La Tentación de Jesús

Y estudiamos el tema de Satanás en el AT, ahora toca seguir con el tema del diablo y Satanás en el NT, que francamente, es mucho mas complicado. Y antes de seguir con esto, vale la pena repasar qué cosas hemos establecido hasta el momento:

  • El Dios de la Biblia es un Dios sin adversarios. Tenemos una abundancia de pasajes, con varios en Isaías 43-46, que hablan que Dios es el único, el único fuerte, que no hay nada que se le compare, que El es el responsable de todo, del bien y del mal.

    • Sin embargo, las iglesias cuando hablan del diablo, hablan de un ser tan poderoso que pudo rebelarse en el cielo, que ha existido durante milenios sin que Dios lo pueda destruir, que cuando se rebeló Dios no tuvo poder suficiente para destruirlo sino que se tuvo que limitar a sacarlo del cielo, y ahora se dedica a perturbar los propósitos de Dios con tanta efectividad que el mundo es un caos de perversión y violencia.

    • A este ser y sus huestes espirituales se le pinta como tan poderoso para poder controlar o afectar las mentes de miles de millones de personas. Esencialmente, los que creen en el concepto tradicional del diablo creen en un dios de mal, cosa que nosotros no podemos aceptar.

  • Vimos que la Biblia dice que la paga del pecado es muerte: cómo podemos creer en un ser tan poderoso que puede pecar contra Dios sin sufrir la pena de la muerte?

  • Vimos que los ángeles tienen una naturaleza incorruptible, no pueden pecar.

  • Vimos que en el cielo no hay rebeliones (hagase tu voluntad, como en el cielo, así también…).

  • Vimos que en el Edén, cuando nace el pecado y el mal, no hay presencia de ángeles o diablos o satanases. La Biblia, en ambos testamentos, habla de una serpiente.

  • Y de todas formas, Pablo nos dice que el pecado entra el mundo por un hombre: esto significa que antes del hombre, no había pecado.

  • Y vimos que en todo el AT, 4000 años de historia, libros y tiempos llenos de pecado, se menciona a Satanás solo en 3 ocasiones… no exactamente el papel preponderante que normalmente se le asigna.

  • Luego vimos todos los pasajes tradicionalmente usados por las iglesias para explicar el origen del diablo: el lucero caído, el querubín orgulloso, el dragón y sus ángeles, los ángeles que no guardaron su dignidad… y ninguno de estos pasajes, al analizarse en su contexto, apoya la idea de un ángel caído.

Pero sin embargo, aun sabiendo todas estas cosas, es complicado entender de qué se esta hablando cuando el NT, en especial, habla del diablo. Así que hoy vamos a dedicarnos a estudiar el uso de las palabras ‘diablo’ y ‘Satanás’ en el NT. Comenzaremos en la tentación de Cristo, pero antes quiero leerles algunas de las ocasiones en que se habla del diablo en el NT.

  • Mateo 13:39 – En la parábola de la cizaña, el diablo es el que siembra la mala hierba en el campo.
  • Lucas 8:12 – En la versión de Lucas de la parábola del sembrador, el diablo es el que arrebata la palabra del corazón de la persona representada por la semilla que cae junto al camino.
  • Juan 6:70 – Jesús dice: no os he escogido, y uno de vosotros es diablo?
  • Juan 8:44 – A los fariseos les dice que son de su padre el diablo que ha sido homicida y mentiroso desde el principio.
  • Juan 13:2 – Aquí nos dice Juan que el diablo había puesto en el corazón de Judas entregar a Jesús.
  • Hechos 10:38 – Pedro, hablándo a Cornelio, le dice que Jesús anduvo sanando a todos los que eran oprimidos por el diablo.
  • Efesios 4:26-27 – Pablo nos dice que nos enojemos, pero no pequemos; no permitamos que nuestra ira permanezca, para no dar lugar al diablo.

  • Efesios 6:11 – Hay que vestirnos de la armadura de Dios, para estar firmes contra las acechanzas del diablo.
  • I Timoteo 3:6 – Los obispos no pueden ser neófitos, para que nos se envanezcan, y caigan en condenación del diablo.
  • I Timoteo 3:7 – Es necesario también que los obispos tengan buen testimonio de los de afuera, para que no caigan en descrédito y en lazo del diablo.
  • II Timoteo 2:26 – Pablo pide que a nos que se habían desviado, Dios le conceda que se arrepientan, para conocer la verdad, y escapar del lazo del diablo.
  • Santiago 4:7 – Resistid al diablo, y huirá de vosotros.
  • I Pedro 5:8 – el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar.
  • I Juan 3:8 – El que practica el pecado es del diablo… porque para esto apareció el Hijo del hombre, para deshacer las obras del diablo.
  • I Juan 3:10 – En esto se manifiestan los hijos de Dios y los hijos del diablo…
  • Apocalipsis 2:10 – el diablo echará a algunos de ustedes en la cárcel.
  • Apocalipsis 12: 9, 12; 20:2, 20:10 – el diablo es el mismo que el gran dragón…

Así que en un libro que es mas o menos la cuarta parte de largo que el Antiguo Testamento, el NT menciona unas 35 veces al diablo, y es evidente que es algo que es necesario entenderlo. En el AT, Satanás se menciona, fuera de Job, una media docena de veces en total, y nunca en contextos tan importantes como los pasajes que vemos aquí en el NT.

Ahora, no se si fijaron, que aunque hay un buen numero de pasajes que nos advierten a tener cuidado del diablo y de sus hijos, no hay ninguno que diga en términos sencillos ‘el diablo es esto y lo otro, y tiene su origen aquí y alla, etc etc’. Así que no hay un resumen de 2 o 3 versículos que nos resuma de que se trata todo esto, y el resultado es que nos toca estudiarlo.

Una de las formas de hacerlo es atacar pasaje por pasaje, y tratar de deducir por el contexto de que o de quien se está hablando. Esto es lo que vamos a hacer en este estudio, y aunque no alcanzaremos a ver todos los pasajes, veremos la mayoría de los que son importantes.

Leamos como introducción los primeros 11 versículos de Mateo 4. [Mateo 4:1-11] Que preguntas surgen de esto?

  • Por qué la tentación en este momento de su ministerio?

  • Por qué el espíritu le impulsa al desierto?

  • Que o quien es el diablo?

  • Cual es el significado de estas tentaciones? Porqué estas en especial, en esta forma?

En esta ocasión vamos a tratar de responder a estas preguntas… y para contestar lo de la identidad del diablo, vamos a comenzar en Hebreos.

Leamos Hebreos 2:14-18. Que dice?

  • Que por cuanto los hijos participaron de carne y sangre (hablando de? [nosotros])

  • El también participó de lo mismo

  • Para destruir por medio de la muerte al diablo

  • El diablo es el que tiene el imperio de la muerte.

  • Y librar a los que por temor a la muerte (no el infierno) estaban sujetos a servidumbre.

Y en los versículos 16-18, qué se esta diciendo? [que no vino a socorrer a los ángeles, y por eso no tuvo una naturaleza angelical, sino que vino a socorrer a los hombres, y por eso era necesario que tuviera una naturaleza como la nuestra.]

Y hace referencia al hecho que fue tentado. Y como es que somos tentados? [Stg 1:13-15]. No es de Dios, sino que cuando de nuestros propios deseos, somos atraídos y seducidos. Y aquí no habla de una tercera posibilidad: la tentación se produce cuando de nuestras propias concupiscencias somos atraídos y seducidos.

Volvamos entonces al v. 14.

  • El también participo de lo mismo: es decir, de la naturaleza humana, la tendencia carnal al pecado.

  • Para destruir por medio de la muerte, al diablo, que tiene el imperio de la muerte.

En este pasaje tenemos entonces la misma pregunta que en Mateo 4; que o quien es el diablo? Y esto lo podemos responder en base la otra información que aquí tenemos con relación al diablo. Que se nos dice que tiene? [el imperio de la muerte]

Examinemos esta idea del ‘imperio de la muerte’. La frase idéntica no la encontramos en otras partes de la Biblia, pero si algunas similares.

  • Romanos 5:20-21 – La ley se introdujo para que el pecado abundase… así como el pecado reinó para muerte, así la gracia reine por la justicia para vida eterna.

  • 6:12-14 – No reine pues el pecado en vuestros miembros… ni presentemos nuestros miembros al pecado… porque el pecado no se enseñoreara de vosotros.

  • 6:16-17 – … sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte… aunque erais esclavos del pecado…

  • 6:20-23 – Éramos esclavos del pecado… ahora hemos sido libertados del pecado… y Hebreos 2:15 de que hablo? [de darnos libertad]… v. 23 – porque la paga del pecado es la muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna.

  • Romanos 5:12 – Por razón del pecado, es que todos mueren.

En Romanos se nos presentan a dos reinos: el del pecado, para muerte, y el de Dios para vida. A mi me parece que el imperio de la muerte es el imperio del pecado, y por tanto, el diablo de Hebreos 2:14 es el pecado en la carne.

El pecado es lo que causa la muerte, el pecado es lo que nos tenía esclavizados antes de Cristo, así que si Jesús vino a destruir al que tiene al imperio de la muerte, lo que vino a destruir es el pecado. Y esto es lo que claramente expresa la Biblia en muchos pasajes:

  • Hebreos 9:26 – … se presentó una vez para siempre por el sacrificio de si mismo para quitar de en medio el pecado.

  • I Pedro 2:24 – … quien llevó el mismo nuestros pecados en su cuerpo… para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia

  • Isaías 53:3 – Herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados.

  • I Juan 3:5 – apareció para quitar nuestros pecados.

  • I Cor 15:3 – …primeramente os he enseñado… que Cristo murió por nuestros pecados…

Ahora volvamos a Romanos, y veamos la sección del 7:18-25 – Fíjense en las frases que se repiten vez tras vez: mal en mi, en mi carne, el pecado en mis miembros, este cuerpo de muerte, con la carne sirvo a la ley del pecado. el enemigo aquí es la carne, nuestra naturaleza pecaminosa.

Sigamos leyendo al 8:1-3 – Este pasaje es casi un paralelo con el de Hebreos.

  • Cristo vino en semejanza de carne de pecado || Cristo participó de carne y sangre

  • condena al pecado en la carne || destruye al diablo, que tiene el imperio de la muerte que es lo que hizo Cristo? [condenó al pecado en la carne, al diablo: que son lo mismo en este contexto]

O sea que cuando Hebreos dice que vino para destruir al diablo, como lo que queremos saber es que que es el diablo, entonces lo que hicimos es buscar otros pasajes que hablan de lo que vino a destruir en términos mas comprensibles. Y habiendo hallado esos pasajes, lo que dicen es de que vino a destruir el pecado.

Así que tiene sentido que nos diga que Cristo participó de nuestra naturaleza, porque si no hubiera tenido nuestra naturaleza en su carne, no pudiera haber destruido a esa naturaleza con su muerte: Jesús no pudiera haber destruido en su muerte al diablo, si ese diablo no hubiera estado en él. Porque Jesús murió solo, en una cruz; no murió en batalla, en conflicto glorioso con un ángel llamado Luzbel. Así que si el que tenía el imperio de la muerte no estaba en Jesús, no lo pudiera haber destruido con su muerte.

Veamos otro pasaje en Romanos, Romanos 6:6, donde habla de lo que nosotros queremos lograr en el bautismo, y dice que somos crucificados con Cristo, para que? [el cuerpo del pecado sea destruido] En otras palabras, cuando Cristo fue crucificado, fue para que? [para que el cuerpo del pecado fuera destruido.]

Y esto complemente lo que Jesús le dijo a Nicodemo, que el hijo del hombre tenia que ser levantado, como Moisés levanto la serpiente en el desierto… o sea que EL era esa serpiente, o mas específicamente, la serpiente estaba en el.

La Tentación de Cristo

Ahora, para mi esta es la llave para abrir Mateo 4, y la tentación de Cristo. Volvamos a la tentación.

Mateo 3:13-17 – Qué sucede inmediatamente antes de la tentación? [Jesús se bautiza] y habiéndose bautizado, qué recibe? [El Espíritu Santo] No es algo que tenía desde nacimiento, es algo que recibe al iniciar su ministerio.

Y cuando Jesús recibe el Espíritu Santo, que ha pasado? [Que un humilde carpintero de Nazaret, un hombre con nuestra misma naturaleza frágil y mortal, acaba de recibir de Dios poder sin medida: poder para sanar enfermos y levantar muertos, poder para hacer cesar el viento y las olas, poder para multiplicar alimento para miles de personas.]

Y que es lo primero que hace el Espíritu con el?

Mateo 4:1 – El Espíritu lo lleva al desierto, para ser tentado por el diablo.

Y al leer esto, cual debe ser la primera pregunta que nos hacemos? [porque? Porque el Espíritu de Dios le lleva al desierto para ser tentado por el diablo?] Y a mi me parece que la primera conclusión que sacamos de aquí es que el diablo de este pasaje no puede ser un ángel caído, enemigo de Dios, porque como lo llevaría a él el Espíritu de Dios?

  • Ahora, el principio de la respuesta de lo que aquí esta ocurriendo lo tenemos en el 2:15. Que dice? [De Egipto llamé a mi hijo]. De donde se está citando esto, y de quien se habla? [De Oseas, de Israel.]

  • Que tiene que ver Israel con Cristo? Vamos a otro pasaje en I Corintios 10:1-2. Que dice aquí? [que Israel fue bautizado en las aguas del mar rojo] Y después de salir del Mar Rojo, hacia donde se dirige el pueblo de Israel? [Éxodo 15:22 – Al desierto]

  • Israel sale de Egipto, se bautiza simbólicamente en el Mar Rojo, y luego sale hacia el desierto. Para que?

  • Deuteronomio 8:2-3 – Que pasó? [Dios los llevó por el desierto por 40 años] para que? [para probarlos] Y Jesús estuvo en el desierto cuanto tiempo? [40 días]

  • Dios los lleva al desierto para probarlos: el Espíritu lo lleva al desierto para ser tentado, o probado, como dicen otras versiones.

  • Para probar que? [Que había en sus corazones, si iban a obedecer] y a que clase de pruebas les sometió? [al hambre] y luego los sustentó con maná, para? [que se dieran cuenta que no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Jehová.]

Volvamos a Mateo entonces. Mateo 4:2-4 – Después de haber ayunado 40 días y 40 noches, tiene hambre. Y viene el tentador, y que le dice? [Si eres Hijo de Dios, convierte a estas piedras en pan.]

Y que había de malo en esto? Dios no habría querido que se muriera de hambre. Que hay de malo en convertir piedras en pan?

  • Lo habría hecho, para satisfacer su duda si realmente Dios estaba con el, si tenia el poder.

  • Lo habría hecho por si mismo, utilizando el poder para beneficio propio.

  • Lo habría hecho por una falta de fe en Dios, que Dios le alimentaría.

  • Le habría abierto la puerta a ganarse seguidores por medio del pan. Veamos Juan 6:26, después de la multiplicación de los panes para los 5000. Que les dice? [les reprocha que han buscado pan material, no espiritual] Y esto es una lección importante para la iglesia: como Cristo, no estamos aquí principalmente para darle pan material al mundo, sino pan espiritual. A veces se tienen que dar las dos cosas, pero para la mayoría, si reciben de alguien el pan material, les va costar percibir el pan espiritual. Juan 6:51-53 – Que mas les dice? [] Y los resultados? v. 60, 66.

El pan celestial no lo pudieron aceptar; por el pan terrenal, si se le hicieron multitud.

Y la respuesta de Jesús a esta tentación? [la de Deuteronomio] – confirmando el paralelo.

Mateo 4:5-7 – Y la segunda tentación? [] Donde está la tentación? Que habría de malo en que hiciera esto?

  • Dudar de la mano protectora de Dios.

  • Exhibicionismo. Si se hubiera tirado del pináculo, y todo el pueblo hubiera presenciado su descenso, ileso, y todos le hubieran aclamado.

Pero no se podía ganar seguidores de esa forma. No había venido para eso.

Mateo 4:8-10 – Y la tercera? [recibir todas las naciones del mundo, si se hubiera postrado delante de él]

  • Aquí la naturaleza de la tentación es mas clara; adorar a otro mas que a Dios.

Pero que tentación mas transparente; hasta un judío de 6 años sabría que no se puede adorar a otro mas que a Dios. Y si un ser se me presenta en una nube de azufre ofreciendo todos los reinos del mundo a cambio de adorarle, como le voy a hacer caso. Y además, Jesús bien conocía las palabras de Daniel 4:22 – «El Altísimo tiene dominio en los reinos de los hombres, y los da a quien El quiere.»

Así que donde está la tentación? Para que una tentación sea efectiva, tiene que ser real. Si ustedes me ofrecen todo el oro de la luna por pecar, no es tentación, porque lo que me ofrecen yo se que no lo tienen. Así que para que esta tentación sea real, tiene que haber provenido de alguien que sí tenia el poder para darle lo que ofrecía.

Y en este momento, quien tenía ese poder? [Solo Dios, y Jesús mismo: había recibido de Dios el poder del Espíritu Santo, sin medida. Desde su infancia había estado rodeado por judíos que querían una sola cosa: libertad de los opresores Romanos.]

En las manos de Cristo estaba el poder para iniciar una gran edad de oro del judaísmo, donde legiones de judíos pudieran haber conquistado el mundo conocido, estableciendo un reino mundial, bajo el Hijo de Dios. Pero habría sido un Hijo de Dios imperfecto, y un reino temporal.

Así que Jesús se resiste a la idea de ser un libertador político, y opta por seguir el camino preparado por su Padre, sometiendo a la voluntad del creador, para darnos una libertad mucho mas importante y eterna.

Conclusión: Me parece que en Hebreos 2:14 tenemos la respuesta al diablo de Mateo 4. Con su muerte destruyó al diablo, el diablo que estaba en su carne, el diablo que estaba siempre con él, en el, en especial en los momentos mas críticos de su ministerio.

Porqué lo presenta la Biblia de esta forma? Porque el NT habla en esta forma del pecado? [En todo el NT, se nos enseña por medio de símbolos y parábolas, porque estas cosas se nos quedan mas. En todo el AT se nos dijo que tuviéramos cuidado con el pecado, en el NT a ese pecado se le da vida y personalidad, para que aprendamos a tenerle un temor real, pues es un señor, fuerte y duro, que nos esclaviza, dando al final la muerte por salario.

Porque La Biblia Habla de Esta Forma?

Ahora, para concluir esta parte, quiero tratar la pregunta de que porqué la Biblia habla en figuras? Porqué no todo se pone claro y sencillo? Y la respuesta es que la Biblia no solo es un manual como para manejar una computadora, es una expresión de la boca y mente de Dios, y por eso esta llena de una belleza literaria que exalta la calidad y el placer de leerla. Esta Biblia es el mejor reflejo que tenemos en nuestras vidas de la mente de Dios, y que sin gusto la sentiríamos si fuera solo una lista de mandamientos e instrucciones. Y la Biblia es también un reflejo de la cultura en que se escribió, una cultura rica en literatura, una cultura que tenía siglos de comunicarse por escrito, y tenia altas expectativas de su literatura, una cultura en que una obra literaria de baja calidad nunca seria aceptada como divina. Y por eso la Biblia está llena de metáforas que ayudan a profundizar nuestra comprensión.

Veamos algunos ejemplos de las personificaciones en la Biblia:

  • Mateo 6:24 – No podéis servir a dos señores… a Dios y a las riquezas.

  • Proverbios 1:20 – la sabiduría clama en las calles, alza su voz en las plazas… 9:1 – la sabiduría edificó su casa, labró sus siete columnas.

  • Jeremias 31:4 – se personifica la nación de Israel como virgen, y en muchos lugares se le presenta como una ramera, por su infidelidad.

  • Apocalipsis 19:7 – la iglesia se le personifica.

Y vimos también en Romanos 6 como se personifica el pecado, como un señor que nos esclaviza, y Jesús habla de la misma forma en Juan 8:34: todo el que hace pecado, esclavo es del pecado.

Así que no debemos sorprendernos que en la Biblia se tome el pecado, y se le presente como un enemigo, como una persona que nos acecha. Esa es simplemente la forma en que habla la Biblia, que es un reflejo de la cultura poética en que se escribió. Y porque es mucho mas impactante darle un nombre y personalidad al enemigo, a que simplemente decirle ‘lo malo’.

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com