El capítulo 7 nos presenta dos imágenes. El primero es un relato descriptivo de la manera en que los confiados con el Evangelio tratarían de sellar a los elegidos contra el juicio venidero. La segunda es una imagen gráfica, idealista y definitiva de la verdadera semilla de Abraham, la multitud final de los redimidos, una multitud que, como la semilla de Abraham, no puede ser contada (Lucas 21:18). En Éxodo 12: 21-27, en el momento de salir de Egipto, habían rociada el dintel y los postes de las puertas con sangre, para que cada familia pudiera ser preservada. La importancia del ritual es que la protección se limitaba a cada familia, a los que estaban en una casa particular. Allí hubo un rescate del ataque del ángel destructor.

Con la seguridad de que el proceso de ser sellado significa la composición del número de los elegidos, podemos ahora investigar la manera en que el contraste en el capítulo se basa en un versículo en Isaías 49:

Isaías Apocalipsis
49:6. para traer de vuelta aun a los salvaguardados de Israel; 7:3. Los sellados son israelitas
49:6. para levantar las tribus de Jacob 7:3-8. Doce tribus mencionadas específicamente
49:6. mi siervo 7:3. Siervos de Dios
49:6. mi salvación 7:10. La salvación [se la debemos] a nuestro Dios,
49:6. la extremidad de la tierra 7:1. ángulos de la tierra
49:9-11. Las personas que ya no tienen hambre ni sed están encadenadas a fuentes vivas de agua. El pasaje entero (varios versos) 49:9-11 del cual Isaías es citado con muy poca alteración en Apocalipsis 7:15-17.

49:6. La lección de todo el pasaje es que la obra no se limitaría a Israel, sino que el siervo de Dios sería una «luz de las naciones (los gentiles)». La lección de todo el pasaje es que entonces el trabajo no se limitaría a Israel, sino que el siervo de Dios sería una luz de los gentiles. Apocalipsis 7.

¿Son dos grupos o un solo grupo visto desde dos perspectivas? 

Diferentes posiciones se han tomado respecto a esto:

  • Algunos dicen que los 144 mil de Apocalipsis 7:4-8 y 14:1-3 son un grupo diferente a la Gran Multitud que aparece en Apocalipsis 7:9-17.
  • Otros afirman que los 144 mil es un grupo especial que se diferencia de la gran multitud por ser gente única y diferente (moral y espiritualmente).
  • Otros aseveran que los 144 mil son los únicos que serán salvos y nada más.

Apocalipsis 7:5-8 dice: “De la tribu de Judá, Rubén, Gad, Aser, Neftalí, Manasés, Simeón, Leví, Isacar, Zabulón, José, Benjamín.” Todos de 12,000. Es entonces, cuando Juan escucha “el número de los sellados” 144 mil de todas las tribus de Israel, al leer los versículos 4-8 del capítulo 7, nos damos cuenta de que no están todas las tribus, sino que hace falta una, la tribu de Dan, Esta es una lista diferente de las que mencionan las doce tribus en el Antiguo Testamento. Judá ocupa el primer lugar, y fue de esta tribu de la que vino el Mesías. Además, podemos ver que las tribus de Dan y Efraín han sido omitidas de la lista. Estas dos tribus eran culpables de haberse entregado a la idolatría, tal y como podemos leer en el libro de Deuteronomio 29:18-21. La tribu de Dan fue la primera tribu que cayó en la idolatría (Jueces 18:1-2; 30-31; 1Reyes 12:25-28; 30. Ahora bien, Efraín también había caído en la idolatría Oseas 4:17. Por este motivo, en la lista de las doce tribus José ocupa el lugar de Efraín y Leví ocupa el lugar de Dan. Sin embargo, a pesar de nuestros pecados, Dios nunca nos abandona, como tampoco ha abandonado a estas que Le desobedecieron.

No había orden de excluir a Dan. Como el proceso de ser sellado es incompleto cuando la visión cambia repentinamente, el sellado de Dan parece haber sido humanamente pasado por alto. Tal registro es imperfecto, al igual que los censos de Moisés (Números 26: 1-2, 62) y David (2 Samuel 24, 1 Crónicas 21). Una tribu esencial puede ser omitida, y aunque el número parece ser perfecto, es incompleto e inadecuado para describir el número final de los redimidos, esa multitud que nadie podía contar.

Otra vez, una reflexión sobre el estado de la Iglesia

El contraste entre los 144.000 y la multitud, como Isaías indica, no se limita a Israel, ni siquiera a un «nuevo Israel» estructurado, que se cree, que es la Iglesia. La lección más amplia de todo el capítulo es que pocos y muchos son necesarios en el propósito de Dios. El último elegido será una multitud que ningún hombre puede contar, y que los constituyentes de esa multitud pueden ser extraídos de muchos diversos grupos de creyentes.

Dado el impacto total del mensaje de Apocalipsis hasta este capítulo, debe concluirse que, como las lecciones del libro son para la Iglesia, no para Israel racial, toda la parábola basada en Isaías 49, debe ser en este capítulo una lección para la Iglesia. El contraste es entre la restricción de la Iglesia, en su estrecha numeración sectaria de los redimidos, y la innumerable multitud que en la última instancia sería salvada. El compromiso de testimoniar al mundo reemplazaría las divisiones tribales sectarias de la Iglesia.

“Estos son los que han salido de la gran tribulación.” (v. 14).

Apocalipsis 7 Mateo 25
v. 9. Una gran multitud, la cual nadie podía contar v. 32. y serán reunidas delante de él todas las naciones;
v. 9. Estaban delante del trono y en la presencia del Cordero v. 31. entonces se sentará en su trono de gloria
v. 11. Y todos los ángeles que estaban en pie alrededor del trono v. 31. todos los santos ángeles con él,
v. 16. Ya no tendrán hambre ni sed v. 35. porque tuve hambre y me disteis de comer;
v. 17. el Cordero que está en medio del trono los pastoreará v. 32. entonces apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

Seguimos con la referencia a la profecía del Monte de los Olivos donde Jesús ensena de la liberación especial de la tribulación (Mateo 24:29-31). La visión de la multitud con palmas en sus manos describe los santos poco antes de su presencia delante Cristo en el día de su gloria.

“Estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas y con palmas en sus manos.” (Apocalipsis 7:9).

Detrás de ellos están las disciplinas y las pruebas de la vida en el mundo. Ante ellos están las alegrías espirituales de la vida eterna. Todos se unen en esta doxología de siete partes, como lo hicieron en 7:11-12. Es decir, reconocen la majestad, la soberanía y la santidad de Dios diciendo: «¡Amén! La bendición, la gloria, la sabiduría, la acción de gracias, la honra, el poder y la fortaleza sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. ¡Amén!» (v. 12).

La figura de su redención se encuentra en el v.14: «Estos son los que han salido de la gran tribulación; han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero.” Dios puede quitar la mancha del pecado de nuestra vida tal y como lo prometió a los israelitas. Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.” (Isaías 1:18)1Grana o carmesí era el color rojo intenso de una tintura que virtualmente era imposible sacar de la ropa. Tal vez las manos ensangrentadas de los homicidas se visualizaban aquí (Isaías 1:15, 21). Asimismo, la mancha del pecado parece ser permanente.. No tenemos que ir por la vida manchados para siempre. La Palabra de Dios nos asegura que, si estamos dispuestos y somos obedientes, Cristo nos perdonará y arrancará nuestras manchas más indelebles (Salmo 51:17).

El Cordero será su pastor y nada les faltará (no tendrán sed ni hambre) y Él los guiará a fuentes de agua viva (Salmo 23:1). La fuente de agua viva se encuentra en Apocalipsis 21:6 que surge del Cordero. Ya hemos visto al Cordero parado en el centro del trono (5:6). Esta sección puede verse como el cumplimiento de la oración de Jesús antes de ser crucificado, al orar que Sus discípulos estuvieran con Él y lo vieran en Su gloria (Juan 17:24).

La gran multitud mencionada en 7:9 obviamente es diferente de los 144 mil que ya se habían indicado en el v.4. Así como el primer grupo vino de las diferentes tribus de Israel, éste viene de cada tribu de la tierra; parece que representan al mismo grupo de personas en dos diferentes sentidos.

Si vs. 1-8 se refiere a judíos creyentes; entonces, el v.9 se relaciona con el pueblo de Dios de todos los pueblos (5:9; 11:9; 13:7; 14:6; 17:5). Sin embargo, el hecho de que se diga que:

(1) han salido de la gran tribulación (v.14);

(2) estaban de pie delante del trono (v.9.), y

(3) tenían vestiduras blancas (6:11), tal vez los identifique como a la totalidad de los mártires (6:11; 17:6; 18:24; 19:2; 20:4).

7:10 “Salvación a nuestro Dios” Este mismo vocablo es usado tres veces en una serie de bendiciones de Dios (12:10; 19:1).

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com

Los Cristadelfianos somos una comunidad mundial de estudiantes de la Biblia. Si quieres saber más acerca de nosotros y nuestras enseñanzas, por favor toma unos momentos para conocer www.labiblia.com o si tienes preguntas mándanos un correo a preguntas@labiblia.com. Tenemos un muy amplio surtido de información acerca de las verdaderas enseñanzas de la Biblia.
©Labiblia.com 2022. Derechos Reservados.