El Cuerpo de Cristo Estudios de la vida en comunidad

introducción

Queridos hermanos cristadelfianos:

Normalmente, tenemos el privilegio de reunirnos cada domingo con los otros hermanos de la misma fe. Reunimos para recordar la vida y la muerte de Jesús y compartir pan y vino con los copartícipes del reino venidero. Tenemos también la libertad de asistir otras reuniones de la iglesia para estudiar la Biblia durante la semana. No estamos obligados ni forzados por los otros hermanos. Lo hacemos porque queremos.

Este primer párrafo es una introducción, aunque tan sencillo, que contiene unas ideas profundas y sirve como un semillero para esta serie de estudios. Por ejemplo, hablamos de la “iglesia”. ¿Pero qué significa? Nunca debemos olvidar que la iglesia es tan importante que Jesús murió por ella. Para ayudarnos a entender como debemos vivir en la verdad, Pablo nos da un ejemplo cuyo modelo es Cristo:

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella.” (Efesios 5:25).

Seguir a Cristo implica participación, no solamente creer. Por eso hablamos de las reuniones para compartir el estudio y el partimiento del pan. Recibimos otra enseñanza de Pablo cuando nos exhorta que somos miembros del “cuerpo” de Cristo. Para el apóstol, ser miembro de la iglesia significa ser un órgano vital de un cuerpo con vida, una parte indispensable y ligada al cuerpo de Cristo. Por eso, necesitamos poner en práctica el significado bíblico de ser un “miembro”. La iglesia es un cuerpo, no un edificio; es un organismo no organización.

  Otra vez, doy gracias a Dios por el apoyo y compañerismo que he recibido durante este estudio de mi hermano en la fe, Jorge Pazmiño de la iglesia cristadelfiana, Quito, Ecuador. Aunque estamos separados geográficamente por mucha distancia estamos ligados al cuerpo de Cristo y por eso dispuestos a trabajar juntos al servicio de los demás. Por eso, les presentamos este estudio como una ofrenda de nuestra gratitud a Dios ser llamados por Cristo.

Hermano Guillermo Rawson (España, febrero 2008)

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com