una familia noble. Eran príncipes en Israel.

El escoger a los sacerdotes era prerrogativa de Dios. Aarón es el primer sacerdote de Israel y sus descendientes masculinos son los sacerdotes oficiales del santuario (Éxodo 28; 29; Levítico 8). Coré y los coatitas son levitas, la menor de los tres órdenes en el sacerdocio. El juicio sobre Coré y su séquito fue inmediato. Dios había juzgado a los enemigos de sus siervos Moisés y Aarón.

Pero, ¿por qué Judas dice en versículo 6: Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar…”? Coré no era un ángel; era un levita. Pensamos un momento en el rol de un sacerdote; lo encontramos en la enseñanza de Malaquías 2:7

Porque los labios del sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la Ley; porque es mensajero de Jehová de los ejércitos.

Dice que el sacerdote es un mensajero de Jehová. La palabra “mensajero” es mal’ak en hebreo que ha sido traducido “mensajero” o “ángel”. Se nota que el nombre del profeta Malaquías, literalmente “mi mensajero”, se basa en el vocablo mal’ak. El nombre mal’ak se encuentra 213 veces en el Antiguo Testamento hebreo. Por lo general, en la Septuaginta (LXX) el término mal’ak se traduce como aggelos y la frase “ángel del Señor” por aggelos kuriou. Las versiones en castellano hacen esta misma distinción al traducir mal’ak simplemente como “ángel” o “mensajero”. Por eso, concluimos que Coré, siendo sacerdote tenía la responsabilidad de un “mensajero” o “ángel” de Jehová. Él y sus compatriotas no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar. Por ser celosos, buscaron un rango superior que no les pertenecía.

Concluimos este estudio breve de la interpretación del versículo 6 con información adicional para probar nuestra explicación de las referencias al incidente en Números 16.

  • La primera palabra del versículo 6 es “y”. Nos parece que indica un enlace natural con el relato de Israel en el desierto en el versículo 5.
  • No guardaron su dignidad – Todos los participantes en la rebelión eran ‘príncipes’ en Israel (Números 16:1-2).
  • Abandonaron su propio hogar – Los rebeldes tenían la responsabilidad del Tabernáculo pero escogieron establecer otro centro de adoración (Números 16:24,27).
  • Ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas – Dice en Números 16:32 “Abrió la tierra su boca y se los tragó a ellos …”

El infierno en la mitología griega se refiere al Tártaro, la parte más profunda y terrible del infierno, reservada especialmente para aquellos seres sobrehumanos que se rebelaron contra el Dios supremo. Las lecturas de los manuscritos sobre prisiones de oscuridad varían entre una palabra que significa “pozo” o “caverna” y otra (siros en vez de seiros en griego) que quiere decir “soga” o “cadena”. Esta última está de acuerdo con Judas 6.

Este grupo de gente considerable importantes personajes se levantaron contra la jefatura de Moisés y Aarón. Reclamaron la igualdad. Identificamos su argumento:

  • Todos ellos pertenecen a una misma comunidad en cuyo interior está Dios;
  • Todos en consecuencia están igualmente relacionados con Dios;
  • Todos son igualmente santos.

Dios había dicho en Levítico 19:2 “Santos seréis, porque santo soy yo…”. Coré era un fervoroso oyente de la palabra divina. En consecuencia afirmó con radiante ímpetu “Toda la comunidad son todos santos.” Pero, ¿qué dijo Dios? Dijo: “seréis”. Es tiempo futuro. No dijo “Santos sois”. Implica si hacéis todo lo que Dios ordena, llegaréis a ser santos.

La santidad no es un estado automático, regalo de los cielos. Se equivocó Coré. Su argumentación suena bien y es particularmente atractiva. Por eso tanta gente de los más respetables del pueblo fue detrás de él, fascinados por esa santidad que, según Coré, cobijaba a todos por igual.

Una digresión – Puntos de vista alternativos del versículo 6

Es muy importante examinar ahora otras interpretaciones de lo que significa Judas 6.

Las adjuntamos para su consideración:

  1. Cuando habla de ángeles en el versículo 6, se dice que Judas relaciona su ejemplo con Génesis 6:1–4. Su argumento está basado sobre la frase hijos de Dios en Génesis 6:2. Algunos intérpretes consideran que este término se trata de seres divinos o celestiales. Citan: Job 1:6; 2:1; 38:7; Salmo 29:1; 89:6-7.
    Sin embargo, se encuentran otras dos sugerencias:

    • que son hijos de la línea piadosa de Set (Génesis 5:6).
    • son de las familias gobernantes en Israel (Salmo 82:6).
  2. Otra interpretación es que la leyenda se centraba en torno al nombre conocido por Lucero, el hijo de la mañana en quien se supone es sinónimo del término ‘Satanás’ (Isaías 14:12; Ezequiel 28:12-19). En esta ocasión participaron del pecado, posiblemente, un tercio de todos los seres celestiales (Apocalipsis 12:4). La caída de los ángeles había sido debida al orgullo y la rebelión. Cuando volvieron los setenta con gozo de su misión y le contaron su éxito a Jesús, el les advirtió del peligro del orgullo (Lucas 10:18).
  3. Otros eruditos dicen que Judas 6 nos ha transportado hasta un momento trascendental de la historia antes de la creación del mundo. Se explican que hubo un tiempo cuando los ángeles no guardaron su estado inicial y la condición dada por Dios. Dejaron el lugar destinado para ellos y ahora están reservados y atados con eternas cadenas en un rincón del inmenso universo esperando el juicio cuando Dios pronunciará la sentencia final sobre todos ellos.
  4. Se dice que el relato del versículo 6 viene del libro apócrifo, el Libro de Enoc. Este libro tenía mucho que decir acerca de la caída de los ángeles y su destino. Continúa mostrando como los ángeles caídos engendraron una raza de gigantes. Pero los ángeles son acusados por el arcángel Miguel y atados en el Tártaro para esperar durante 70 generaciones que sean juzgados. (Vea la referencia al Libro de Enoc al fin de esta sección.)

 

Será oportuno en este momento hacer un comentario breve de la referencia paralela que se encuentra en 2 Pedro 2:4-8

Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a prisiones de oscuridad, donde están reservados para el juicio.
Tampoco perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, y trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos.
También condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente.
Pero libró al justo Lot, abrumado por la conducta pervertida de los malvados,
(pues este justo, que habitaba entre ellos, afligía cada día su alma justa viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos).

En 2 Pedro 2:4–10 el apóstol desarrolla el tema del v.3 más extensamente, presentando episodios antiguos de la historia del pueblo de Dios para mostrar cómo sus propósitos, tanto de salvación como de condenación son seguros y serán completados. Pedro retoma de los tres ejemplos los aspectos positivos de la misericordia de Dios y su capacidad para librar a los suyos.

Los tres ejemplos son:

v. 4 Los ángeles que pecaron
La mayoría de las personas que creen una tradición de que el mal de este mundo se debe a los ‘ángeles rebeldes’ y que el diablo del Nuevo Testamento es también un ‘ángel caído’ se explican en esta manera:
“El hecho de los ángeles caídos indica que se producirá un juicio final cuando la rebelión humana —que culmina con la desenfrenada indulgencia del yo y el rechazo de la autoridad divina— será debidamente castigada. Ver Génesis 6:1–6 y Judas 6, donde se dirige la atención al orgullo como causa de la caída de los ángeles.”

v. 5 Noé
(Génesis 6:8–9:28 y 1 Pedro 3:20) donde también se menciona que los salvados fueron ocho. Noé fue comisionado a llamar a sus contemporáneos al arrepentimiento.

v. 6 Lot
Jesús alude al ejemplo de Sodoma y Gomorra (Génesis 18:16–19:28) en Mateo 10:15; 11:23, 24; Lucas 17:29. V.7 Ser malvados es la consecuencia de no tener temor de Dios y, por lo tanto, sentirse completamente libres para vivir sin principios, permitiéndose los deseos pecaminosos. V.8 Afligía (“atormentaba”) significaba originalmente ser probado en cuanto a lo genuino. La gente piadosa que vive en un mundo impío debe estar preparada para demostrar la realidad de su fe.

Los tres ejemplos en su conjunto muestran el castigo divino contra: el orgullo, la desobediencia y la inmoralidad.

¿Es verdad que encontramos una rebelión de los ángeles en Génesis 6?

Una creencia común es: “Satanás es un ángel rebelde, no humano, y él es el jefe supremo de los ángeles o hijos de Dios rebeldes. El pasaje de Génesis 6:2 está haciendo una clara diferencia entre los hijos de Dios, y las hijas de los hombres. Por consiguiente, cuando Génesis 6:2 dice que los hijos de Dios tomaron para sí a las hijas de los hombres para procrear con ellas, significa sencillamente que un grupo rebelde de ángeles del cielo abandonó su estado, su morada en el cielo, y su condición espiritual para procrear con las mujeres terrestres, y crear una nueva raza de gigantes. Los hijos de Dios no eran hombres. Obviamente es imposible que esos hijos de Dios fueran hombres, ni mucho menos los hijos de Set.”

Pero ¿quiénes son los Hijos de Dios?

Encontramos mucho para considerar en esta última cita. Como hemos visto, los hijos de Dios en Génesis 6:2 han sido identificados con:

  1. los hijos de Set que se casaron con las hijas del linaje de Caín o
  2. unos ‘ángeles rebeldes’.

Pero se nota que hay otra explicación. El vocablo “Dios” en hebreo puede ser el, elah, eloah, elohim. En Salmo 89:6 encontramos la palabra poderosos que viene del hebreo el.

“porque ¿quién en los cielos se igualará a Jehová? ¿Quién será semejante a Jehová entre los hijos de los poderosos?”

En este Salmo 89:1–14, el salmista se dispone a cantar de las misericordias divinas (v.1) que la misericordia será edificada para siempre (v.2) y, en particular, recuerda el pacto del Señor con David (v.3) de una línea de sucesión duradera y un trono seguro (v.4), ya que el Señor es supremo en el cielo (vs.5–8) y soberano sobre la tierra. Observe v.6 los hijos de los poderosos (el). No son los seres celestiales sino forman (v.7) “la congregación de los santos”. Son seres humanos y no necesariamente ángeles.

En Deuteronomio 14:1 los israelitas son llamados hijos de Jehová. También en su condición de hijo, Israel debe al Señor lealtad completa (Oseas 1:10). Encontramos la misma frase en Salmo 82:1-8 leemos de las amonestaciones contra los juicios injustos. Los “dioses” han usado su posición para juzgar injustamente, “pervertir la justicia” y para favorecer a
la iniquidad. Entonces, ¿qué significa todo eso? Las obligaciones especificadas en los vs.2–4 son las de los jueces de Israel (Éxodo 22:22–24; 23:6, 7; Deuteronomio 1:16-17; 10:17, 18; 16:18–20). Su obra es el ejercer “el juicio de Dios” (Deuteronomio 1:17). Traer un caso “ante Dios” y “ante los sacerdotes y jueces”, son expresiones intercambiables (Éxodo 21:6; 22:8, 9; Deuteronomio 17:8–13; 19:17). Además, el Señor Jesús entendía que dioses a veces se refiere a seres humanos a quienes vino la palabra de Dios (Juan 10:35). En este caso los hijos de Dios son mortales.

Entonces ¿quiénes son los gigantes?

“Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.” (Génesis 6:4)

Se dice que los hijos de Dios y las hijas de los hombres de Génesis 6:2 eran ángeles (hijos de Dios), y mujeres del tiempo antidiluviano (hijas de hombres). Se unieron en relaciones sexuales ilícitas, dando a luz las mujeres una descendencia mixta, cuyos integrantes al llegar el diluvio, murieron en sus cuerpos pero, por su mutación híbrida, sus espíritus se convirtieron en demonios.

En ninguna parte de las Escrituras existe una evidencia que se relacione a los demonios con los ángeles caídos. Además, tampoco la Biblia menciona que los ángeles estén divididos en ángeles y demonios. Etimológicamente tomaron para sí aparece en el hebreo como un acto ceremonial del casamiento, el cual Cristo dijo que era imposible.

“Entonces respondiendo Jesús, les dijo:—Los hijos de este siglo se casan y se dan en casamiento, pero los que son tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan ni se dan en casamiento, porque ya no pueden morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios al ser hijos de la resurrección. “ (Lucas 20:34-36)

Otro problema en el origen de las palabras es “valientes y varones de renombre” en el idioma hebreo sería Nefilím, que se traduciría en “hombres héroes y que habían hecho proezas”. Usaron su poder, su estatura grande, para atacar y derribar otros seres humanos. Según Números 13:33 (2 veces) los Nefilim vivían en Canaán cuando Israel la invadió. En aquella ocasión, los espías de Israel mostraron el rico fruto y confirmaron que la tierra era una donde ciertamente fluía leche y miel. Sin embargo, enfocaron su atención sobre las ciudades fortificadas y sus poderosos habitantes, de los cuales algunos eran como gigantes, y declararon que la conquista era imposible. Los hombres eran de estatura grande en el sentido del significado de la raíz de nefilim, (hebreo: nafal) que significa “talar” con respecto de los árboles (2 Reyes 3:19,25).

Recordamos la historia del diluvio en Génesis 6, 7 y 8. ¡Se nota las descripciones muy claras de la maldad de los hombres en los días de Noé “…la tierra se corrompió delante de Dios” (6:11) !Sólo ocho personas fueron salvadas. Implica que los nefilim fueron destruidos en el diluvio. Sin embargo, ¡habían nefilim después del diluvio! ¿Cómo se puede explicar eso?

¿Se puede decir también que los nefilim existieron antes de la unión de los hijos de Dios con las hijas de los hombres? Comparamos dos citas bíblicas del mismo versículo 4 de Génesis 6:

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.” (Reina-Valera Revisión 1995)

“Los nefilim existían en la tierra por aquel entonces (y también después), cuando los hijos de Dios se unían a las hijas de los hombres y ellas les daban hijos; estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos.” (La Biblia de Jerusalén)

En Génesis 6 ¿con quién está hablando Dios?

Observamos algo muy interesante en los versículos 3 y 7 de Génesis 6. ¿A quién está hablando Dios? Jehová anunció que no contendería con aquella mala generación. En su amor hacia su creación le envió profetas y la función primordial de un profeta fue la proclamación de la ‘Palabra de Dios’.

Entonces el propósito de un profeta de Dios era llamar al pueblo al arrepentimiento y la conversión a Jehová y a su pacto.

Pero como estas circunstancias son vistas como parte de la acción de Dios en la historia, el profeta no puede dejar de referirse al futuro para anunciar lo que Dios hará, para inducir a la acción y para certificar su mensaje. No hay duda alguna de que la predicación es parte esencial de la función profética. Nos parece una referencia paralela dentro de Génesis 6:3 con 2 Crónicas 36:15-16.

Para descubrir a quien está hablando tenemos que esperar 2,500 años hasta que llegamos a la Epístola de Judas. El apóstol nos informa que era Enoc. Somos conducidos a Enoc por primera vez en Génesis 5:18 y note lo que Judas dice de él en Judas 14:
De estos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: “Vino el Señor con sus santas decenas de millares…”

Regresamos al texto de la “Epístola de Judas”

(v.7) – Con el tercer ejemplo hay que leer Génesis 19.
Haga notas de lo que lee.

También Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra la naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

 

Génesis 19

Un ángel como un mensajero sobrenatural del Señor llegó a Sodoma con un mensaje particular. “Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Al verlos, Lot se levantó a recibirlos, se inclinó hacia el suelo.” (Génesis 19:1). El pecado de los hombres de Sodoma alcanzó el máximo grado cuando buscaron relaciones íntimas con los dos ángeles que fueron enviados a Lot. Los ángeles también tuvieron la misión de proteger al pueblo de Dios: “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos” (Salmo 91:11). Tanto la falta de compasión como la perversión sexual son detestables para Dios. Lot escapó de la ruina de Sodoma y Gomorra (Génesis 19:17).

El pecado de Sodoma es uno de los relatos más terribles de la Historia. Las ciudades vecinas eran Zoar, Adma y Zeboim (Deuteronomio 29:23; Oseas 11:8). Este desastre se localizó en el desierto de la región del Mar Muerto. Es aquí, pues, que Judas describe el destino de aquellos que en los tiempos pasados desobedecieron y transgredieron la orden de Dios.

8a No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, 8b rechazan la autoridad 8c y blasfeman de los poderes superiores.

Judas 8 – Después de considerar estas tres referencias bíblicas de la vida de los israelitas en el Antiguo Testamento buscamos una conexión de los versículos 5, 6 y 7 con este versículo, el versículo 8 de Judas.

Por tres veces consecutivas Judas nos ha enseñado la historia del pueblo de Dios en el Antiguo Testamento. Hemos visto tres ejemplos de la apostasía y sus consecuencias. Cuando los tres se consideran en un conjunto, como es el caso del v.8, nos muestran una triple manifestación de la apostasía en la iglesia en los días de Judas.

Aquí está una sugerencia de cómo puede ser analizado:

Judas 5, 6, 7 Sugerencia 1:

Judas 8 correspondiente

o Sugerencia 2:

Judas 8 correspondiente

Significado de las frases en Judas 8
5Quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron. 8c…blasfeman de los poderes superiores.

 

6Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día. 8b.rechazan la autoridad
7También Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra la naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

 

8ade la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, 8abc…blasfeman de los

 

poderes superiores…

 

rechazan la autoridad…

 

 

 

 

 

de la misma manera también estos

soñadores…

 

 

 

 

 

 

mancillan la carne,

Actitud del pueblo contra los ángeles.

 

Su actitud contra Lot quien ‘se sentaba a la puerta’. Significa tenía un puesto de autoridad.

 

Puede ser los heridos con ceguera’ (v.11).

O es una referencia a los contemporáneos en los días de Judas en Hechos 2:17.

 

La mala práctica de sodomía.

Judas empieza este pasaje (v.8) comparando a los hombres malvados (v.4) con los falsos profetas a los que la Escritura condena (Deuteronomio 13:1-5). Estos hombres son falsos profetas, soñadores de falsos sueños y seductores de los miembros de la iglesia. Es tan importante la advertencia de Judas contra estos hombres que los trata de la palabra “estos” en los versículos siguientes en la misma carta.

Llene los espacios en la tabla:

v.8 Estos soñadores

Pregunta: ¿Y qué significa este estudio para nosotros?
Respuesta: El que practica la verdad viene a la luz (Juan 3:21)

De las referencias de la historia del pueblo de Dios en el Antiguo Testamento hemos recibido ejemplos ilustrativos de apostasía y sus consecuencias. Cuando hablamos de ‘apostasía’, nos referimos a la acción de rebelarse, olvidar, abandonar o alejarse de lo que uno ha creído. Ideas asociadas incluyen el concepto de rebelión o infidelidad.

Escriba un resumen breve de los tres ejemplos de la apostasía en los versículos 5, 6 y 7.

v.5  

 

v.6  

 

v.7  

 

Hay una gran lección para nosotros en el versículo 5. Después de salvar a Su pueblo de Egipto, Dios se reserva el derecho a destruirlo si este pueblo es culpable del pecado de la incredulidad. Israel había recibido la Tierra Prometida en un pacto solemne de Dios (Génesis 13:14-18; Números 13:2), pero las noticias de los diez espías causaron mucha consternación hasta manifestarse en la incredulidad.

Hoy en día hemos de tener muy presente la doctrina bíblica de la perseverancia. En Hebreos 11, encontramos ejemplos de personas que recibieron la Palabra de Dios y pusieron su fe en lo que les había dicho.

Complete la frase para cada persona mencionada en la tabla abajo:

Abraham creyó en Dios porque…

 

 

Moisés creyó en Dios porque…
Josué creyó en Dios porque…

La importancia de la advertencia dada a la iglesia en los versículos 5, 6 y 7 está reforzada en lo que Pablo escribe en 1 Corintios 10:1-12.

Lea lo que dice Pablo y escriba un resumen breve de lo que nos amonesta.

 

 

 

La verdadera fe en Cristo se manifiesta con una vida no conformada con los modelos carnales, sino espirituales. La fe inspira las buenas obras. Encontramos en la carta de Pablo a los creyentes en Galacia dos listas, una de las cosas desagradables a Dios y otra del fruto del Espíritu.

Lea Gálatas 5:16-26 e identifique las obras de la carne y el fruto del Espíritu.

Obras de la carne Fruto del Espíritu

Es inherente a la apostasía el despreciar la autoridad de la Palabra de Dios. Esta apostasía ha sido revelada acerca de los hombres, en general, que vivirán en los últimos días mencionados por Judas. Por eso debemos meditar sobre estas notables listas para ver si ocurre algo similar en nuestra vida. Ahora es la oportunidad de reconocer nuestra necesidad delante de Dios, el único soberano, y de nuestro mediador Jesucristo, el Hijo de Dios.

Judas escribe acordaos de Sodoma. La inmoralidad sexual se considera en la Escritura una contaminación espiritual. En el siglo XXI somos testigos de estas perversiones antiguas proclamadas en todas partes. La inmoralidad está manifestada a todos los niveles de la sociedad. El mensaje de Judas es muy apto para hoy en día y nos invita a poner atención a sus advertencias. También hallamos las palabras de Jesucristo con respecto a la destrucción de Sodoma y Gomorra (Mateo 10:15; 11:23-24; Lucas 17:29-32).

Los israelitas murieron en el desierto por causa de la falta de fe en las promesas de Dios. Decidieron seguir a hombres sin fe como líderes. En los días de Judas es lo mismo con los falsos maestros. Ellos despreciaron a los hombres escogidos por el Espíritu Santo para ser líderes de la iglesia.

Digresión – El Libro de Enoc

Adjuntamos el Capítulo 6 del Libro de Enoc con una tabla de comparación de referencias bíblicas de Génesis 6, Judas y 2 Pedro 2. Es innegable que existe una interconexión.

Capítulo 6

  1. Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas;
  2. y los Vigilantes, hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: “Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos”.
  3. Entonces Shemihaza que era su jefe, les dijo: “Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado”.
  4. Pero ellos le respondieron: “Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente”.
  5. Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros, bajo anatema.
  6. Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron “Hermon”, porque sobre él habían jurado y se habían comprometido mutuamente bajo anatema.
  7. Estos son los nombres de sus jefes: Shemihaza, quien era el principal y en orden con relación a él, Ar’taqof, Rama’el, Kokab’el, -‘el, Ra’ma’el, Dani’el, Zeq’el, Baraq’el, ‘Asa’el, Harmoni, Matra’el, ‘Anan’el, Sato’el, Shamsi’el, Sahari’el, Tumi’el, Turi’el, Yomi’el, y Yehadi’el.
  8. Estos son los jefes de decena.
Génesis 6 Enoc 6, 7, 10 Judas 6 2 Pedro 2:4
v.1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas.

 

6:1 Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas;
v.2 Al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 6:2 y los Vigilantes, hijos del Cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: “Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos”.

 

v.6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, v.4 Dios no perdonó a los ángeles que pecaron,
6:6 Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron “Hermon”…

 

6:7 Estos son los nombres de sus jefes: …

 

7:1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a

enseñarles la brujería,

 

v.4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre 7:2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura…
10:12 …Encadénalos durante setenta generaciones en los valles de la tierra hasta el gran día de su juicio.

13 “En esos días se les llevará al abismo de fuego, a los tormentos y al encierro en la prisión eterna.

 

…los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día. …sino que los arrojó al infierno y los entregó a prisiones de oscuridad, donde están reservados para el juicio

 

Volver al índice de:
La Epístola de Judas

Continue leyendo:
El diablo y el cuerpo de Moisés

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com