Abraham - Dejándolo Todo por Una Promesa

Durante las ultimas 2 semanas hemos estudiado juntos los caminos de la salvación de Adán y Eva, y luego el de Noé. Ambos contienen elementos de obediencia y fe, y estos dos elementos son parte también de lo que vamos a ver en el caso de Abraham.

La vida de Abraham la hemos estudiado muchas veces de varios puntos de vista, en especial el tema de las promesas que para los Cristadelfianos, constituyen el texto del nuevo pacto para salvación, hablando de la venida de Cristo, de la herencia eterna de la tierra, y de la vida eterna y resurrección.

Pero cuales exactamente fueron los pasos que a este hombre personalmente le condujeron a la salvación? Ese el tema que en esta mañana nos preocupa.

Comencemos entonces en Génesis 12. [Génesis 12:1-4]

  • Que ocurre aquí? [Dios le llama a Abraham]

  • Diciéndole que? [Que abandone su tierra y parentela]

  • Para irse para donde? [a una tierra que Dios le mostraría]

  • Y si cumple, que le promete Dios? [varias cosas relacionadas con la bendición para el y su descendencia]

Y Abram, que hace? [Se va.] Y aquí comienza el camino de Abraham hacia la salvación. Analicemos esto mas cuidadosamente para entender que es lo que aquí ha pasado; comencemos en el v. 1: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

Adonde le dice Dios que se vaya? [a la tierra que te mostraré] Como entendemos esta frase, ‘la tierra que te mostraré’? [que no le esta diciendo adonde…] Que nos enseña esto? [Esto a mi me indica que para Dios era necesario, antes que todo, que Abraham estuviera dispuesto a dejarlo todo, y solo como punto secundario era el destino esperado.]

Y que nos enseña esto a nosotros, con relación a nuestro camino? [Que el primer paso en el camino a la salvación es el de dejar atrás todo lo que éramos y teníamos, y que ese primer paso es uno que se debe tomar independientemente a los detalles de la visión que tengamos del destino que esperamos alcanzar.]

  • Nos dice que Dios está buscando personas que están dispuestos a abandonarlo todo, aunque al principio ni estén seguros de lo que van a alcanzar, o adonde van a llegar, por haberlo hecho.

  • Que Dios busca personas que no están satisfechas con lo que tienen, y que no se van a conformar con seguir viviendo una vida inconformes. Que busca personas dispuestas a abandonar todo lo que tienen, solo para iniciar una búsqueda, para iniciar un camino que no estarán seguros adonde conduce.

Y si no somos personas así, personas que estamos dispuestos a reconocer que todo lo que pensábamos tener no es nada, no vamos a alcanzar la salvación. Se hubiera salvado Abraham quedándose en Ur? [no] Por que razón? [por no escuchar el llamado.] Esa incomodidad que una vez sentimos con lo que éramos… ese es el llamado de Dios! Pero hay muchos que aunque no se sienten perfectamente bien, seguros y satisfechos, están dispuestos a seguir donde están, solo por comodidad, por conformarse a las tradiciones de sus familias, sus culturas, etc. y porque no tienen el valor ni la fe de vivir una vida de incertidumbre, al menos por un tiempo, por correr el riesgo de alcanzar algo mucho mejor.

Al escritor de Hebreos, este punto le parece suficientemente importante como para enfatizarlo: Hebreos 11:8 – Por la fe Abraham obedeció para salir al lugar que había de recibir… y salió sin saber a donde iba.

Y entre mas tiempo me dedico a dar clases de la Biblia, mas importante me parece esto. Con las personas a quienes les he dado clases, constantemente nos estamos chocando con una pared que impide que sigan creciendo, que sigan avanzando: y esa pared no está allí porque no les parezca que lo que enseñamos no es verdad, o que la comunidad no sea buena. Esa barrera, ese impedimento a seguir creciendo, a seguir avanzando existe simplemente porque muchos no están dispuestos a arriesgar lo que tienen en las manos, por algo que aun no ven muy claro.

Veamos un pasaje que nos da una idea de la importancia de este concepto:

  • Mateo 6:24 – Ninguno puede servir a dos señores… estas son las palabras de Jesús, y son muy claras: no podemos vivir en dos mundos. Es imposible. Y nosotros a veces nos creemos mas inteligentes que Jesús, que sí hemos descubierto como vivir en los dos. Pero es imposible; no se puede estar en dos lugares al mismo tiempo, así como le hubiera sido imposible estar simultáneamente en Ur y Canaán, en el mundo y la tierra de la promesa, igual nosotros. No nos engañemos… si no salimos, no estamos llegando a ningún lugar. No es posible llegar al reino de Dios, viviendo aun en el reino del pecado y la carne.

  • Santiago 4:4 – Almas adulteras, no sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Porque usa aquí la palabra ‘almas adulteras’? [Porque la amistad con el mundo es tener otra mujer, otro marido] Querer venir a la iglesia, pero teniendo el corazón en el mundo, es como tener una amante, y venir a la casa y estar sorprendidos porque nuestra esposa ya no nos recibe… es absurdo.

Tenemos que decidir… porque mientras no podamos dejar atrás todo lo que representaba Ur de los Caldeos, esas cosas nos sujetarán; nos atarán a tierra impidiéndonos crecer.

Volvamos entonces al principio de Génesis 12; que cosas son las que tenemos que dejar?

  • Tierra

  • Parentela

  • Casa de nuestro padre

Antes de conocer a Cristo, estas cosas eran las rocas sobre las cuales se fundaba nuestra identidad y existencia.

  • Nuestra tierra: Que incluye? [Todas las influencias culturales de nuestra patria; nuestra educación, nuestros empleos, nuestro idioma, nuestra cultura, nuestro principios éticos y morales, nuestros amigos de infancia y los que hemos hecho ya mayores, nuestro barrio y todas las conexiones que tenemos con estas cosas, y todas las cosas que hemos utilizado en la vida para medir la realidad y la normalidad de nuestra existencia.] Esa es nuestra tierra.

  • Nuestra parentela: Es cual? [Toda la comunidad en la que existimos: abuelos, primos, tíos, sobrinos, nietos, todas las personas que nos formaron, que nos apoyaron, que nos daban trabajo, a quienes hemos amado y con quienes hemos peleado por años o décadas. Las personas que nos rodearon en todo momento, y por cuyas influencias somos lo que somos.]

  • La casa de nuestro padre: Nuestros padres; nuestros hermanos. Las personas que nos criaron, según lo que conocían, para bien o para mal. Quizás el laso mas difícil de romper… pero totalmente necesario: Mateo 10:37 – El que ama a padre o madre mas que a mi, no es digno de mi.

Los mismos pasos que tomo Abraham; la fe que tuvo para cortar todo lazo con lo anterior, sin saber a donde llegaría… tuvo que tener la fe para romper con todas las influencias, los controles, que estas cosas ejercían en su vida… y esta es la fe que tenemos que tener también nosotros. Porque no es posible tener los pies en dos mundos: no podemos amar al mundo que dejamos, y entrar al mundo venidero.

Volvamos a Hebreos, y veamos otro punto acerca de la vida del patriarca que enfatiza esto:

  • Hebreos 11:13-15 – Vivieron como extranjeros y peregrinos. Que es lo que nos dice esto? [Que si queremos el reino de Dios, nos tenemos que desligar de este mundo; no podemos estar tanto en Ur como en Canaan, no nos podemos quedar en Egipto, y a la vez entrar a la tierra prometida.] Todos los caminos al reino de Dios comienzan con abandonar el reino del pecado. El camino de la fe es exactamente eso, un camino, por una ruta que desconocemos, a un destino que nunca hemos visto. Pero tenemos que seguir en el camino, hasta que el reino se establezca, o entremos al descanso de la muerte.

  • Y veamos otro pasaje, en Juan. [Juan 17:14-16] Cristo y sus discípulos no eran de este mundo… y si Cristo nos viera ahorita, que diría acerca de nosotros? Estamos inmersos, mentalmente y espiritualmente en todo el proceso de nuestras carreras y familias, de nuestras ambiciones y sueños? Con que soñamos? Cuando tenemos unos momentos a solas, en que pensamos? Siquiera pasan por nuestras mentes las cosas de Dios, o es la casa, el empleo, los estudios, el carro, la comida, la ropa, las amistades, las preocupaciones con la familia… que cosas nos controlan?

Sigamos entonces con la vida de Abraham. El primero paso fue poder abandonar todo lo que tenia, todo lo que era, para seguir una visión no muy clara de algo que en su vida nunca recibió…

Pero hay otras etapas en su proceso, y uno de los mas importantes es de la justificación por fe.

Génesis 15:1-6 – Que preocupación tenia Abraham? [que no tenia heredero] Y Dios que hace a manera de darle respuesta? [le enseña las estrellas, y le dice que si las puede contar, así seria su descendencia…]

  • Y que evidencia concreta? Que pruebas? [ninguna] Pero Abraham? [le creyó a Dios, y le fue contado por justicia.]

La semana pasada vimos en Hebreos como de Noé se menciona la fe que tuvo para construir el arca, y por medio de esa fe salvó a su familia. Abraham, por medio de su fe, salva al mundo.

Vamos entonces a Gálatas 3, donde se explica la importancia de esta fe, con relación a nosotros: Gálatas 3:6-9 –

  • v. 6 – Aquí se cita el versículo que leímos en Génesis 15.

  • v. 7 – Este que nos dice? [que los que somos de fe, somos hijos de Abraham] Y el v. 8 aclara que esta fue desde el principio la voluntad de Dios, que los gentiles fueran salvos por esta misma fe.

  • v. 9 – Por tanto, los que son de la fe son bendecidos con el creyente Abraham.

Cuando Dios le llama a Abraham, le dice que todo lo abandone por algo que el no había visto. Esto demandó de el haber tenido mucha fe. Y a cambio de esa fe, recibe bendiciones. Si nosotros queremos recibir también bendiciones, tenemos que acompañarle a Abraham en su largo trayecto de vivir toda la vida como extranjero.

Vamos al final del capitulo: [v. 27-29] – Todos los que se han bautizado en Cristo de Cristo están revestidos, y si son de Cristo, son linaje de Abraham, y herederos según la promesa.

En el v. 7 se nos dice que los que tienen fe, son hijos de Abraham; en el v. 29 se nos dice que si somos de Cristo, somos linaje de Abraham… y para que queremos ser linaje de Abraham? [para ser herederos] Herederos de que? [la promesa…]

Romanos 4:13 – No por la ley le fue dada la promesa de que? [heredar al mundo] A quienes? [Abraham y a su descendencia.] Así que la herencia es de? [el mundo – bienaventurados los mansos, porque recibirán la tierra por heredad…] Esto es real; tenemos que dejar nuestras patrias por una que Dios dice que nos mostrara… pero que no recibiremos en esta vida. Y la Biblia no usa palabras por casualidad, si habla de ‘herederos’, que quiere que comprendamos? [que así como en la vida normal, la herencia de un hombre la reciben sus hijos, y los demás no reciben nada]. Si queremos heredar las promesas, tenemos que ser hijos de Abraham, porque si no los somos, no recibiremos nada.

[Romanos 4:18-25]

  • v. 18 – creyó en esperanza…

  • v. 19 – no se debilito en la fe…

  • v. 20 – tampoco dudo por incredulidad… se fortaleció en fe

  • v. 21 – plenamente convencido… todo lo que había prometido

  • v. 22 – por lo cual su fe le fue contada por justicia.

Y con nosotros tiene que ser igual. Tenemos que creer en esperanza, no debilitarnos al ver que ya estamos envejeciendo, y la muerte se acerca. No podemos ser incrédulos, tenemos que estar plenamente convencidos que Dios cumplirá. Y solo si creemos de esta manera, se nos contara la fe como justicia.

Y si creemos, que tenemos que hacer? [obedecer] Santiago 2:20-24. Si tanto creemos en Dios, tenemos que obedecer; tenemos que estar dispuestos a destruir lo que más amamos en la vida, por seguir ese camino. Creo que pocos de nosotros llegaremos a tener la fe suficiente como para que Dios nos someta a una prueba tan dura como la del sacrificio de Isaac. Pero tenemos que tener la fe suficiente como para por lo menos tomar el primer paso… de salir.

Y hay otras cosas que tenemos que obedecer por fe; volvamos a Romanos 4: [Romanos 4:6-8] – De que se habla aquí? [del perdón de pecados] De la justicia sin obras de la ley. [3:21]

Y en los siguientes versículos habla de la señal de la circuncisión; y veamos una frase interesante que aparece en el v. 11: «recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo.»

  • Volvamos a Génesis 17:1-8. [Génesis 17:1-8] Aquí se ha reiterado el pacto, lo ya prometido por medio de la fe: la multitud de su descendencia, los reyes que saldrían de el, la herencia de la tierra…

  • Y en los siguientes versículos, le da el mandamiento de la circuncisión, como señal del pacto… y la importancia de la circuncisión? [v. 14 – que el incircunciso ha violado el pacto, y será cortado]

  • Vamos ahora a Colosenses 2:11-12 – Aquí la circuncisión se relaciona con el bautismo: se relacionan en el concepto de cortar de nosotros la carne. Ese es el simbolismo que comparten. Así que en su sentido fundamental, vienen a ser la misma cosa. Y que se le dijo a Abraham? [que el que no se circuncidaba, había quebrantado el pacto.]

Y volvamos a Éxodo 12, para ver un mandamiento con relación a la pascua: Ex. 12:48 – Quienes podían participar de la pascua? [solo los circuncidados] Y esto es igual en la iglesia; de la cena del Señor solo participan los que se han bautizado, porque los que no se bautizan, no están en el pacto.

Y esto es lo mismo que se nos dijo en Gálatas 3: porque los que os habéis bautizado en Cristo, de Cristo estáis revestidos, y si sois de Cristo, linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa…

Así que que encontramos en Abraham? La idea de la salvación por fe, a la que nosotros podemos acceder por medio del bautismo. Si creemos, vamos a recibir el bautismo como señal de la fe que tuvimos… y como sabemos que esa fe es real? Por las obras que manifestamos… cuando los fariseos y saduceos acudieron a Juan para ser bautizados por el en el Jordán, que les dijo? [producid frutos dignos de arrepentimiento.]

Así que si creemos, el momento para comenzar a abandonar el mundo es ahorita; el bautismo es solo el sello de la fe que tenemos antes de bautizarnos, y la realidad de esa fe se manifiesta en las obras.

Para concluir, quiero que notemos algo que se ha venido desarrollando en nuestros primeros tres estudios acerca del camino de la salvación:

  • En Adán, tenemos un concepto muy básico de la salvación; que la salvación se pierde por la desobediencia, y por deducción, la salvación viene por obedecer.

  • En Noé, vimos ya que se habla en el NT que se salva por la fe… «por la fe Noé, hizo el arca». Pero fe en que? [en una destrucción total que venia] Así que esa fe que hubiera tenido Noé, era una fe que inspiraba principalmente que emoción? [el temor…] Y si no nos vamos a bautizar (entrar al arca) por ninguno otro motivo, hagámoslo por temor. El bautismo es nuestra arca, y si no lo hacemos, vamos a ser exterminados, eternamente, como lo fueron todos los que vivieron en tiempo de Noé.

  • Pero hay otro tipo de fe, superior; la fe de Abraham. Cual es la gran diferencia entre la fe de Abraham y la de Noé? [Que la de Abraham fue en una promesa, no en una amenaza.] Abraham se salva por creer en la posibilidad futura de algo grandioso, no de una destrucción total del mundo. Las dos cosas van a suceder, la destrucción y el cumplimiento de la promesa, pero es superior el que obedece por la promesa que el que obedece por la destrucción. Porque? [madurez] El hijo que le obedece al padre por temor al castigo es mas inmaduro que el que obedece por compartir la visión del padre para su vida.

Veamos esto:

  • Hebreos 11:7 – por la fe… con temor preparo…

  • Hebreos 11:8-10 – Abraham por la fe hizo también muchas cosas… por que razón? [esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.] Abraham obedece por la visión de algo superior, Noé mas por temor de ser aniquilado junto con su familia y el mundo entero.

  • I Juan 4:18 – El perfecto amor echa fuera el temor… Cuando le conocemos a Dios, cuando apreciamos la visión que el tiene para nosotros y para el mundo, cuando asimilemos la magnitud del sacrificio que ha hecho por nosotros, ya no tenemos que tener temor… el temor lleva en si castigo.

Alguien me puede explicar esto en otras palabras? [Comparación de el hijo y el padre, que madurando, y entendiendo el porque de los castigos, etc., ya no les tememos, porque sabemos que estamos cumpliendo la voluntad, y no seremos sorprendidos por ningún castigo.]

Para concluir, lo que hemos aprendido en esta mañana es lo siguiente:

  • Que Abraham no se hubiera salvado si no lo pudiera haber dejado todo.

  • Que se salva por la fe, y por esa fe nos salva también a todos nosotros, que la compartimos.

  • Que la fe de el fue una superior, de creer sin temor…

Si tiene preguntas o comentarios acerca de este estudio, comuníquese con Kevin Hunter a la siguiente dirección de correo electrónico: bible@christadelphia.org.

Volver al índice de:
El Camino a la Salvación

Continúa leyendo:
Lot: Acercándonos Demasiado al Mundo

Quedate un tiempo con nosotros y comenzarás a entender lo que Dios quiere comunicarnos en su palabra. Y si tienes preguntas o comentarios, escríbenos a preguntas@labiblia.zendesk.com