Capítulo 4

Capítulo 1: La mente íntegra – Cristo es nuestro propósito (Filipenses 1:21)
Capítulo 2: La mente sumisa. – Cristo es nuestro ejemplo (Filipenses 2:5-11)
Capítulo 3: La mente espiritual. – Cristo es nuestra meta (Filipenses. 3:13-14)
Capítulo 4: La mente segura – Cristo es la razón de nuestro gozo; Nuestra fuerza para vivir (Filipenses 4:10-20)

El “Así que” al principio del capítulo indica claramente una relación con lo que precede. Dicha relación podría ser expuesta de la siguiente manera: La ciudadanía de los creyentes está en los cielos y que una gloriosa herencia los aguarda en la venida de Cristo a la tierra, cuando sus cuerpos serán transformados a semejanza del cuerpo de Cristo. Por eso, los creyentes deben siempre permanecer firmes y seguros, para que en verdad estas glorias sean suyas.

Hay tres razones poderosas por las que los creyentes debemos permanecer firmes en el Señor.

Nuestra fe así lo requiere. 1 Corintios 16:13
2 Tesalonicenses 2:15
1 Juan 5:4
La iglesia de Cristo lo necesita

Juan 16:33

Efesios 6:13-14

Dios así lo demanda

Mateo 6:24

Santiago 4:4-5

3 Juan 4

4:1-3. Guardando la paz en la iglesia

v. 1. Uno de los principales objetivos que Pablo intenta lograr con esta epístola es motivar a los cristianos en Filipos a una unión más cercana fundamenta en el amor. Ahora Pablo declara su amor por los filipenses. Es conmovedora la forma en la que el prudente pastor presenta sus ruegos. Nótese:

  • hermanos míos, exactamente igual que en 3:1;
  • amados, amados con un amor profundo, abnegado, perfecto, consciente y bienintencionado, con un amor que abarca toda la personalidad;
  • y deseados, “con el entrañable afecto de Cristo Jesús”;
  • gozo y corona mía. Los filipenses son el gozo del corazón del apóstol, porque los frutos del Espíritu Santo son claramente manifiestos en sus vidas.

Por lo cual, los alaba muchas veces y da gracias a Dios por ellos (Filipenses 1:3–7, 29, 30; 2:12, 17; 4:10, 14–20). Por esta misma razón ellos son su “corona”. En cierto sentido, esto es ya una realidad, pero será inclusive más evidente en la venida del Señor, cuando todos puedan ver claramente en que estos son los frutos de la labor misionera de Pablo, señal inequívoca de que no corrió en vano ni trabajó en vano (Filipenses 2:16). Podría compararse el lenguaje de este pasaje con el de 1 Tesalonicenses 2:19- 20.

¿Sentimos lo mismo por los hermanos en nuestra congregación?
Estas palabras nos revelan cuán excelente era esta congregación, y cuán grande el amor que el preso sentía por ella. Vemos como derrama su afecto sobre ellos sin coto ni reservas, y como exhorta a todos en general: estad firmes en el Señor, amados.

“Corona” (griego: stefanos) indica una corona de victoria y no una corona real o sacerdotal. Era un tipo de premio que recibiría un atleta por ganar una carrera (1 Corintios 9:24-27).

v. 2. “Ruego a Evodia (significa buen viaje) y a Síntique (afortunada) que sean de un mismo sentir en el Señor. Una vez más el apóstol vuelve sobre la idea de la importancia de la unidad en un mundo incrédulo y hostil. (Filipenses 1:27, 28; 2:2–4; 2:14–16; 3:1). Esta vez la admonición tiene una aplicación particular. Las Escrituras no nos informan de que dificultad se trataba. Sin embargo, su influencia era lo suficientemente fuerte para introducir un elemento de discordia.

Un aspecto intrigante es que en una carta dirigida a toda la iglesia se refiera enfáticamente a una persona, cosa que no ha ocurrido en las otras cartas que había escrito a otras comunidades.

Es posible que parte de la falta de satisfacción en la iglesia de Filipos es que no habían reconocido el lugar propio de las mujeres.

En el siguiente versículo leemos “ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio“. Evodia y Síntique (¿?) como Lidia (Hechos 16:15), manifestaron una disposición para colaborar en el evangelio (“combatieron … conmigo”). Dice Pablo en 1 Timoteo 2:12 “no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre” pero la mujer tiene mucho trabajo que hacer, inclusive el de enseñar (Tito 2:3-5).

Siempre hay temas apropiados para mujeres que las hermanas de edad y experiencia deberían enseñar a las hermanas más jóvenes, incluso hay asuntos delicados que deben ser tratados con toda franqueza para que entiendan bien. La mujer debe estar sujeta, pero también debe participar en la enseñanza, como también en servir en varias formas. “Priscila y Aquila le tomaron aparte (a Apolos) y le expusieron más exactamente el camino de Dios” (Hechos 18:26).

Romanos 16:1 habla de Febe, una “diaconisa” (palabra griega sin traducir; traducida es “sierva” o “servidora”) “de la iglesia en Cencrea”. Véase también Hechos 9:36-41, otra mujer muy servicial. Entre los requisitos para que alguna viuda “sea puesta en la lista” (1 Timoteo 5:9-12) hay éstos: “si ha socorrido a los afligidos; si ha practicado toda buena obra”. Es probable que estas viudas no solamente reciban ayuda de la iglesia (5:16), sino también que sean en alguna manera “servidoras” de la iglesia. Fíjese en la expresión “por haber quebrantado su primera fe” o promesa, v. 12; esto indica que había algún compromiso hecho por estas viudas. Además, los requisitos mismos parecen indicar la prueba de que puedan servir.

Todos reconocemos (y sabemos apreciar) la importancia de la colaboración de fieles hermanas. Es otra ilustración de lo que Pablo dice en 1 Corintios 12:21, que ningún miembro puede decir a los demás, “No tengo necesidad de vosotros”.

v. 3. Pablo requiere ahora la ayuda de otro miembro de la iglesia de Filipos, “compañero fiel”. Otra posible traducción es “fiel Sízigo”(Sinzigo o Syzygus) tomando esta palabra como nombre propio.

Menciona a Clemente específicamente, pero reconoce a todos sus consiervos, y lo más grande que puede decir de ellos es que sus “nombres están en el libro de la vida”. En relación con este “libro de la vida”, (Éxodo 32:32; Salmo 69:28; Daniel 12:1; Apocalipsis 21:27), recordamos las palabras del Señor Jesús cuando enseñó a sus discípulos a no regocijarse en los logros en su servicio, sino en la gracia de Dios que posibilitó que sus nombres estén “escritos en los cielos” (Lucas 10:20).

La división escandalizaba a Pablo. ¿Por qué? Era la mayor contradicción a su mente apostólica.

1

Una iglesia dividida es contraria a la naturaleza de la iglesia. Una tarea única: “éstas combatieron juntamente conmigo en el evangelio.”

2

La iglesia debe estar caracterizada por la ayuda mutua: “ayude a estas”

3

La iglesia como un lugar de unidad fundamental: “cuyos nombres están en el libro de la vida”.

Pablo ve la desunión como una cosa solemne y desastrosa: es contrario a la mente apostólica: es una negación de la naturaleza de la iglesia y es una grieta en la coraza de la iglesia contra el mundo.

No hay dudas de que cada una había dicho: “Yo tengo razón, ella está equivocada.” Pero para Pablo cada una estaba bajo la misma obligación de dar el primer paso. Ninguna de las dos tiene que esperar a que la otra tome la iniciativa.

Una pausa para pensar

Es lamentable que todo lo que sabemos de Evodia y Síntique es que eran dos mujeres que tuvieron un desacuerdo. Eso nos hace pensar. Supongamos que nuestra vida se hubiera de resumir en un versículo, ¿qué diría de nosotros? Clemente pasó a la historia como pacificador; Evodia y Síntique como conflictivas.
Supongamos que hubiéramos de pasar a la historia por una sola cosa que supiera de nosotros, ¿cuál sería?

El mantener la unidad como cristianos y el esfuerzo por la unanimidad y mutua comprensión predominan en esta epístola.

  1. El desacuerdo no es algo, nuevo, inclusive entre los cristianos maduros. Pero los cristianos maduros también resuelven sus desacuerdos y llegan a comprenderse mutuamente en unanimidad. No permiten estos obstáculos para el amor y la unidad en el Cuerpo de Cristo.
  2. A pesar de que seamos cristianos maduros, todos tenemos tendencia al razonamiento y a la acción subjetiva. Puede que necesitemos de un tercero para que escuche ambos lados del asunto y lo observe objetivamente

 

4:4-5. Las marcas de la vida cristiana

v. 4. “¡Regocijaos en el Señor siempre!” repitiendo la frase otra vez “¡Regocijaos!” El total del vivir cristiano es un asunto de esa relación con el Señor Jesús viviente, en la atmósfera de su presencia y su gracia que lo hace todo posible. Pablo estaba en la cárcel, con la perspectiva de una muerte casi cierta. Los filipenses estaban iniciando la carrera cristiana y les esperaban días tenebrosos, peligros y persecuciones. Barclay explica: “El cristiano no puede nunca perder el gozo porque no puede nunca perder a Cristo”.

La piedad se expresa en esta forma donde puede abrir su corazón a Dios en gozo, adoración y acción de gracias. Estos son elementos de los salmos:

  • “Se alegrará el justo en Jehová.” – Salmo 64:10; 97:12
  • “Lleguemos ante su presencia con alabanza.” – Salmo 95:2; 100:4.
  • Orar en su santuario – Salmo 84:1-8.

Hay una calidad de vida que debe ser conocida por todos en cada expresión de la vida y en las relaciones interpersonales del cristiano. Por eso, v. 5 dice: “Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres.” Se nota la traducción de la palabra “gentileza” (epieikes). Es una de las palabras más intraducibles. La dificultad se puede ver por el número de traducciones. Citamos unas.

En sus propias palabras, escriba la idea que viene a la mente cuando lee las siguientes traducciones.

R-V ’95 “gentileza”

BJ “mesura”

NBLH “bondad”

RVA “amabilidad”

R-V ’09 “modestia”

NVN “comprensión”
En 2 Corintios 10:1 se traduce “bondad” y en Hechos 24:4, “equidad”; y en Santiago 3:17, “amable”.

Es interesante que Pablo habla aquí de soportar con gentileza a los que piensen diferente a nosotros. Pone el ejemplo de Cristo. Fue gentil aún con sus enemigos. Cristo no fue débil, pero fue gentil. Practicó la gentileza con rectitud. Se nota que el v. 5 dice: “El Señor está cerca.” ¿Pablo se refiere a la venida de Cristo o que Cristo está cerca de nosotros durante la predicación de la Palabra? ¿Cómo le parece a los hermanos? El “Señor está cerca” en nuestro comportamiento de gentileza en el servicio del Señor.

Entonces apuntamos las siguientes sugerencias:

  • Regocijaos en el Señor siempre, pues el (retorno del) Señor está cerca.
  • Como el Señor está (siempre) cerca por nada estéis afanosos…
  • ¿O era su intención transmitir ambas ideas?

 

4:6-7. La vida de oración

v. 6. La ansiedad no tiene lugar en la vida de los cristianos ya que en todo puede haber oración, la oración en sus varias formas y modos: petición, ruego, pero por sobre todo acción de gracias.

Esto es porque siempre debemos alabanza a Dios, y porque la fe es vivificada cuando recordamos en acción de gracias lo que Dios ha hecho por nosotros en el pasado. Hay un eco aquí de la enseñanza de Jesús (Mateo 6:25–34; 7:7–11). La gratitud es un reconocimiento de que somos criaturas y que dependemos de nuestro Creador, un reconocimiento verbal delante de Dios de su bondad y generosidad. La gratitud reconoce y engendra la generosidad.

Los del mundo viven preocupados porque no conocen a Dios, pero los que confían en Dios suben a un nivel más alto de vida.

Léase frecuentemente el Salmo 104 que nos recuerda que Dios cuida de su creación. El afán de este siglo ahoga la palabra y la hace infructuosa, Lucas 8:14. ¿El afán del cristiano indica falta de fe y confianza en Dios?

“sean conocidas vuestras peticiones”, no para informar a Dios (“porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis”, Mateo 6:8), sino como un ejercicio necesario de nuestra fe.

v. 7. Cuando la oración reemplaza a la preocupación sobreviene “la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento”, y esa paz actúa como un centinela que resguarda la mente y las emociones del cristiano de ser abrumadas por un repentino arrebato de miedo, ansiedad o tentación. Esta realidad deberían comprobarla los cristianos diariamente.

Aquí está haciendo una afirmación y una promesa. Si ponen su situación delante de Dios en oración, con acción de gracias, lo que pueden esperar de Dios es que su “paz guardará” sus corazones y mentes si están en Cristo Jesús.

 

4:8-9. En esto pensad.

Las virtudes.

Todo lo que es…

Una consideración

Citas para investigar

verdadero Les llama a considerar todo lo que se conforme al Evangelio. Se asocia con la justicia y la equidad. Proverbios 22:21; Romanos 1:18, 25; Gálatas 2:5; 5:7; Efesios 4:25.
honesto Honorable, noble, digno de respeto. Son características de la Sabiduría. Proverbios 8:6; 1 Timoteo 3:8, 11; Tito 2:2
justo Lo que es “justo” es determinado por Dios y su carácter. No deriva del entendimiento meramente humano de lo que es “justo” o “correcto”, sino de Dios y de su relación con su pueblo. Mateo 1:19; 13:43, 49; Romanos 1:17; 2 Timoteo 4:8; 1 Pedro 3:12.
puro Está relacionado con “santo”. Tiene que ver con lo que no está “manchado” o “infectado” por el mal. 2 Corintios 11:2; 1 Timoteo 5:22; Tito 2:5; 1 Pedro 3:2; 1 Juan 3:3.
amable Es una palabra con un sentido muy amplio. Puede incluir conductas que no tienen nada que ver con la moralidad en sí. Puede ser admirable porque nos deleita y lo podemos disfrutar o es tanto admirable como moral. Es la única vez que aparece en el NT. En el LXX está Ester 5:1
de buen hombre La traducción es más variada: “buen nombre”, “buena fama”, “admirable”, “honorable”, “decente”, “de buena reputación”, “atractivo”. Es la única vez que aparece en el NT. No se encuentra en el LXX. Pablo usa el sustantivo en 2 Corintios 6:8.

v. 8. Pablo está llamando a los filipenses una vez más a “pensar” en las cosas más nobles. Ocho palabras se usan para las cosas que deben llenar los pensamientos en la vida del cristiano. En la medida en que las “tomen en cuenta” (el significado de la palabra “pensad”) definirán actitudes y dirigirán las palabras y las acciones.

El mundo no juzga a la iglesia solamente por la doctrina que enseña, sino también por la conducta de los miembros. La reputación de la iglesia sería mejorada de manera inconmensurable si todos lleváramos estas seis cualidades grabadas en el corazón. Lo que la Biblia enseña es que si el corazón se purifica, entonces la vida será pura. Para lograr este propósito es necesario amar la ley de Dios (Salmo 1:2), meditar continuamente en ella (Salmo 119:15, 23, 48, 78, 148) y guardarla en el corazón para no pecar contra Dios (Salmo 119:11).

Hablamos de paz

La paz de Dios guarda el corazón (intelecto, voluntad, emociones) del cristiano.

Apunte lo que aprendemos de “la paz”.

Juan 20:19, 21, 26
Romanos 5:1
Romanos 10:15
2 Corintios 13:11
Gálatas 5:22
Colosenses 3:15

v. 9. “Lo que aprendisteis…” El ejemplo apostólico es la regla para los cristianos (Hechos 2:42; 1 Corintios 14:37; 2 Pedro 3:2, en conformidad con lo que el Señor mismo dijo, Mateo 10:40). “Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel en el Señor, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias” (1 Corintios 4:17).

Durante toda la carta, la preocupación principal de Pablo es el Evangelio, no su doctrina, sino de la forma en que los creyentes viven el Evangelio en este mundo:

  • ante el sufrimiento (1:12-26);
  • la actitud de Cristo (2:6-11);
  • la propia historia de Pablo (3:4-14)

Todo con la intención de advertirles y de animarles a que están firmes y unánimes frente la oposición.

Pablo sugirió que para ser victoriosos como un cuerpo de creyentes hay que mantener ciertas actitudes y acciones.

  1. Mantengan una actitud que refleje gozo (4:4)
    La palabra clave en esta epístola, es gozo o regocijo. Pablo la usó varias veces para indicar su propia actitud hacia toda circunstancia. Pablo también habló del gozo que sentirían los filipenses como resultado de su posible regreso a Filipos (1:26). Debían regocijarse si acaso él regresaba por tener el privilegio de morir por la causa de Cristo (2:17, 18).
  2. Mantengan una actitud de dulzura y benignidad
    En el contexto del capítulo cuatro de los Filipenses se infiere que los cristianos no solamente han de ser benignos entre otros cristianos sino también en su relación con los que no son cristianos. Pablo escribió (4:5). Pablo les decía a los filipenses que fueran cristianos dulces y benignos.
  3. Mantenga una actitud de confianza en Dios
    ¿Qué puede hacer un cristiano cuando lo rodean problemas, persecución y dolor? Pablo se concentró en una solución que no le había mencionado a los filipenses: el poder y la sanidad de la oración colectiva (4:6). En la oración colectiva Pablo se refería al Cuerpo de Cristo y no al cristiano como individuo. Pablo habla de llevarnos las cargas los unos a los otros en oración. El verdadero cristianismo sale a la luz cuando el creyente puede depositar su confianza en Dios y en otros miembros de la iglesia local, cuerpo de Cristo, aún cuando no le sea posible entender desde el punto de vista humano.
  4. Mantengan una actitud mental positiva y correcta
    En esta epístola, Pablo usó una variedad de palabras para describir las cosas excelentes y dignas de encomio y en las cuales el cristiano debe pensar.
    La exhortación de Pablo a pensar en cosas excelentes y dignas de encomio se relaciona con la exhortación anterior a que se orara por todos (4:9).

 

4:10-20. La ayuda de los filipenses

En este párrafo el Apóstol siente la necesidad de hacer dos cosas: expresar su aprecio por las ofrendas enviadas por Filipos y, al mismo tiempo y con mucho tacto, enfatizar el principio de la dependencia espiritual en el Señor sin desconocer el valor de la ayuda humana. Cuando uno está completamente relacionado con Dios, su Hijo Jesucristo y con la iglesia y ha conseguido una gran tranquilidad interna, está entonces preparado para enfrentarse al desafío de la vida y sus muchas ansiedades.

v.10. Pablo se regocija porque los hermanos han renovado la primera muestra de amistad: la cuestión de “dar y recibir”. Sabe que el largo periodo en el que las evidencias de amistad no han sido tangibles se produjo por “la falta de oportunidad”. Puede ser que no existió ningún mensajero para llevar la ayuda de ellos a él.

Pablo se había referido anteriormente al donativo de los filipenses (1.5; 2.25–30); ahora volvía a abordar con mayor detalle el tema (vs. 4.14, 18). El texto comienza con la última referencia a gozarse que se hace en la carta. Se gozó “en gran manera”, expresión que indica cuán intenso era el sentimiento. El énfasis de esta sección no es en cosas, sino en personas; no es en el donativo, sino en los que lo dieron. ¿Se siente lo mismo al tener contacto entre los hermanos?

La palabra griega que se traduce por “revivido” es una palabra compuesta que significa “volver a florecer o a brotar”. La palabra “revivir” se usó en el Antiguo Testamento Griego para hacer referencia a un árbol seco que vuelve a la vida (Ezequiel 17.24). Los filipenses habían “revivido” el cuidado que tenían de él.

 

4:11-13. La lección del contentamiento

Pablo quiere asegurarse de que a los filipenses no les quede la imagen de que lo que más le preocupa a Pablo es cubrir su “necesidad”. Las ofrendas de los filipenses lo habían alegrado y animado, pero Pablo no estaba dependiendo de ellas ni, al escribir esto, estaba solicitando más ayuda.

Podría decir honestamente que había aprendido el secreto del contentamiento con las circunstancias externas, si tenía poco o mucho. Sabía que su Señor no faltaría en darle todo lo que fuera necesario y fortalecerlo para enfrentar cualquier situación. Las “situaciones” que enumera Pablo podrían considerarse como los altibajos de la vida, los momentos altos y los momentos bajos, los buenos tiempos y los malos tiempos. El apóstol había experimentado momentos bajos en su vida.

La expresión “vivir humildemente” es traducción de una palabra que significa “recibir una lección de humildad”. En v.12, la palabra se refiere a la condición humilde de no tener recursos suficientes, hasta el punto de depender de otros. Dio un ejemplo de ella: “tener hambre”. En 2 Corintios 11:27 escribió: “He estado en… muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez”.

Vamos a ver el significado de varios términos que utiliza:

  • “escasez” (v. 11) – En el Nuevo Testamento se halla solamente aquí y en Marcos 12:44 (La ofrenda de la viuda).
  • “contentarme” (v. 11) – Es otra palabra poco frecuente (2 Corintios 9:8; 1 Timoteo 6:6). En la filosofía de los estoicos, esta palabra expresa auto-suficiencia, no precisando ninguna ayuda exterior. La meta de los estoicos era abolir todo sentimiento del corazón humano. Era considerado por los estoicos como una alta virtud el poder desprenderse de las circunstancias externas y el tener recursos en uno mismo para enfrentar cualquier situación. Abolían todos los deseos y eliminaban todas las emociones. Barclay continua: “Los estoicos decían: “Aprenderé a ser auto-suficiente mediante un acto de mi propia voluntad.” Pablo decía (v. 13): “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
  • “he aprendido” (v. 11) – ¿Cuándo y Cómo lo aprendió? El verbo habla de un evento decisivo y memorable que tuvo lugar en el pasado. Posiblemente, ¿en el camino a Damasco?
  • “estoy enseñado” (v. 12) – “Estoy enseñado … para tener hambre” y demostrar la paciencia y así vivir contento en lugar de miserable. Muy pocas personas han aprendido este secreto con respecto a la prosperidad y la pobreza.
  • “me fortalece” (v. 13) – Cristo le dio todo el poder necesario. No tenía Pablo esta fuerza como resultado de cierta capacidad innata, ni tampoco por la excelencia de la resolución mental, sino que derivaba de su relación íntima con Cristo.

Pablo había aprendido a poner en práctica lo siguiente:

  1. A vivir humildemente — lo cual implica que Pablo no fue una persona que ponía su confianza en las cosas de este mundo (Gálatas 2:20; 1 Timoteo 6:6-10);
  2. A vivir en abundancia — aunque Pablo vivía en abundancia, nunca adoptó una actitud de altivez o arrogancia;
  3. A vivir saciado — Lo cual implica que tenía lo suficiente para poder vivir;
  4. A vivir en hambre — lo cual implica que Pablo había aprendido a estar contento, aun cuando experimentaba el hambre. Pablo había sido ensenado por Dios a vivir en todas las situaciones que se le presentaban. Esto es exactamente lo que debemos de hacer cada uno de nosotros. Si Dios es primero en nuestras vidas podremos hacer todas estas cosas.

 

Una pausa para reflexionar

¿Cómo respondemos cuando las personas dicen: “Dios ha prometido que Él siempre nos dará para las necesidades de la vida (Mateo 6:31–33; Salmos 37:25)?
¿Cómo es posible que un hijo de Dios pase hambre? Pablo era un hijo de Dios, pero ¿él a menudo pasó hambre (2 Corintios 11:27)?

Continua la explicación: “Sí, Dios cuida de nosotros…”

El secreto de Pablo era confiar en Cristo (v.13). Era autosuficiente (v.11) no por sus propios recursos, sino por los recursos de Cristo (vs 13, 19). Pablo había aprendido a esconderse “con Cristo en Dios” ¿Ha visto usted alguna vez a los pollitos cuando corren en busca de la seguridad que encuentran debajo de las alas de la gallina? Hay que recordar que Dios desea que todo cristiano conozca las diversas situaciones y aprenda a ser libre, a no depender de las personas o de las cosas, pero si depender completamente de Cristo.6 El mundo no ha conocido ese secreto. Cree que «todo lo puede hacer» por el dinero… por la educación… por la ciencia… por el trabajo.7

 

Punto de reflexión con un compañero

¿Qué podemos hacer en Él? ¡Todo lo que el Señor desea que hagamos! Hable con un compañero acerca de las siguientes observaciones:

  • En un mundo materialista, podemos, al igual que Pablo, aprender a estar contentos con lo que tenemos.
  • En un mundo inmoral, podemos llevar vidas de pureza y moralidad.
  • En un mundo loco por los placeres, podemos centrarnos en las cosas de Dios.
  • En un mundo idólatra, podemos entregarnos a Jesús y a Él solamente.

¿Cree usted que no puede vivir la vida cristiana?

vs. 14-15. “sin embargo…” A pesar de lo que dice sobre este principio espiritual básico de dependencia en Dios, Pablo quiere afirmar que apreciaba la bondad de los filipenses; ésta lo sostuvo en sus tribulaciones. El habla de aquel tiempo del comienzo del evangelio, palabras que se han comprendido en una variedad de formas. Por ejemplo: “Al comenzar a anunciar el mensaje de salvación.”

Pablo había salido de Macedonia, la provincia en la cual Filipos estaba situada (hechos 16:12). Es la parte norte de lo que ahora se conoce como Grecia. Predicó en Atenas y en Corinto (Hechos 17:15 -18:11). Pablo dijo a los filipenses (v. 15): “… cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos.”.

Por lo que se desprende de 2 Corintios 11:8–9, concluimos que los cristianos de Filipos enviaron sostenimiento a Pablo mientras estuvo en Corinto. No obstante, cuando Pablo escribió 2 Corintios 11:8–9, acerca de la ayuda recibida en Corinto, él usó el plural “iglesias”.

Entonces ¿qué quiso dar a entender en Filipenses v. 15 cuando dijo: «… ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos»? La interpretación más sencilla de “dar y recibir” es que los filipenses daban ayuda y Pablo la recibía. Mientras estaba allí, los creyentes filipenses le enviaron ayuda una y otra vez. Es de notar también cómo habla de la relación de socios que existía entre ellos, un compartir en cuanto a dar y recibir. El compañerismo real es un proceso de doble vía.

“sino vosotros solos”. Tal vez Pablo estaba recalcando que la iglesia de Filipos era la única congregación que le había ayudado constantemente, el único «socio» constante en sus esfuerzos misioneros. ¿Estaba recalcando el servicio singular que le dieron los cristianos de Filipos?

 

Una pausa

Cuando usted y yo damos para la causa del Señor, ¿qué resultados produce en nosotros?
En primer lugar, nos capacita para participar en la obra del Señor. Llegamos a ser socios en lo que sea que patrocinemos. Cuando oímos informes del bien que se está haciendo, ¡sabemos que tenemos una participación, una importante participación, en hacer que ello suceda!

v. 16. La iglesia de Filipos era pequeña y joven en la fe. Según la historia bíblica y secular, los ciudadanos de esa área estaban viviendo problemas económicos (2 Corintios 8:1–4). En cambio, Tesalónica era una ciudad más grande y más solvente, no obstante, los cristianos de Filipos enviaron ayuda a Pablo cuando este se encontraba en Tesalónica.

 

¿Cómo razonamos?

Nunca es demasiado temprano para que una congregación comience a hacer trabajo misionero.
A veces los miembros razonan de esta manera:
“Apenas estemos firmemente establecidos en esta área, entonces enviaremos fondos para ayudar a la causa del Señor en otros lugares.”
Puede que una congregación piense: “Apenas tengamos un edificio” o “apenas podamos llenar nuestras propias necesidades, entonces pensaremos en los problemas de otros lugares”.

La iglesia de Filipos no razonó de esta manera. Nada fortalecerá el «corazón» de una congregación como el estar preocupada de las necesidades de los demás.

Conviene un repaso de los Hechos: ¿Cuál es la cronología exacta de estos eventos?

  • Hechos 16:9,10, la visión, “pasa a Macedonia y ayúdanos”; y partieron para Macedonia.
  • Hechos 16:12-40, en Filipos (en Macedonia).
  • Hechos 17:10-13, en Berea (también en Macedonia); 17:14 Silas y Timoteo se quedaron allí.
  • Hechos 17:15, Pablo llevado a Atenas, y él dio orden para Silas y Timoteo, de que viniesen a él lo más pronto posible.
  • 1 Tesalonicenses 3:1-6, no sabemos de Silas, pero Timoteo sí llegó a Atenas, pero “acordamos quedarnos solos en Atenas, y enviamos a Timoteo … para confirmaros” (lo envió, pues, a Tesalónica).
  • Hechos 18:5, Silas y Timoteo vinieron de Macedonia a Pablo en Corinto. ¿Qué trajeron? ¿Dinero de Filipos? No hay la más mínima sugerencia de ello.
  • 1 Tesalonicenses 3:6 dice “cuando Timoteo volvió de vosotros a nosotros, y nos dio buenas noticias de vuestra fe y amor …” Trajo noticias, pero no se dice nada de traer dinero, menos de Filipos, ni mucho menos dinero de muchas iglesias administradas por Filipos.

vs.17- 18 El dar cristiano también trae bendición para aquellos que dan. El dar de los filipenses, Pablo dice, se puede acreditar “en vuestra cuenta”. Al decir esto utiliza una metáfora de las transacciones comerciales. Era una cuestión de pago total. Todas las cosas recibidas son un don de la gracia de Dios.

Todo lo que hacemos para el Señor o para otros se hace por amor y gratitud. Lo que se hace a favor de otros es aceptado como hecho para el Señor (Mateo 25:40), y se puede describir como un sacrificio aceptable y agradable a Dios, fragante como incienso (Exodo 29:18, Ezequiel 20:41; Juan 12:3; 2 Corintios 2:16).

Pablo se refiere frecuentemente al “fruto” llevado por él y otros: 1:11; Romanos 1:13; Gálatas 5:22,23; Efesios 5:9; Colosenses. 1:6. El ofrendar a Dios lleva mucho fruto. Enriquece al dador, como también a los receptores de la ayuda (Hechos 20:35). Dice Pablo a los corintios (2 Corintios 9:6-10) que el dar generosamente lleva mucho fruto, y que Dios nos dará los medios para dar aun más.

Pablo usó la frase “sacrificio acepto”. Todos los cristianos son sacerdotes y han de ofrecer sacrificios al Señor (1 Pedro 2:5, 9). Bajo el Antiguo Testamento, el pueblo ofrecía sacrificios por el pecado (Levítico 4:2–3), y sacrificios para expresar acción de gracias y alabanza (Levítico 7.11–12).

No podemos ofrecer sacrificio por el pecado, pues Jesús hizo esto en la cruz (Hebreos 9:26; Efesios 5.2). Sí podemos, no obstante, ofrecernos nosotros mismos – todo lo que somos y hacemos – como sacrificios de acción de gracias y de alabanza (Romanos 12:1; Hebreos 13:15–16)). Una manera como hacemos esto es dando generosamente para la causa de Cristo.

Pablo ya se ha referido al “ministerio” de Epafrodito como un “servicio sacerdotal” hacia Pablo y de parte de los filipenses. Su ofrenda que ha cubierto las necesidades materiales de Pablo, también ha agradado a Dios, quien, desde este momento, se convierte en el centro del resto del pasaje.

v. 19. ¿Es Dios realmente capaz de suplir todo lo que nos falta? El versículo continúa con la frase: “… conforme a sus riquezas en gloria.” El pasaje indica que los recursos de Dios son gloriosos. El Señor no es deudor de nadie.

La medida del dar de Dios es infinitamente más grande que la de cualquier ser humano. La promesa de Dios es suplir todo lo que él ve que necesitamos, y no solamente fuera de, sino conforme a [en la medida de] sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Por lo tanto, ¡Dios “es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros.” (Efesios 3.20)!

Es maravilloso saber que Dios suple todas estas necesidades:

Necesidades físicas:

Dios ha prometido llenar las necesidades físicas de la vida si hacemos Su voluntad (Mateo 6.33).

Seguridad física:

Dios ha prometido cuidar de nosotros en el futuro (Mateo 6.34; Filipenses 4.6).

Seguridad emocional:

Dios nos ha dado su amor incondicional (Romanos 5.8; 8.35, 39).

Un propósito en la vida:

Ser cristianos nos da una razón para vivir (Efesios 2.10; Filipenses 1.21).
La oportunidad de desarrollar el potencial: Podemos llegar a ser maduros en Cristo (Efesios 4.15; Colosenses 1.28).

v. 20. Dios es glorificado. La adoración y la gloria a nuestro Dios y Padre es ahora y por los siglos de los siglos (“por los tiempos de los tiempos”), por toda la eternidad.

 

4:21-23. Saludos finales

vs. 21- 22 Pablo comenzó su carta de acuerdo con una costumbre de la época, pero mejorada por el hecho de darse cuenta de lo que eran los escritores y lectores por causa de su llamamiento cristiano, y la finaliza de la misma manera. Dice de nuevo que sus lectores son santos (1:1). Están en Cristo Jesús, y por ello son verdaderamente hermanos y hermanas.

Para poder llevar el nombre de “santo” debemos de estar en Cristo, y para poder estar “en Cristo” la persona deber ser:
Gálatas 3:27; Romanos 6:1-4

Para obedecer el evangelio la persona debe:

  1. 1 Timoteo 1:15

  1. 1 Corintios 15:1-4; Marcos 16:15; Romanos 10:17; Hechos 8:12

  1. Hechos 2:38; Lucas 13:3, 5; Hechos 3:19; 17:20

  1. Romanos 10:9-10; Hechos 8:37);

  1. Hechos 2:38; 22:16; 1 P. 3:21; Marcos 16:16

. Haciendo esto usted podrá ser añadido a la Iglesia del Señor, el cuerpo de Cristo (Hechos 2:47; Colosenses 1:18; Efesios 1:22; 4:4; 5:23.

Así que los saludos fueron enviados, y entre los destinatarios estaban incluidos “los que pertenecen a la casa del César”. Sin embargo, si el lugar era Roma o no, la probabilidad es que no eran realmente miembros de la familia del César, sino “personas empleadas en las labores domésticas y administrativas del emperador”. Aun así, es significativo que haya en este tiempo cristianos fieles en el servicio imperial. Existe la posibilidad de que algunos miembros de la tropa de elite de Nerón – los encargados de vigilar a Pablo – se hubieran convertido al cristianismo (1:13).

v. 23. La carta cierra como comenzó, con la oración, la cual abarca todas las otras peticiones, por la gracia de nuestro Señor Jesucristo presente, morando en los creyentes, siempre vivificando el espíritu humano. Con el “amén” de conclusión, Pablo afirma la verdad de lo que se ha dicho, y la congregación responde con su “sí” a las promesas de Dios oídas en la bendición.

 

Punto de reflexión

Los muchos beneficios que resultaron de la generosidad de los filipenses:

  • Recibieron la bendición que viene por compartir.
  • Conocieron la satisfacción de ayudar a otro.
  • Añadieron a la «cuenta» celestial de ellos.
  • El donativo de ellos fue un «sacrificio» agradable para el Señor.
  • Recibieron la promesa de que Dios supliría toda necesidad.
  • Como resultado…
    …Dios fue glorificado.

Algunas lecciones prácticas del capítulo 4

  1. Hay que estar felices aun en medio de la tempestad (4:4)
  2. Nuestra bondad debe de ser conocida delante de todos los hombres (4:5)
  3. Hay que dar a conocer nuestras preocupaciones a Dios (4:6)
  4. El cristiano debe de ocuparse en las cosas buenas (4:8)
  5. Todo lo podemos en Cristo (4:13)
  6. Dios proveerá todo lo que necesitamos (4:19)

 

Preguntas del capítulo 4 para investigar

  1. ¿Con qué término Pablo describe a los filipenses?
  2. En este capítulo, ¿cuántas veces aparecen las frases “en el Señor” o “en Cristo”?
  3. ¿Por qué los filipenses eran el gozo y la corona de Pablo?
  4. ¿Quiénes eran Evadía y Síntique?
  5. ¿Por qué son mencionadas?
  6. ¿Qué tan importantes eran las mujeres entre las iglesias de Macedonia?, considere Hechos 16:13-14; 17:4,12.
  7. ¿A quién hace referencia Pablo con la expresión “compañero fiel”?
  8. ¿Cuál es el significado de esta frase?
  9. ¿Cuál fue la recomendación para Evodia y Síntique?
  10. ¿Qué es el libro de la vida?
  11. ¿Con respecto a qué debemos de regocijarnos?
  12. La expresión “el Señor está cerca”, ¿se refiere a la segunda venida del Señor o a que Él está siempre a nuestro alcance?
  13. ¿Cuál fue la fuente que fortaleció a Pablo en las pruebas?
  14. Note la siguiente expresión: “compartir conmigo en mi aflicción”. Dé una explicación a ella.
  15. ¿Cuáles eran “los frutos que abunden en vuestra cuenta”?
  16. ¿Cuál acción alude a la figura “olor fragante”?
  17. ¿En qué medida Dios suple nuestras necesidades?

 

“La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén”
(Filipenses 4:23)

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com